21 de diciembre de 2004

Testigos de cargo... del mal periodismo

Con el título de Testigos de cargo de clima, el ABC nos sonroja hoy con un articulito (breve en Internet, aunque no sé si lo veo truncado) sobre las personas llevadas a Buenos Aires a "testificar" sobre los males del calentamiento global.

Este es el impresionante primer párrafo:
Vienen de lugares remotos abandonados de la mano de Dios y perjudicadas por la del hombre. Son testigos de cargo de los efectos que causa el cambio climático en sus vidas. Estaban en la Cumbre del Clima para suplicar a los países ricos que pongan freno al desenfreno, a las plagas, a las sequías, a las lluvias torrenciales... a todos los males que han comenzado a padecer por causa ajena
Que todos los expertos digan que la conexión entre eventos particulares y el cambio climático es complicadísima, y prácticamente indemostrable y que sequías, plagas y lluvias torrenciales las haya habido toda la vida de Dios no le impide al periodista presentarnos como datos ciertos que hay personas y comunidades humanas que son ya, objetivamente, cuantificables como víctimas de catástrofes que no se hubieran producido sin el cambio climático. Menos mal que es el ABC, el periódico conservador pro-capitalista y pro-americano (más o menos).

Comentarios hasta el 27-12-09

En la edición impresa el artículo es más largo, una página entera y una columna en la siguiente. Pero ¿para qué más de lo mismo?. Lo que no destaca el periodista, aunque lo mencionan los "testigos de cargo" es que ellos mismos ligan sus problemas con su (no) desarrollo. Aunque ni unos ni otros entran (o al menos no lo recoge la prensa) en el asunto crucial de cómo desarrollar esos países para que las catástrofes y problemas naturales sean menos problema (como en Florida o California por ejemplo, digo yo).

Es que lo del cambio climático ya se ha convertido en obsesión. O, mejor dicho, en la última moda. Y, como tal, de lo que más vende en titulares... aunque debajo de ellos (de los titulares, a menudo impactantes) sólo se lean chorradas tras chorradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.