8 de septiembre de 2004

¿Crisis de la familia? Quizá, pero no tanto

(Artículo completo enviado por Wonka. Muchas gracias)

El ABC del 8 de septiembre de 2004, bajo el título "Más de millón y medio de parejas rotas," se refiere a unos datos sobre matrimonios, separaciones y divorcios en España cuyo tratamiento no tiene despercicio como ejemplo de “malaprensa”.

Por una parte, se empeña, como muchas otras fuentes (véase, por ejemplo, la nota del Instituto de Política Familiar, de la que parece beber la noticia), en sumar las separaciones y los divorcios para medir el total de rupturas matrimoniales que se producen al año, o en periodos superiores, en España. Sumarlos implica contar dos veces la misma cosa, pues es requisito necesario de un divorcio una separación previa, como, por otra parte, se recoge en la noticia adyacente (“El anteproyecto de ley del divorcio prevé suprimir la separación como paso obligatorio para poder pedir el divorcio”). Claro, al sumar separaciones y divorcios obtienen la exagerada cifra de “más de millón y medio de parejas rotas” desde 1981 hasta 2003.

Seguramente los matrimonios rotos (cuando habla de parejas se refiere a matrimonios, que son los únicos que pueden pasar por procesos de separación o divorcio) son bastantes menos, teniendo en cuenta, como también reconocen en la noticia, por boca de un representante del IPF, que “un 25% de las parejas que se separan ‘acaban’ reconciliándose”. A lo que habría que añadir, si fuera cierto, el 5/10% de los matrimonios que se separan pero nunca se divorcian, como se afirma, eso sí, sin referencia comprobable ni explicaciones sobre el cálculo, en la susodicha nota de prensa del IPF.

La cifra de “cuatro millones de ciudadanos ... implicados ... en un proceso de separación matrimonial” procede, claramente, de un informe también del IPF, con datos hasta 2002 (900.000 separaciones, 600.000 divorcios , 1.000.000 de hijos implicados), repetida acríticamente por el periodista. Vale tan poco como la del millón y medio.

Por otra parte, recoge un dato de cuya procedencia todavía no estoy seguro, pero es a todas luces erróneo. Se afirma: “Según el CIS, el 52 por ciento de los matrimonios no alcanzan los diez años de vida, y buena parte de los que llegan lo hacen con serias dificultades”. Si fuera así, estaríamos asistiendo a una crisis familiar de enormes proporciones y, seguramente, nos habríamos dado cuenta de ello. No es el ABC el único que ha recogido esta información. En el diario Hoy Digital se afirmaba: “Los matrimonios de hoy tienen mucha menos paciencia para aguantarse: el 52 por ciento no alcanza los diez años de vida, y muchos de los que llegan lo hacen con serias dificultades”. Aquí no se cita la fuente del CIS, aunque sí se menciona a este organismo como responsable de una encuesta sobre actitudes sobre estos temas.

¿Será que el ABC ha bebido de la fuente del Hoy Digital o que ambos han bebido de la misma fuente? Apuesto por que el ABC ha bebido directamente de Hoy Digital (o intermediario equivalente), sobre todo por la atribución al CIS del dato del 52%. Y apuesto por que la información de Hoy Digital (y de ABC, en última instancia) bebe de la fuente del informe ya mencionado del IPF, en el que se afirma (de nuevo sin referencias) algo que sí puede ser plausible, pero que no tiene nada que ver con lo que afirman ABC y Hoy Digital: “El 52% de los matrimonios que se separan no alcanza los diez años de vida”. Un dato que, por cierto, para ser del todo relevante, habría que comparar con la duración media de los matrimonios que no se separan.

Se combinan en este caso de “malaprensa” tres de los rasgos habituales del género: la reiteración acrítica de informaciones producidas por grupos de interés (en este caso el Instituto de Política Familiar, probablemente inclinado a exagerar el problema de las rupturas familiares), la falta de “numeracy” de algunos periodistas (que debería hacer saltar sus alarmas ante el dato del 52%) y, casi peor, la incapacidad para darse cuenta de las incoherencias entre los datos que manejan en la misma noticia. Todo un logro en despropósitos.

Comentarios hasta el 26-12-09

Y se une a ello la tendencia propia del ABC de alinearse con las tesis tremendistas de crisis familiar, crisis de valores, crisis morales, etc. Cuando utiliza a sus columnistas con opiniones propias está muy bien y hay que alabar la valentía de defender opiniones con nombres y apellidos (ejemplos claros los hay a menudo entre sus columnistas y además no siempre alineados con las posiciones más habituales del periódico) pero recurrir a terceras fuentes es otra cosa.

A mi el dato del 52% no me parece tan sospechoso. Pero hay que recordar que hanblan de 52% de matrimionios, no de personas. Yo conozco varios hombres que van por la tercera o cuarta mujer. Es solo una persona, pero muchos matrimonios. Por lo tanto es muy probable que mas de la mitad de las personas casadas tengan matrimonios duraderos, incluso si es cierto que el 52% de los matrimonios duran poco.

Lo que me pone los pelos de putna es la frase en sí: "El 52% de los matrimonios que se separan no alcanza los diez años de vida". Mejor algo así como "El 52% de las roturas, es entre matrimonios que se iniciaron hace menos de 10 años" (tamopco es una frase maravillosa, pero al menos es clara).

Y és aún peor mi incapacidad de releer con cuidado antes de apretar el boton de enviar. Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.