18 de agosto de 2005

Pequeño tributo

He escuchado sobresaltado esta noche en la ETB que ayer murió asesinado el padre Roger, fundador de la comunidad de Taizé. Lo han contado como de paso, haciendo referencia a que esta noticia había oscurecido el ánimo de los jóvenes que están en Colonia para las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Me ha llamado la atención la poca importancia, me he puesto a buscar en los medios escritos, y también me ha sorprendido lo poco que he encontrado. Nada en El País. Un poco en La Vanguardia. Nada en ABC. Sólo Elmundo.es le dedica tres noticias, incluyendo una necrológica.

Me parece chocante, la verdad. Quizá la noticia llegó tarde y saldrá en las ediciones de mañana. Pero al menos una referencia en las ediciones digitales sería de esperar. Se trata de una figura religiosa de gran influencia, que ha convocado a su pequeña comunidad de Francia a centenares de miles, o millones de personas, durante décadas, incluyendo cientos de miles de españoles, y que ha sido asesinado en una iglesia mientras dirigía una oración. Figuras religiosas y políticas de todo el mundo están expresando su consternación. ¿Y eso no es noticia?

En todo caso, hace muchos años, yo también estuve en Taizé, y tengo que decir que me encontré allí algo que me pareció mucho más espiritual y quizá, trascendente, que lo que luego he sentido en San Pedro de Roma, o en el Santo Sepulcro de Jerusalén. En fin, quizá era un joven impresionable. Y ya no soy un cristiano practicante. Pero en todo caso sigo teniendo la impresión de que en Taizé estuve en contacto con algo sencillamente bueno, con una comunidad con una intensa vida espiritual, extremadamente sencilla, y que acogía en ella a los miles y miles que íbamos a visitarles, para compartir con nosotros su modo de vida. Creo en fin, que Roger fue el impulsor de algo extraordinario. Descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.