19 de abril de 2020

¿Cómo se celebrarán las elecciones vascas y gallegas?

[Sobre un tema de interés personal, no relacionado con la malaprensa]

El pasado 5 de abril se iban a celebrar las elecciones anticipadas a los parlamentos vasco y gallego, que fueron suspendidas, por causa de la epidemia, que impedía realizarlas en condiciones seguras. Afortunadamente, la suspensión se decidió sin causar ningún conflicto político, porque todos los partidos entendieron que era lo más juicioso, aunque muchos expertos en Derecho Constitucional expresaron sus reservas sobre el encaje jurídico de la decisión.

Ahora bien, los parlamentos vasco y gallego fueron elegidos el 25 de septiembre de 2016 y su mandato termina el 25 de septiembre de este año, por lo cual, según los correspondientes estatutos y leyes electorales, las nuevas elecciones deben celebrarse, como muy tarde, un mes más tarde, hacia el 25 de octubre. Evidentemente, todos esperamos que para entonces la situación actual de confinamiento habrá sido superada, pero no es para nada seguro que hayamos vuelto a una situación de total normalidad. No sabemos si podrán celebrarse con normalidad mítines. No sabemos cuántas restricciones seguirán en pie respecto a la actividad económica. No sabemos cuántas recomendaciones seguirán existiendo sobre mascarillas, guantes, evitar el contacto físico, mantener la distancia de seguridad...

Sí sabemos, por otro lado, que a diferencia de la suspensión de unas elecciones que iban a ser anticipadas, la suspensión o aplazamiento de las elecciones, una vez terminado el mandato de los respectivos parlamentos sería un hecho extraordinariamente grave desde el punto de vista constitucional, que es de esperar que ningún gobierno intentara, y que de hacerlo se encontraría con múltiples recursos legales por parte de la oposición, y daría lugar a un conflicto político de enorme magnitud.

De manera que si las elecciones no pueden aplazarse y es posible que no hayamos vuelto a la normalidad, en relación con los riesgos para la salud de la actividad electoral, y en particular, el acto de votar, la conclusión lógica es que deberíamos plantearnos ahora si nuestra legislación y nuestra administración electoral son las más adecuadas para gestionar unas elecciones en una potencial situación de pandemia.

No soy experto en gestión electoral, y seguro que hay otros muchos asuntos importantes, pero el más obvio que se me ocurre es el del voto por correo: ¿podría el sistema gestionar un aumento enorme de la demanda del mismo, hasta, qué se yo, el 20% o el 30% de los votos emitidos, que se daría si la mayoría de la gente mayor de 70 años prefiriera votar de esa manera? Sospecho que no, pero si es así, habría que plantearse ahora los cambios legales y organizativos para hacerlo posible, incluyendo tal vez medidas imaginativas, y fuera de la rigidez administrativa tradicional, que lo hagan más ágil, sin reducir las garantías.

Esperemos que haya alguien pensando en esto. Aún hay tiempo para todo, incluso para reformar la Ley Orgánica de Regimen Electoral General, si hiciera falta. Esperemos que haya alguien pensando en ello, y que no nos encontremos en septiembre u octubre con un enorme "¡Uuupss!, no habíamos previsto esto".

7 comentarios:

  1. Y esto qué tienen que ver con errores y chapuzas de la prensa? Claro que hay gente pensando en como celebrar las elecciones, evidentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no tiene nada que ver. Por eso tiene la etiqueta de "off topic".
      Este es un blog personal en el que de de vez en cuando escribo sobre "otras cosas".

      Eliminar
    2. He añadido una aclaración inicial, para que haya menos dudas.

      Eliminar
    3. Muy fan de la gente que exige a un blog personal que el contenido sea el que ellos quieren...


      En fin.

      Eliminar
    4. No hay que molestarse. Probablemente no se había dado cuenta de que es un blog personal.

      Eliminar
  2. No descartes que propongan el voto electrónico. Ahora todo lo telemático está de moda. ¡Viva la modernidad!

    ResponderEliminar
  3. Tu preocupación me parece muy fundada. Quiero pensar que habrá gente ocupándose de ello, ya sea en el gobierno central o en los gobiernos autonómicos afectados. Si es así, no estaría de más que dijesen ya brevemente "estamos en ello" en los medios. También puede ser que en medio de toda esta crisis la atención esté en otra parte. En ambos casos, haces bien en recordarlo y difundirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.