10 de diciembre de 2004

Haciendo el payaso

(Muchas gracias, por enésima vez, a Wonka, por todas las pistas).
Llega la Navidad, y es el tiempo de los juguetes, los regalos... tiempo también para que algunos periódicos hagan el payaso malinformando a los lectores sobre los peligrosos juguetes que les esperan en las tiendas. El ABC del miércoles 8 de diciembre titulaba "Seis de cada diez juguetes que se venden en España son tóxicos, defectuosos y poco seguros". Según el texto, "Sanidad advierte de que el 61% de los juguetes que ha analizado incumplen la normativa." Dos interesantes saltos lógicos:
- incumplir la normativa no es lo mismo que ser "tóxico, defectuoso y poco seguro";
- ¿los juguetes analizados serán una muestra aleatoria de los juguetes vendidos?

El Mundo del mismo día también se lucía: "Sanidad recomienda comprar los juguetes de fabricación española y en 'tiendas de confianza'," decía, y se arrancaba con este párrafo:
Mucho cuidado con las compras de juguetes en Navidad. La advertencia llega de la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que asegura que el 70% de los productos analizados no cumplían las normas de seguridad y calidad exigidas. Su recomendación: comprar los juguetes en "tiendas de confianza" y apostar por los que son de fabricación española o europea.
Vaya por Dios, lo de "o europea" se ha caído del titular. Y el porcentaje del 60 ha subido ya al 70%. La cosa empeora. Pero atención, el segundo párrafo nos da una pista para entender toda esta locura:
Salgado quiso lanzar sin embargo un mensaje de tranquilidad al recordar que ese alto porcentaje no quiere decir que el 70% de los productos que hay en el mercado incumplen la normativa, ya que sólo se analizan los juguetes que de algún modo son "sospechosos".
Menos mal que mandó un mensaje de tranquilidad, porque si no habría que ver con qué párrafo habría comenzado la noticia. Pero lo crucial es que, efectivamente, según esta nota de prensa del ministerio, "El alto porcentaje de productos defectuosos es consecuencia de que al CICC sólo se remiten aquellos productos sobre los que existen sospechas de posibles irregularidades". Por lo tanto, esos porcentajes no nos dicen nada sobre los juguetes vendidos en España.

La misma nota de prensa informa de que más de la mitad de los productos defectuosos lo serían por cuestiones de etiquetado. Ni tóxicos, ni peligrosos, aunque eso sí, "defectuosos" al menos en el sentido legal del término.

En fin, un 10 al ABC y a El Mundo por su tenaz labor de informar a los consumidores.

Comentarios hasta el 27-12-09

Algunos periodistas no sólo son iletrados o "anuméricos", sino que no tienen ni idea de cómo funciona en la práctica una economía de mercado. ¿De verdad se creen que podría prosperar un sector en el que seis de cada diez juguetes son tóxicos o defectuosos? ¿Creen que los consumidores son imbéciles o qué? ¿Creen que las empresas se dedican a engañar sistemáticamente a los que adquieren sus productos? ¿Han oído hablar de la competencia?

Ahora, si partes de un prejuicio contrario a la economía de mercado--sin molestarte nunca en someterlo a la prueba de los hechos--,no me extraña que les suenen bien datos como los que comentamos.

Gramática, Matemáticas y Economía, pues.

Cuando leo estas cosas siempre pienso que quienes escriben y hablan no tienen hijos ni han visto un niño en su vida. El peligro son los niños mismos que no tienen idea sana ¡gracias a Dios! y disfrutan experimentando con todo (y si sus padres no les controlan pueden hacer auténticas tropelías con cualquier objeto por mucho que cumpla todos los requisitos desde el diseño a la fabricación y etiquetado), pero siempre es mejor echarle la culpa al otro y así no sentirse ni hacerse responsable de nada, ni siquiera del juego de sus hijos. ¡Tiene bemoles!

Pues las tiendas de "comercio justo" estarán encantadas con la ministra y su arrebato español. Ja, ja.

Jope, esta sí que es de libro, Wonka. Menudo rigor.

Fantástico. Hay que estar con mil ojos! Gracias por el análisis...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.