1 de abril de 2019

También da lo mismo un 1 que un 10

Me chiva otra vez Jesús (gracias de nuevo) un desliz en El Confidencial, que podría perdonarse como una errata, si no fuera por lo que revela sobre la falta de comprensión del significado de los números que se están manejando, y sobre la realidad social que está detrás.

El texto problemático forma parte de una noticia sobre la instalación en Toro (Zamora) de una importante empresa china. Para explicar la situación de declive de esa población se dice lo siguiente:
En un momento en el que la despoblación de gran parte de España ha entrado en campaña electoral, también surgen pequeñas historias de las que se pueden sacar grandes conclusiones sobre qué se puede hacer para evitar que los pueblos del interior de España se queden vacíos.
Una de esas historias ocurrió este mismo jueves en Toro, municipio de Zamora que, como tantos otros de Castilla y León, está sufriendo con fuerza la marcha de sus habitantes, con uno de cada 10 vecinos abandonando cada año la localidad, lo que ha llevado a su población censada a caer por debajo de los 9.000 habitantes, cifras nunca vistas desde los años cuarenta. [Énfasis en el original]
 ¡Uno de cada diez vecinos abandona el pueblo cada año! ¿Se da cuenta el redactor de lo que eso significaría, si realmente estuviera sucediendo? Una pérdida del 10% anual bajaría la población a la mitad en unos 6-7 años, y a la quinta parte en unos 15 años (hay que recordar que la bajada del 10% se produciría cada año sobre una cifra menor, y por ello el pueblo no se quedaría sin vecinos en 10 años).

Una caída de la población a ese ritmo en un pueblo de ese tamaño es realmente excepcional. Más propia de hambrunas, guerras o catástrofes naturales que de fenómenos ordinarios de migración o envejecimiento.

Por supuesto, no es eso lo que ha pasado en Toro: según el INE la población ha caído todos los años desde 2008, sí, pero nunca más del 2,1% anual, y a veces solo un 0,2% o un 0,3%. En promedio la caída es equivalente al 1,13% anual. O a un 10,7% en 10 años.

Tal vez alguien le contó al periodista que la población ha caído un 10% en 10 años, y este creyó que le decían que había caído un 10% cada año... sin reparar en el significado brutalmente distinto de ambas cosas. Entender mal un dato que te dan, tal vez en una conversación rápida e informal, le puede pasar a cualquiera. No caer en lo que significa y escribirlo como si tal cosa, no le debería pasar a un buen periodista. Y menos si se trata de la sección de Empresas, en la que se supone que sí saben de números.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.