11 de febrero de 2005

Televisión y agresividad

(Gracias a Fabián por su mensaje)
Ayer el ABC, El País, y supongo que muchos otros periódicos informaban de un estudio de una catedrática de Psicología de la Universidad Complutense, que muestra que hay una correlación positiva entre horas de televisión y agresividad. Y una correlación negativa entre horas dedicadas a hacer deberes y agresividad. Pero la autora decía que no podemos deducir una relación causa efecto. Es decir, puede que los niños que ven más televisión se vuelvan más agresivos... o que los niños que son más agresivos vean más televisión.

Ese matiz es importantísimo, pero se pierde en el titular de ABC: "Los escolares son más violentos cuanta más televisión ven y menos deberes hacen". Claramente parece que es la televisión la que causa la agresividad.

Algo mejor es el titular de El País que dice, más asépticamente, "Los niños que ven más horas de televisión presentan más agresividad". Es también en El País donde se recoge que la autora del estudio afirma que no está clara la dirección de la causalidad. Pero esa afirmación queda por otra parte diluida porque en los párrafos finales de la misma noticia, fundiendo dos historias en una, se da cuenta de que se ha firmado una llamada "Declaración de Madrid" en la que una serie de instituciones (sindicatos, universidades, UNICEF, consumidores...) piden que se controlen los contenidos televisivos dedicados a la infancia, "indefensa" frente a los contenidos cada vez más deteriorados de la televisión.

Mensaje que le queda al lector, en ambos casos: que la causalidad va de las horas de televisión a la agresividad. Justo lo que había dicho la investigadora que no está demostrado.

Comentarios hasta el 27-12-09

Mal para el periodista, pero mal también para la autora del estudio. Si no existe relación causa-efecto, ¿a qué viene publicar estos datos? ¿Para salir un rato en los medios? Porque periodistas sin dos dedos de frente los hay a miles (como bien vemos aquí) pero catedráticos chalados buscando sus cinco minutos de fama, también. Y estudios absurdos con datos absurdos obtenidos a partir de observaciones absurdas, a manta. En fin.

Tampoco hay que ser tan critico, la mayoria de estudios estadísticos solo afectan a la relación de uan variable con otra, determinando su correlación, pero no pueden determinar la relación causa efecto, cual es la culpable de la otra, pero eso no quiere decir que sean estudios absurdos. No dudo que haya muchísimos estudios absurdos, pero vamos, no veo porque este tenga que ser uno de ellos (tendrías que ver las soplapolladas con las que se entretienen algunos) . Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.