7 de agosto de 2005

De 17 a 1

Última (espero) entrega sobre el asunto Movistar. Dejo a un lado mis veleidades opinativas de ayer, y vuelvo sobre las noticias de Deia y El País, y tantos otros, y sus notables elementos de malaprensa.

Vayamos por partes. Lo primero es ¿quién dijo que el cambio de tarificación podría suponer un aumento del 17% de los ingresos de Telefónica Móviles? La noticia del Deia que dio lugar a mi primer texto hablaba de la OCU, pero un comentario de Avispao señalaba que en la página de la OCU no encontraba nada, y que en cambio, sí había en la página de FACUA una referencia al asunto. Yo tampoco encontré nada en la página de la OCU. Revisando la noticia de Deia vi que procedía de Europa Press, y que otros medios, como Elmundo.es habían publicado también que según fuentes de la OCU, el cambio de tarificación "le reportará a Telefónica Móviles unos ingresos "indebidos" superiores en un 17% a los que ahora contabiliza, a cargo de los usuarios". La frasecita se las trae, porque no está claro si los ingresos van a aumentar un 17% o si van a aumentar un 17% los "ingresos indebidos". Otros periódicos, como Las Provincias, dicen, como el texto del Deia, que según la OCU la medida "permitirá a la operadora elevar un 17% sus ingresos por un servicio no prestado". Está claro entonces que Europa Press citaba a la OCU, aunque lo que dijo exactamente está organización está por ver. Si alguien tiene alguna otra fuente que pueda aclarar esta duda, agradecería una aportación. Lo que sí parece claro es que el 17% mágico tiene que ver con otros datos, los que aparecieron al día siguiente en El País.

Veámoslos, porque esa noticia, que encabezaba casi a toda página la sección de economía, y se inspiraba, seguramente, en la página web de FACUA, contiene importantes errores de cálculo e interpretación de los datos del informe de la CMT. Concretamente, para estimar cuánto han facturado por redondeo las compañías, El País ha multiplicado el precio por minuto por la cantidad de minutos facturados por redondeo. Pero los dos términos de la multiplicación utilizados son erróneos.

Empecemos por lo más sencillo. Según El País
En 2004, las tres compañías que explotan el mercado español (Telefónica Móviles, Vodafone y Amena) facturaron 7.288 millones de minutos no consumidos, según los datos oficiales del informe anual de 2004 de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT)
En realidad, ese número no aparece directamente en el informe de la CMT. Es un cálculo erróneo de El País a partir de estos dos datos que sí aparecen en el informe: en 2004 las compañías facturaron 42.875 millones de minutos, que representaron un 117% de los minutos realmente utilizados. El País ha deducido equivocadamente que los minutos por redondeo son el 17% de los minutos facturados. No: son 17/117=14,53% de los minutos facturados. Es decir, 6.230 millones de minutos. Una sobreestimación, precisamente, del 17% (no es casualidad: es por definición). Ese mismo error se repite para todos los años incluidos en la gráfica (1999-2004).

Vayamos a la segunda parte de la multiplicación:
Teniendo en cuenta que el precio medio por minuto es de 0,19 euros, los ingresos de las compañías por el redondeo el pasado año ascendieron a 1.385 millones de euros.
Lo que El País llama "precio medio" por minuto es en realidad el "ingreso medio" por minuto, que proviene directamente del informe de la CMT (Tabla 108, página 359). La diferencia no es puramente terminológica: una nota al pie dice que los ingresos medios de esa tabla "recogen ingresos por cuotas de alta y abono y tráfico". Es decir, que no son los ingresos efectivamente recibidos en concepto de tarifación por minuto, sino que son el resultado de dividir entre los minutos facturados los ingresos recibidos por las compañías por cuotas de alta y abono (que se cobran independientemente de los minutos) y por tráfico (que incluyen la tarifa por establecimiento de llamada, independiente también de los minutos). Por tanto, para saber lo cobrado "de más" por las compañías, no podemos multiplicar directamente los minutos facturados por redondeo por ese ingreso medio. Hay que multiplicar los minutos del redondeo por una verdadera estimación del "precio medio", es decir, de lo cobrado como media por las compañías por los minutos de conversación.

La CMT no da esa cifra, pero yo he hecho la siguiente estimación. Partiendo del ingreso medio por llamada (que está en la misma tabla, e incluye también cuotas de alta y abono y todo lo ingresado por tráfico y que es sorprendentemente bajo: 0,41 euros en 2004) se puede deducir el número de llamadas por año. Y asumiendo que todas las llamadas llevan una cuota de establecimiento de llamada, que creo que es para todas las compañías de 0,12 euros (que yo sepa esto no lo quitan ni en los planes más ventajosos, pero sáquenme de mi error si estoy equivocado), puede calcularse aproximadamente qué parte de los ingresos por tráfico corresponde al establecimiento de llamada, y qué parte a los minutos facturados. En 2004, por ejemplo, obtengo una estimación de 20.328 millones de llamadas, con una facturación por establecimiento de llamadas de 2.439 millones de euros, y unos ingresos estrictamente por minutos facturados de 5.697 millones de euros. Dividiendo esta última cantidad por el número de minutos facturados obtenemos que el verdadero "precio medio" por minuto fue de unos 0,13 euros.

Tendríamos entonces que en 2004 lo cobrado por exceso por las compañías no fue 0,19*7.288 millones de minutos, sino más bien 0,13*6.230 millones de minutos, que resulta ser 827,82 millones de euros. Una cantidad no despreciable, ni mucho menos, pero que es sólo un 60% de la publicada por El País. El informe de la CMT sólo da el ingreso medio por llamada desde 2001, así que sólo he podido revisar los datos para el periodo 2001-2004. Según mi estimación, lo cobrado por redondeo serían 2.834 millones en esos años, el 58% de los 4.915 que calculó El País.

En 2004 el ingreso por redondeo, según mi estimación, habría supuesto un 10% de los ingresos por tráfico, un 8% de los llamados "ingresos finales" (todo lo que se cobra a los clientes, e incluye cuotas, mensajes, servicios de Internet...), y un 6% de los ingresos totales (que suman a lo anterior lo cobrado por interconexión a otras compañías).

Vuelvo ahora a la discusion de mi primer texto y al Deia, que hablaba, recuerden, de que la medida de Movistar podría hacer subir un 17% sus ingresos. Con unos cuantos cálculos hice una "apuesta" de que ese aumento no sería más del 5%. Después de ver el informe de la CMT está claro que yo andaba despistado en cuanto a la duración media de las llamadas, que es efectivamente muy baja: según mi estimación del número de llamadas, la duración media real en 2004 fue de 1min 48 seg, y la duración media facturada de 2 min 6 segundos. Me quedé corto, en cambio, respecto a lo que representan para las compañías los ingresos distintos de la facturación por llamadas a los clientes. Dije que sería al menos un 25% cuando en realidad en 2004 fue el 43%. Tampoco me di cuenta entonces de que Movistar ya redondea el primer minuto en todas las llamadas, y redondea también a los 30 segundos en las llamadas de prepago. La medida afecta por tanto, sólo a las llamadas de más de un minuto realizadas por clientes con contrato.

Los ingresos por tráfico de Movistar provenientes de los clientes postpago fueron en 2004 de 3.430,21 millones de euros, que divididos entre 19.277 millones de minutos resultan en un ingreso medio por minuto de 0,18 euros (sólo por tráfico). Con los datos de la CMT no es posible estimar sólo para Movistar el número de llamadas, pero no creo demasiado arriesgado aplicar la media de las compañías. Con un ingreso medio de 0,41 euros por llamada, entonces, estaríamos ante 8.366 millones de llamadas, con una duración media facturada de 2min 18segundos, y unos ingresos por establecimiento de llamada de 1.004 millones y unos ingresos por minutos facturados de 2.426 millones. El precio medio por minuto (a diferencia del ingreso) vendría a ser de 0,1258 euros y el redondeo medio, de unos 15 segundos, sería por tanto de 0,0314 euros.

Pero ese redondeo se aplicaría sólo a las llamadas de más de un minuto. La CMT no da este dato, pero es casi seguro que la media tan baja de duración de las llamadas se debe a las muchísimas llamadas que acaban en contestador, pero el llamante no deja mensaje o lo deja muy breve y no llega al minuto. Como no lo sabemos, he hecho tres estimaciones de los nuevos ingresos por redondeo de Movistar, suponiendo que las llamadas de más de un minuto son el 60%, el 50% y el 40% de las llamadas (pudieran ser incluso menos): los ingresos extras serían respectivamente de 158, 132 y 105 millones de euros. Y el aumento implícito de precios por las llamadas para los clientes de postpago (la X de la que les hablaba ayer) sería del 4,6%, 3,9% y 3,1%.

Finalmente, respecto a la información del Deia (y supuestamente de la OCU): el aumento de los ingresos totales para Telefónica Móviles sería, en esos tres supuestos, del 1,1%, 0,9% y 0,7%. Entre 15 y 23 veces menos de lo publicado por Deia.

Reconozco que este no es el típico caso de malaprensa que se resuelve en un pis-pas. Me ha llevado un buen rato llegar a estimar ese 1% (y es posible que en alguno de los pasos haya algún error). Pero cualquiera con sentido común y con un rápido vistazo a los datos de la CMT podía ver que el 17% era una cifra disparatada. Eso sí: hay que entender un poco los números y pensar por cuenta propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.