31 de agosto de 2004

Vuelta al cole... para periodistas

(Gracias a Salvatierra de Barros por la pista)
Hay ciertas fechas del año en las que aparecen, de forma ritual, "noticias" (que no son tales, pues todos los años se repiten), sobre temas sociales asociados a la fecha, bien porque se celebre el día mundial de tal o cual cosa (el Sida, la infancia, la mujer trabajadora o lo que sea), bien porque en esa época del año se produzca habitualmente un determinado comportamiento social (los gastos navideños, en particular en juguetes, o las rebajas, o las vacaciones en la playa).

Uno de esos artículos que no suele faltar es el de los gastos de las familias para la "vuelta al cole", que suele aparece por septiembre pero este año se ha adelantado un poco, ya que ABC abrió fuego el día 24 de agosto titulando que Las familias españolas desembolsarán casi mil euros por hijo en preparar la vuelta al colegio, y le han seguido en masa esta semana otros muchos periódicos, con titulares variados, y llamativos por su rango de gastos. Las estimaciones van desde "no menos de 500 euros" para las familias vascas (El Correo), pasando por el interesante concepto de "un desembolso medio que, en el menor de los casos, no será inferior a los 500 euros" (Diario Vasco), o el no menos notable de "una media de entre 450 y 1.100 euros" (Hoy Digital), hasta llegar, multiplicado por dos hijos de la "familia media", y fijándose en la parte alta del rango, a "una media de 2.000 euros", inmediatamente desmentida en el texto de la propia noticia, en Canarias Ahora.

Aparte de que parece claro que muchos periodistas necesitan su propia vuelta al cole para ver si se enteran de lo que significa la media, todos los textos parecen provenir de las mismas fuentes, la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), que estima el gasto entre 450 y 1.100 euros (no encuentro el comunicado en su página web), y la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), que da un rango entre 678 y 964 (¡qué precisión!).

Del comunicado de prensa de CEACCU y de los textos de las noticias se deduce claramente que estas "informaciones" no se basan en ningún tipo de encuesta, sino en la "estimación" realizada por las propias organizaciones, sin ningún tipo de información sobre el método, que tiene toda la pinta de ser "a ojímetro". Y ese ojímetro parece dejar mucho que desear. Tanto el comunicado de CEACCU como los textos de las noticias muestran una considerable falta de rigor: mezclan gastos mensuales (comida, transporte) con otros de inicio de curso (libros), mezclan gastos generales (ropa y calzado) con otros propios de los estudios (libros y material escolar), mezclan cosas necesarias con otras voluntarias (actividades extraescolares), y algunas generales (libros, de nuevo) con otras que sólo un cierto porcentaje de los niños usa (comedor y transporte escolar). Total, un totum revolutum falto de toda seriedad, pero que todos los medios de comunicación repiten al unísono.

Incluso algunos medios que consultan otras fuentes parecen no darse cuenta de que otros datos contradicen esas estimaciones. Por ejemplo, ABC, citando fuentes de los editores de libros, da una cifra total de ventas el año pasado de 615 millones de euros, con un gasto medio por alumno de 90 euros (entiendo que de todas las etapas no universitarias), mientras que la CEACCU da un rango entre 165 y 220 euros por alumno. Lo que sería suficiente para poner en tela de juicio todos los demás datos de esa organización.

Otro ejemplo: ayer escuché en la SER como, para ilustrar la noticia, tomaban gente por la calle (o en tiendas) y les preguntaban por el asunto. Las dos mujeres que salieron dijeron que se iban a gastar una barbaridad, "al menos 20 y pico mil pesetas", dijo una, y "más de 30.000 pesetas" dijo la otra (cito de memoria). Estupendas ilustraciones para noticias que hablaban de un gasto entre 500 y 1.000 euros (entre 80.000 y 160.000 pesetas, para redondear).

En fin, ya que toca hacerlo todos los años, a ver si algún periódico se anima a hacer una encuestilla, aunque sea una vez, y contarnos de verdad la cosa (suponiendo que tenga interés).

Y por favor, con mayor rigor, porque si no, se justifica el comentario, que reproduzco, de Salvatierra de Barros:

Cada año el mismo artículo, el mismo titular, el mismo tema, la misma sandez
...... LAS FAMILIAS ESPAÑOLAS GASTARÁN TROPECIENTOS MIL EUROS PARA PREPARAR
LA VUELTA AL COLEGIO

Todavía está por ver que alguien describa la realidad por pasiva, LOS
ESCOLARES ESPAÑOLES VAN DESNUDOS EN VACACIONES

Cada año nos cuentan lo que cuesta equipar a un niño en el mes de
septiembre, como si camisas, polos, pantalones, camisetas, polos, cazadora,
zapatos y calzoncillos fueran un gasto escolar exclusivamente, como si los
niños no fueran vestidos en vacaciones, como si los niños no fueran vestidos
los fines de semana, como si los niños no necesitaran ropa, de vez en
cuando, como nos ocurre a los mayores por necesidad, gusto, placer, cambio
de talla, afición por ir a la moda, por que sí o por que no.

Coste escolar será el de libros, material, escolaridad y otros obligatorios
y exclusivamente asociados a la escolaridad, pero el resto forma parte del
coste que tiene vivir en este mundo, como nos gusta vivir.

Y a mayor abundamiento las cifras standard: coste de matrícula en centros
privados (no todos lo tienen); el coste del transporte escolar no es un coste de septiembre, es un coste de todo el año si tus hijos van al colegio en bus escolar ¿cuántos lo hacen por cierto? Si hablas de coste escolar de comedor, elimina el coste familiar de darles de comer, hacer la comida, fregar la vajilla (porque a mi en mi casa darles de comer en vacaciones me cuesta una pasta y un tiempo)

Todos los años el mismo tema contado de la misma manera es aburridísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.