18 de enero de 2005

Los masters también dicen paridas

Vuelvo a jugar un poco con las reglas de Malaprensa, para apuntar un genial artículo firmado por un tal Fernando Trías de Bes, y titulado "¿Comprar o alquilar?" aparecido el domingo en El País, y reproducido (no sé si legalmente), aquí. Aquellos que se acomplejan al ver un título rimbombante en una tarjeta tienen motivos para relajarse tras ver los disparates que escribe el amigo Trías de Bes, MBA por Michigan y profesor en Esade.

Algunas perlas:
Se dice que existe una burbuja especulativa cuando el precio de mercado de un bien se ha disparado por encima de su precio real. O sea, que hay burbuja inmobiliaria si lo que hoy se paga por los pisos es disparatado respecto al precio real.
Pero, ¿cómo saber cuál es el precio real de un piso? Y en caso de que sea muy inferior al de mercado, ¿por qué la gente paga más de lo que realmente es su valor?
Concepto innovador donde los haya, éste del "precio real". Y fantástica la confusión entre precio y valor. Es de primera semana del primer curso de microeconomía.
Antes del pinchazo de una burbuja especulativa, se ha instalado entre la gente tres creencias. La primera es que a nadie le importa o preocupa que la mayoría de causas que inicialmente desataron el aumento de los precios hayan desaparecido o perdido fuerza.
Bueno, si los precios siguen subiendo será porque sigue habiendo causas que lo expliquen, aunque no sean las mismas que originalmente dieron lugar a la subida (suponiendo que tal cosa pueda ser identificada). ¿Qué importa que las causas hayan cambiado?
La segunda creencia es que, incluso pocos días antes del pinchazo [¿¿y el día del pinchazo por la mañana??] y sin motivos que lo justifiquen, mucha gente afirma que los precios van a seguir subiendo.
Tal creencia provoca una espiral tipo bola de nieve que toma forma de profecía que se autocumple y no hace sino aumentar más y más la burbuja.
La primera frase está mal redactada, y además no dice nada más que una tautología: si hay "pinchazo" de una burbuja, el pinchazo tiene que ser súbito e inesperado. Si no, no sería tal pinchazo. Por otra parte, las profecías que se autocumplen también pueden darse en sentido contrario. Si todo el mundo percibe que los precios de los pisos van a bajar, puede perfectamente darse un "pinchazo" "sin motivos que lo justifiquen" (otra frase gloriosa: ¿ante qué autoridad hay que justificar los motivos para comprar o vender a un precio?).

Sigue el articulista reprochando a los pisos que se encarezcan cuando ya no hay ninguno de los motivos que en el pasado "explicaron" la subida de precios. O sea, los precios suben sin razón, los malditos.

Y ahora viene lo mejor. Repitiendo una estadística mutante el señor Trías de Bes nos sacude con esto:
¿quién puede asegurar que hay sobrevaloración? La medida del esfuerzo financiero inmobiliario es muy fácil y reveladora. Indica qué porcentaje de los ingresos mensuales debe dedicar una familia a la hipoteca de su vivienda. En 1999, el 26% del sueldo debía ir a la vivenda. En el año 2001 se disparó al 36%. En estos momentos, los españoles deben dedicar un 54% de su salario al pago de la vivienda.
Falso de toda falsedad, como vimos hace unos días, y como el propio sentido común le debería indicar al señor articulista. Pero no se para ahí:
Para darse cuenta de lo desmesurado de esta cifra, sepamos que el sistema bancario no recomienda otorgar una hipoteca cuando lo que hay que pagar cada mes supera el 33% de los ingresos mensuales. Se considera que, de hacerlo, estaría incurriendo en un elevado riesgo de morosidad.
Efectivamente. Por eso los bancos no lo hacen, y la estadística mutante del 54% es falsa. Y por eso, como anotaba el otro día Salvatierra de Barros, las estadísticas de morosidad están en España en valores mínimos: porque los bancos no están prestando dinero a la gente de forma que tengan que dedicar el 54% de su sueldo a comprar un piso.

Pues nada, que como en el serial aquel de "los ricos también lloran", los profesores también desbarran. Y claro, si ellos dan este ejemplo, qué fechorías no harán los periodistas.


Comentarios hasta el 27-12-09

Pues no sé si será rimbombante o no Trias de Bes...

Pero no hace falta hacer el primer curso de microeconomía para darse cuenta de que lo que dice está más claro que el agua...

La burbuja inmobiliaria en España es un defase y va a explotar ya..

Y a ti, el que has escrito el comentario (una mierda, por cierto: vas de gran maestro del periodimo y no tienes ni puta idea, lo del "pichazo por la mañana" es una muestra de tu ingenio inabarcable), a ti, te va estallar también en el careto... que se nota que estás hipotecado hasta la medula y te jode que Trias de Bes te ague la fiesta...

Interesante aportación.
No sé qué callo te habré pisado para que te enfades tanto y me desees que me estallen cosas en el careto.
En todo caso, no has rebatido ninguno de los argumentos que yo hacía para criticar el texto del señor Trías de Bes.

Josu, tienes razón. Y te pido perdón. Creo que me he levantado con el pie izquierdo, el del callo malo.
El tono del comentario era impresentable y te pido disculpas: no quiero que te explote nada en el careto.

De todas formas, tu también debes andar mal de callos. De otra forma no se explica tu crítica a Trias.

Me explico comentando tu crítica:

Cuando dices:
"Bueno, si los precios siguen subiendo será porque sigue habiendo causas que lo expliquen, aunque no sean las mismas que originalmente dieron lugar a la subida (suponiendo que tal cosa pueda ser identificada). ¿Qué importa que las causas hayan cambiado?"

Pues importa muchísimo. No es lo mismo que suban porque aumenta la demanda a que se incrementen por la especulación, por ejemplo.

Y cuando dices:
"Sigue el articulista reprochando a los pisos que se encarezcan cuando ya no hay ninguno de los motivos que en el pasado "explicaron" la subida de precios. O sea, los precios suben sin razón, los malditos."

Josu, aquí ya no sé qué pensar. Tergiversas, manipulas o eres muy cortito. Las razones principales para que suban los precios son: 1) Aumento de la demanda 2) Escasez de la oferta. Trias aporta datos fundamentales, que te cuidas de no rebatir, que respaldan una peligrosa combinación de ambos factores (casi el 90% de las familias cuenta con vivienda propia, hay 3 millones de pisos vacíos y en España se construye más que en todos los países de la UE juntos...). Es decir, explica perféctamente que los precios suben debido a la "maldita" burbuja y que concluye que es muy peligroso.

Creo que estás cegado por tu afán de crítica. Pero con muy mal resultado. Te agarras a un clavo ardiendo para atacar al autor, haces chistes fáciles, y críticas la redacción del aritículo cuando tus comentarios están llenos de redundancias, cacofonías, repeticiones y tópicos...

Guillermo, me alegro de que podamos ponernos de acuerdo en discutir los argumentos.
Y pido disculpas al señor Trías de Bes y a los lectores de Malaprensa si intentando ser irónico puedo llegar a ser faltón en algún caso. No es mi intención.

Pero vayamos al fondo. Yo no discutía la idea de que haya o no una "burbuja", en el sentido de que los precios hayan subido mucho, y puedan bajar más o menos por sorpresa bastante. Es probable que sea así, como viene argumentando, creo que mucho mejor, el Economist, desde hace tiempo.

Pero algunas de las ideas que usa el autor son incomprensibles e impropias de un economista: la del "precio real", o la de que la gente pague por los pisos más que su valor (¿qué otra mejor medida existe del valor de las cosas que lo que la gente está dispuesta a pagar por ellas?).

Respecto a las causas de la subida, su texto parece implicar que hay causas "buenas" o "justificadas" y causas "malas" o "injustificadas". Algo parecido late en tu segundo comentario, si lo entiendo bien, al distinguir entre demanda y especulación. Pero eso son valores morales sin ninguna relevancia práctica. ¿Quién puede decir qué es "demanda" y qué es "especulación"? Si alguien ahorra dinero y decide invertirlo en vivienda porque parece ser lo más rentable, ¿está haciendo algo malo? ¿es moralmente reprobable? Cada agente individual que compra (y vende) un piso decide en función de la información que tiene qué precio puede pagar (y pedir) y así se van formando los precios, con miles de decisiones separadas. No todos tienen poder igual de negociación, obviamente, pero los precios no los "fija" nadie. Si hubiera un oligopolio de constructores fijando precios, éstos no habrían caído en términos reales a primeros de los noventa, como señala el autor.

En definitiva, quiero decir, si hay burbuja o no, y si esta estalla o no, no dependerá de cuáles sean los motivos que hayan llevado a millones de decisores a hacer subir los precios hasta donde están ahora. Dependerá de si los sucesivos compradores y vendedores, el año que viene, y el otro, y el otro, por sus motivos, y con sus capacidades, acuerdan precios inferiores o superiores a los actuales. El mercado es así de frío e "injusto". Puede que estalle la burbuja y muchos "especuladores" salgan escaldados, y también muchos compradores por motivos "correctos" (que han comprado casa para vivir: pero nadie les obliga a vivir en un barrio concreto, ni a tener piscina, ni....) Puede que no estalle y aterrice suavemente. Puede que siga subiendo, y unos y otros vean su inversión revalorizada.
(sigo)

Mi, según tú, mal chiste, de que "los precios suben sin razón, los malditos", trataba de ridiculizar la idea, sugerida por el texto, de que tal cosa puede pasar. Las razones que tú mencionas en el texto (mucha construcción, muchas viviendas vacías, alto porcentaje de familias que viven en casas de su propiedad...), no son, según yo lo entiendo, las razones que él aduce para explicar que los precios suban, sino las razones por las que no deberían estar subiendo. Eppure, si muove. Puede que no entendamos las razones, pero los precios no pueden subir sin que haya razones.

Respecto a estilo, chistes fáciles, etc... nada puedo decir. Es cuestión de gustos.
Un saludo
Josu

En fin...
En ningún momento he percibido que Trías achaque ninguna condición moral o inmoral a las subida de precios... Pero está claro que los precios suben y bajan por razones que pueden ser más sanas para la economía o más dañinas.

Trias nunca dice que los precios suban "sin que haya razones" como te empeñas en decir. Y las razones que yo te expongo (citando a Trias) son efectiviamente razones que deberían frenar la subida de precios e incluso en algún momento provocar una bajada...
Al aportar estos datos, Trias está dando razones para que los precios suban o bajen. Es decir, si un 90% de la población ya tiene casa es poco probable que haya la misma demanda de vivienda que si el porcentaje fuera de un 30%. EN NINGÚN MOMENTO DICE COMO TU LE ATRIBUYES QUE LOS PRECIOS SUBAN "SIN RAZÓN". Todo lo contrario. Con los datos que da, queda demostrado que los precios están inflados por causas poco saludables para la economía. Y eso no tiene nada que ver con la moral.
Por eso te digo que llevas todo al extremo... te pones en una posición para rebatir los argumentos en la que al final no se puede afirmar nada... Desde esa posición, yo también puedo afirmar que la noche es día o que está charla entre tú y yo no existe.
Respecto al estilo, tu dices que una frase de Trias "en primer lugar, está mal redactada". Pues yo no le veo ningún fallo de redacción. Y es que te pones muy purista: Trias no escribe para un puñado de economistas. Se dirige a ti, a mi y al carnicero del barrio... le tenemos que entender todos. El tono y los conceptos que utiliza son para la divulgación, y tú le atacas desde una posición elevada como si por descender al lenguaje coloquial restara valor a sus ideas.

Tu postura y la mía, sobre el texto original, y sobre mi comentario, están ya claras, así que si te parece lo dejamos aquí.

Me alegro de que la conversación haya terminado mejor de lo que empezó. No creas que no me has hecho pensar con tus comentarios. Espero que esto se note en futuras anotaciones de Malaprensa.

Bueno Josu,

me despido con una nueva disculpa. Ningún callo justificaba mi primer comentario...

Chau

Me pongo en pie y os aplaudo. Tanto el fondo como la forma de esta discusión han sido de quitarse el sombrero, y es dificil encontrarlos en la mayoría de foros, periódicos digitales, blogs y demás sitios en los que cualquiera puede escupir tópicos e insultos.
El comienzo apuntaba mal, pero la rectificación de Guillermo le honra.
Espero veros de nuevo "batiéndoos" con esa altura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.