25 de marzo de 2021

El Test de Rorschach de la pandemia

Después de un año de pandemia una de las cosas que creo haber aprendido es que es hay que ser extremadamente cauteloso al establecer relaciones causales entre las decisiones de las autoridades para controlar la enfermedad en diferentes regiones y países y la evolución del número de contagios, hospitalizaciones, y fallecidos.

Tanto si comparamos comunidades autónomas dentro de España, como si comparamos países dentro de la Unión Europea, o estados dentro de Estados Unidos, la relación entre las medidas tomadas por los gobiernos, y la evolución de la enfermedad parece imprecisa y muy poco lineal. Quiero decir que, en el extremo, sabemos que si "cierras todo" como hicimos en España entre marzo y mayo del año pasado, los contagios, y luego las hospitalizaciones, y las defunciones, caen de manera drástica y uniforme. Algo parecido pasó en el conjunto de Europa la primavera pasada, y llegamos al verano con cifras muy bajas, y no demasiado distintas, en todos los países.

Pero mi impresión es que del verano para aquí, cuando los diferentes países, o regiones, autonomías o estados dentro de cada país, han ido adoptando combinaciones variadas de medidas, se ha hecho más y más difícil comprender la relación entre las restricciones y la evolución de los indicadores. Mirando los datos solo de un país o de una región, pueden establecerse explicaciones ad hoc, que parecen funcionar, de por qué las cosas les han ido mejor o peor en diferentes fases. Pero cuando se amplia el horizonte siempre aparecen contraejemplos de lugares donde medidas similares no han tenido los mismos efectos, o donde ha habido evoluciones similares de la enfermedad con medidas muy distintas.

Eso no impide, claro, que en el fragor político de cada país o región, los gobernantes se quieran poner medallas, cuando las cosas van relativamente bien, o la oposición la emprenda contra el gobierno, cuando van relativamente mal, aunque en el fondo ni unos ni otros estén del todo seguros de cuánto de lo que sucede se debe a aciertos o errores de los gobiernos, y cuánto a otros factores fuera de su control, empezando por la meteorología, pasando por las variantes del virus, la estructura de edades de la población, los eventos azarosos de supercontagios, los hábitos sociales de la población no incluidos en las regulaciones, o los diferentes niveles de cumplimiento de las normas, entre otras cosas.

En España también hay quien está en ese juego, pero a mí, la verdad, me cuesta ver una relación clara entre las decisiones de los gobiernos autonómicos y la evolución de la pandemia en la segunda y tercera ola, que es cuando las comunidades han tenido la autoridad para tomar medidas de restricción de movilidad, limitación de horarios y aforos, etc... En la tabla siguiente he resumido los datos más crudos, los de mortalidad, por comunidades autónomas, en cuatro periodos que creo que son útiles para distinguir las diferentes fases (pinchando en la cabecera de las columnas pueden reordenar los casos).

 

Como se ve en la tabla, los picos de octubre-noviembre y los de enero-febrero han sido notablemente diferentes en comunidades con medidas no tan distintas. Hasta donde yo sé, no se ha explicado bien la relación entre esos picos y su nivel de restricciones. Si conocen algún estudio cuidadoso de esa relación, les agradezco que lo incluyan en los comentarios.

Mientras tanto, mi opinión, y mi recomendación (en lo que valga), es tomarse con extrema desconfianza los argumentos, políticos o mediáticos, que pretender ver relaciones claras y simples entre medidas políticas y comunidades a las que les va mal o bien en la pandemia en diferentes momentos. Me parece que la mayoría son interesadas y superficiales y, como el famoso test psiquiátrico, sirven más bien para revelar las ideas preconcebidas de los que los hacen.

31 comentarios:

  1. Creo. Que es fácilmente explicable: aquellos que sufrieron una mayor incidencia en la primera ola, han tenido menor incidencia en la segunda y la tercera. Los muertos solo pueden morir una vez y la seroprevalencia en esas comunidades o países debe ser altísima. No creo equivocarme si digo que en Madrid al menos un 30% de la población ha generado anticuerpos. Vamos, como si estuvieran vacunados.

    Por otra parte, es una falacia el indicador de casos o muertes por población total. En Madrid es donde más gente muere y se contagia. Y el valor absoluto es el que deja al descubierto que el "milagro de Madrid" no existe.

    Muchas gracias por tu blog. Ya te he encontrado en Twitter 😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, no entiendo bien porqué hace la observación de que no tiene sentido el indicador de muertes por población total. Es evidente que no lo tiene, pero el cuadro que se presenta en el artículo muestra número de muertes, por cada cien mil habitantes.
      Por otra parte, no veo clara la correlación negativa que usted menciona entre el número de fallecidos en la primera con respecto al resto de olas. Castilla y León, y Galicia, son algunos de los ejemplos en los que eso no se da.

      Eliminar
    2. El milagro de Madrid no existe, pero tampoco tiene sentido imponer en Madrid medidas estrictas, si como dices ya hay tantos contagiados.
      Y bueno, si no tiene sentido contar el número de muertos respecto a la población, entonces no tiene sentido hablar de Madrid. Hable usted de Nueva York y no haga demagogia anti-Ayuso, que se le ve el plumero. Se fastidia, porque va a arrasar.

      Eliminar
    3. Por cierto, disclaimer y tal: Ayuso hizo bastante demagogia durante la primera ola. Y fue la primera que cerró colegios (que visto desde el punto de vista confinista, debería ser motivo de elogio, pero no lo es desde el mío). Y luego ha cerrado barrios y tal, cuando ella misma reconoce que los cierres perimetrales no funcionan (para atacar los que aplican otros). Tiene montones de incoherencias y errores, pero visto lo visto, es lo menos malo de lo que se ve por España y por Europa.

      Eliminar
    4. El indicador que es una falacia es el de muertes/casos por 100k habitantes de la población total de una comunidad o país. Usted mismo ha reconocido, sin darse cuenta, que un indicador basado en la población total no tiene ningún sentido. Por favor, lea el enlace a una entrada de este blog que he puesto anteriormente, en el que se analiza por qué.

      CyL ha realizado una gestión modélica de la pandemia a pesar del importante intercambio social con la Comunidad de Madrid. Gracias a ello, el número de muertes ha sido en las 3 olas muy moderado, pero aparece como "líder" de una clasificación de por sí absurda e insensible, que se basa en un indicador totalmente absurdo.

      Siendo igual de absurdo e indecente, tendría mucho más sentido comparar Madrid con Barcelona o Valencia (ciudades). Y ahí, si mira los datos imparcialmente, entenderá el resultado de aplicar restricciones

      Otra cosa: por mucho que lo repitan no va a ser verdad que Ayuso fue la primera en cerrar colegios y reaccionar. Euskadi y Catalunya ya habían cerrado colegios y habían solicitado cierre perimetrales que Ayuso se negaba a aplicar (así de jodidos estuvimos en el País Valenciá tras la estampida de algunos desalmados madrileños esos días.

      El día 9 se anuncia el cierre de colegios en la provincia de Alava y Madrid. Álava cerró el día siguiente y Madrid se tomó su tiempo y cerró los colegios el 11, ya con la pandemia complemente descontrolada.

      Curiosamente nadie se acuerda de la celebración de una feria MASIVA el fin de semana previo en un recinto cerrado ni de cómo mantuvo el transporte público hacinado. Por no hablar de que fue la última comunidad en recibir material, con el bochorno de los aviones perdidos. Tanto fue que el País Valenciá le tuvo que prestar material. Cuando Ayuso prefirió hacerse una foto con su primer avión en lugar de estar en la conferencia de Presidentes Autonómicos, en el País Valencià ya habíamos recibido el séptimo avión y teníamos protegidas las residencias y los sanitarios. Eso sí, sin nadie haciéndose la foto y centrando todo el esfuerzo en salvar vidas.

      Pero Ayuso patatas

      Eliminar
    5. Lo de no aplicar medidas restrictivas se lo preguntas a las decenas de personas que fallecen cada semana en Madrid como módico precio a pagar para que tú puedas satisfacer algo tan sagrado como ir a un bar o una discoteca

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. La pandemia ha confirmado que una gran parte de la población solo tiene en su cabeza una lucha politica repugnante y solo le importan los muertos para hacer rankinga, repitiendo mantras como loros sin informarse o simplemente porque favorece a su partido político.

      Eliminar
    8. Es verdad, Ayuso no fue la primera en cerrar coles. Más a su favor.

      Eliminar
    9. Y lo de los madrileños desalmados ya lo diréis cuando estéis todos arruinados por la falta de turismo. Es cuestión de tiempo. Por ahora os tienen comido el coco con ayudas que no van a llegar. Pero bueno, arrieros somos.

      Eliminar
    10. Por cierto, ahora los bares de la Comunidad Valenciana están abiertos. En qué quedamos? No sabéis vivir sin bares? Está matando gente Ximo Puig?

      Y el País Vasco está dando cheques regalo para que la gente vaya a los bares. Se han vuelto todos asesinos de repente? Jajaja. Es descacharrante. Me parto con vosotros.

      Eliminar
    11. Veo que eres muy imparcial, que te has contagiado del supremacismo ultranacionalista que se ha instaurado en Madrid y que eso del análisis basado en datos para tí es una categoría de PornHub. En ese campo yo no juego.

      No tenéis ni idea del daño que estáis haciendo a Madrid.

      Y de lo ridículos y tristes que podéis ser en vuestra absurda politización de la pandemia y el reparto de carnets de listos y tontos. De buenos españoles con pasta y de muertos de hambre a provincianos que ansían vuestro dinero para sobrevivir

      Tenga un buen día

      Eliminar
    12. Por cierto, en el País Valencià los bares cierran a las 18:00.

      Pero no sé si entenderá la diferencia

      Eliminar
    13. Los bares en el País Valencià cierran a las 18:00 y se han abierto con una incidencia diez veces más baja que la CAM. La gente mayoritarianente lleva mascarilla y solo se la quita lo imprescindible, con una distancia mínima de 2 metros entre mesas y 4 personas por mesa máximo. Y no está el gobierno autonómico incentivando la vida loca. No nos ha pasado nada por no hacernos la cañita o ir a la discoteca, porque tenemos respeto a los vulnerables. Y no estamos dando por saco por no poder irnos al "apartamento en la playa". Vivimos con relativa libertad siendo una pandemia y nuestra peor ola se ha podido parar entre todos. Y aunque hayan fallecido la quinta parte que en Madrid ¡sin dividir por el número de personas rubias o numerosas de aspiradores). Pero ha sido igual en Galicia, Andalucia, Galicia ... en TODAS. Salvo en una que es la que da lecciones y se cree la mejor porque divide sus tristes datos por un denominador absolutamente caprichoso.

      Veo que usted no solo defiende con la venda en los ojos a un dirigente político, sino que ha sido contagiado por ese supremacismo que se ha instaurado en parte de la sociedad madrileña (afortunadamente, muchos se avergüenzan) y cree que los provincianos perimetrales estamos esperando como muertos de hambre el dinero de los que son el motor de la economía y trabajan para caritativamente renuncien a parte de su dinero con los vagos aldeanos.

      Eso de dar carnets de buenos y malos españoles ya se hizo el siglo pasado. Y salió mal.

      Cuánto daño le estáis haciendo a Madrid y a España

      Eliminar
    14. Os está quedando un discurso supremacista muy chulo.

      Eliminar
    15. O sea, que los bares están abiertos. Solo se asesina gente hasta las seis de la tarde.

      Eliminar
  2. Aquí la explicación de por qué no tiene sentido considerar la población total, desde mu humilde punto de vista

    http://www.malaprensa.com/2020/05/el-new-york-times-tambien-lleva.html?m=1

    ResponderEliminar
  3. La teoría de algunos sobre que el confinamiento en Valencia no ha funcionado es espuria. Solo hay que ver las muertes causadas por la epidemia en la Comunidad Valenciana en la hola fuerte y ver el equivalente en Madrid en la primera. Sin confinamiento selectivo (no, no lo ha inventado Ayuso), habríamos tenido los mismos muertos que Madrid. Mi padre de 86 años agradece no estar gobernado por una irresponsable como Ayuso. Pero... y lo bien que queda ir dando lecciones a todo el mundo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mírese los datos de la República Checa y saque conclusiones.

      Eliminar
  4. Estos comentarios confirman la teoría, supongo.

    La pandemia ha tenido un efecto que casi se puede considerar mágico. Ha confirmado a todos lo que ya pensaban antes. A unos les ha confirmado una cosa y a otros la contraria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto. Y en caso de gran incertidumbre, no hay que tomar medidas radicales. Yo soy totalmente anticonfinamiento, pero habría aceptado medidas intermedias como las que aplicó Suecia. Cerrarlo todo y encerrar a la gente en casa, como se hizo, fue un crimen, y peor aún: un error. Fruto de la soberbia cientifista que nos asola, y de la sociedad de riesgo cero que nos hemos autoimpuesto. La única manera de no coger ningún virus es dejar de respirar, que es lo que han preconizado muchos para sí mismos, y peor aún, se lo han impuesto a los demás.

      Eliminar
    2. La pandemia ha confirmado que una gran parte de la población solo tiene en su cabeza una lucha politica repugnante y solo le importan los muertos para hacer rankinga, repitiendo mantras como loros sin informarse o simplemente porque favorece a su partido político.

      Y que Madrid ha conseguido en pocos meses ser más insolidaria, clasista, soberbia y endógena que Catalunya y Euskadi tras años de lucha por la independencia

      Eliminar
    3. La pandemia ha confirmado que una gran parte de la población solo tiene en su cabeza una lucha politica repugnante y solo le importan los muertos para hacer rankinga, repitiendo mantras como loros sin informarse o simplemente porque favorece a su partido político.

      Eliminar
  5. La vilipendiada Suecia es la 18ª de 26 países europeos en exceso de mortalidad, sin hacer cierres estrictos. ¿De dónde te sacas, Josu, que los cierres totales sí bajan los contagios? Ni siquiera eso es seguro. Ha sido todo un gran autoengaño colectivo, pero los que desde el principio lo rechazamos fuimos tachados de negacionistas, frívolos y asesinos. Pues nada, ahí lo tenéis. Muerte y ruina. Disfrutad de vuestra inmensa sabiduría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin restarte razón a gran parte de lo que dices, también es verdad que a Suecia hay que compararla con los países de su entorno (Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia), y ahí es claramente la peor, con mucha diferencia.

      Eliminar
    2. Correcto. Por eso es erróneo acusar a Suecia de no aplicar las medidas que aplicamos en España, como se hizo: porque es un país distinto. Cada país tiene su idiosincrasia. Lo que no se puede es pretender que actúen como nosotros, y luego compararlos con su entorno en número de muertos. Eso es trampa.

      Por cierto, que el Gobierno noruego hizo autocrítica tras la primavera, y sugirió que quizá fue un error cerrar los colegios, que es lo que no hizo Suecia.

      Eliminar
    3. ¿Gibraltar, Portugal o Andorra y España, tienen algo que ver desde el punto de vista pandémico? No. ¿Entonces por qué entonces a Suecia hay que compararla con los países de su entorno? Se quiere comparar países muy diferentes. Suecia es un país con mucha más población que los otros, mucho más urbano y cosmopolita que los otros del entorno? La mortalidad por Covid suele estar correlacionado con el tamaño y concentración de la población total, las urbes y el número total de positivos. No tienen nada que ver Suecia con los demás. Desde el punto de vista de su poblacion se parece más a Portugal por ejemplo, y sus resultados han sido mucho mejores...

      Eliminar
    4. Ah, Portugal... país que era ejemplo porque allí los partidos políticos pactaban. Qué tiempos. Hungría, en cambio, no era modelo de nada, pese a que tampoco tenía muertos. Ahora tanto uno como otro están arriba en los rankings.

      Eliminar
  6. Hay que añadir que los argumentos de los que habla Josu no solo los dan los políticos, sino también múltiples epidemiólogos de cabecera, muchos de ellos a sueldo de los distintos Gobiernos, o si no de las televisiones, que tienen la solución mágica para una pandemia que también muchos de ellos preveían que iba a ser como una gripe. Así que no es de extrañar que luego salga un juez diciendo que son médicos que han hecho un cursillo. Habrá epidemiólogos válidos, pero desde luego estarán trabajando y no saliendo en la tele asustando viejas.

    ResponderEliminar
  7. Quiero decir que, en el extremo, sabemos que si "cierras todo" como hicimos en España entre marzo y mayo del año pasado,

    Entre marzo y mayo tampoco se cerró todo. Se abrieron comercios esenciales (supermercados, farmacias, estancos,...), funcionaba el transporte público, se permitió la compra por internet.

    Y luego está el problema de la picaresca de los que aprovechaban las excepciones a las restricciones de la movilidad para salir mucho a la calle. Por ejemplo, los que hacían en el supermercado una compra pequeña y así tenían un pretexto para comprar en el supermercado varias veces al día.

    Otro problema durante el confinamiento entre marzo y mayo fue la escasez de mascarillas. En esa época no eran obligatorias porque no había suficientes para todos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Josu. Muchas gracias por la entrada y la tabla.
    En este artículo citan una investigación en formato "preprint" que ha recogido evidencia científica que avala que las medidas que suponen el cierre de interiores en los que la gente, necesariamente, tiene que quitarse la mascarilla (bares, restaurantes,...) se encuentran entre las más eficaces para evitar la propagación del virus:
    https://www.eldiario.es/sociedad/veintena-estudios-avalan-cierre-bares-cortar-transmision-coronavirus_1_7343852.html
    Luego también estaría la propagación en aquellos lugares cerrados, o insuficientemente ventilados, en los que la gente, o bien por relajación (ámbito doméstico; no sé por qué mucha gente parece pensar que, si visitas a personas de tu familia, es más difícil el contagio y, por lo tanto, te puedes la mascarilla: véanse los efectos catastróficos de la Navidad), o bien por falta de voluntad de cumplimiento de la normativa por parte de dueños y usuarios (locales de ocio nocturno), o bien por falta de ventilación o por mascarillas ineficientes (en cualquier ámbito cerrado, incluido el trabajo).
    En todo caso, a estas alturas lo que sabemos seguro, a mi modesto entender, son tres cosas:
    -que las vacunan funcionan;
    -que las mascarillas (de farmacia y correctamente utilizadas) son fundamentales;
    -que lo más arriesgado que podemos hacer es quitarnos la mascarilla en cualquier lugar cerrado que no sea nuestra propia casa; en este sentido, los cierres de los interiores de los negocios de hostelería se han mostrado muy eficaces.
    Otra cosa que sabemos, y que recomienda la mayoría de los expertos, es que hay que promover las actividades al aire libre, porque, bien hechas, son seguras. De hecho, siempre que se pueda mantener una distancia mínima de dos metros en un espacio abierto, se pueden quitar las mascarillas con un bajísimo riesgo. Otra cosa es el humo de los fumadores, que también sabemos que puede ser portador de virus, por lo que debería limitarse su uso al menos en las terrazas.
    Más allá del confinamiento estricto, que sabemos que funciona, pero que es desastroso para la economía, estas son las medidas que los expertos dicen que funcionan. Unas son fácilmente controlables si existe voluntad política (cierre de los interiores de los negocios de hostelería porque es imposible comer/beber sin mascarilla y, muy importante, vigilancia del cumplimiento de dicha medida, fomentando la apertura de terrazas y el envío de comida a domicilio) y otras son imposibles de vigilar y, por lo tanto, no tiene sentido regularlas, sino que dependen enteramente de cada uno de nosotros: no quitarnos NUNCA las mascarillas cuando visitemos a familiares y amigos en sus domicilios, ni cuando acudamos al trabajo, ni cuando vayamos a ver una exposición, al teatro o al cine (en este sentido, por cierto, debería estar prohibida de momento la venta de bebidas y palomitas, cosa que, para mi estupor, no se está haciendo en muchas salas).
    PD: una pregunta para Josu. En la tabla, que es estupenda, recoges los "Fallecidos con diagnóstico positivo de covid-19", pero sabemos que en la primera ola hubo muchísimos más fallecidos por covid-19 sin diagnosticar que en las demás olas (se les denominaba fallecidos por ´"síntomas compatibles"). ¿No podrías controlar ese problema de los datos comparando estas cifras con las de "sobre mortalidad" para esos mismos períodos?

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti, y tus comentarios no se confundan con los de otras personas.
Los comentarios de las entradas menos recientes son revisados por mí y no se publican inmediatamente.