24 de abril de 2004

Encuestas no representativas

Titula El País de ayer (de pago) una noticia de sociedad "Cuatro de cada 10 sacerdotes brasileños admiten haber incumplido el celibato". Como el titular sugiere, los datos vienen de una encuesta. Pero en el segundo párrafo del texto descubrimos que "la encuesta, sin embargo, sólo fue respondida por 1.831 de los 16.600 sacerdotes a los que fue enviada por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB)".

Todo periodista debería saber que cuando la muestra de personas que responde a una encuesta es auto-seleccionada, el valor de la misma es muy bajo, por no decir ninguno. Este es el caso, por ejemplo, de todas las encuestas colocadas en páginas web, a las que responden voluntariamente algunos de los lectores. Esas encuestas no representan nada, puesto que aquellos que responden son un grupo de población absolutamente peculiar: son usuarios de Internet (por tanto, más jóvenes, más formados, más ricos que el conjunto de la población), son lectores de una página concreta (por tanto, con un cierto sesgo ideológico, o de interés por un tema), y se interesan lo suficientemente por el tema de la encuesta como para perder su tiempo en responder. Es decir, que sus opiniones no nos dicen literalmente NADA de las de la población.

Sin llegar a algo tan extremo, cuando se distribuye un cuestionario (por correo o correo electrónico) a un grupo grande de gente (en este caso 16.600 sacerdotes, que a su vez deben ser una muestra de los que hay en Brasil) y sólo responde una pequeña parte (1.831 son el 11%), no podemos asumir que los que responden son representativos del total. Lo más probable es lo contrario: que los que hayan respondido tengan una motivación, interés o atención al tema de la encuesta diferente al de los que no responden. Es difícil, sin conocer la realidad brasileña, suponer en qué dirección puede ir el sesgo de los que responden (si son más o menos cumplidores de las reglas del celibato). Tampoco sabemos por la noticia detalles importantes sobre cómo se hizo la encuesta, sobre todo en lo relativo al anonimato.

En definitiva, dudas suficientes para preguntarse si una noticia así, sobre una realidad bastante remota (¿cuántas noticias sobre la iglesia brasileña se publican en España?) merece el espacio dedicado. O si, al menos, el periodista no debería advertir más al lector sobre lo poco fiable de los datos.

Algo mejor lo hizo la edición electrónica de El Mundo, (gratuito), puesto que anteponía al titular "El 41% de los curas brasileños confiesa que violó el celibato" el antetítulo "Sólo respondieron 1.800 de 16.600 encuestados". Y volvía a destacar el dato de la limitada respuesta en el cuerpo de la noticia remarcándolo con negrita. No explicaban bien por qué eso era importante, pero al menos llamaban la atención del lector sobre ello.

Comentarios hasta el 26-12-09

Además de la falta de representatividad de la encuesta, me parece que hay un uso confuso del concepto de celibato. El diccionario de la lengua on-line dice que celibato es: "soltería.1. f. Estado de soltero", y una organización religiosa católica lo define como "el no estar casado y, en el uso de la Iglesia, un compromiso de no casarse. La Iglesia hace distinción entre el celibato de laicos y el celibato eclesial. En ambos casos se escoge libremente, por razones religiosas, el no casarse".

Según esto, el 41% de los sacerdotes que respondieron afirmativamente se habrían casado en algún momento, lo que no creo sea el significado que se debe dar.


(Sigue)
En ese sentido, la noticia de El Mundo acerca el sentido de la palabra a los términos reales cuando dice en el primer párrafo que dicho 41% "admitió haber tenido relaciones afectivas, e incluso sexuales,con mujeres después de su ordenación" .

Pero esto no es vinculable al concepto de celibato, pues no solo no dice que se hayan casado, sino que tan siquiera informa de que hayan convivido con sus parejas durante algún tiempo, lo que sería al menos una aproximación al matrimonio real que anularía el celibato.
Al final, como se recoge en El Mundo, parece que lo "que se quería saber [era] si el sacerdote había tenido relaciones sexuales con mujeres después de su ordenación." -es decir el incumplimiento del voto de castidad- lo que es posible sin dejar de ser célibe.


(Y termina)
¿Será porque los religiosos identifican celibato con castidad, siendo tan claro que no son términos equivalentes? ¿Será por evitar usar el mal visto término de amancebamiento = Trato sexual habitual entre hombre y mujer no casados entre sí?.

Aunque, supongo que la mayoría hemos entendido por "donde iban los tiros" con la palabra celibato ¿No habrá alguna palabra más precisa para definir el concepto objeto de la encuesta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.