29 de septiembre de 2005

Encuestas con mala nota

Me escribe Berlin Smith (de Noches confusas) sugiriéndome que comente la encuesta de El País el domingo. Se me ha pasado y el enlace es ya de pago. Con todo, es muy interesante una de las cosas que Berlin observa:
... me suele indignar el tratamiento que hacen con eso de las puntuaciones a los políticos y los aprobados y suspensos, un caso más de ignorancia y del uso de las medias:

Siempre se dice: tal político suspende con un 4,4. Y tal otro, aprueba - a veces dicen por los pelos - con un 5,1.

Es obvio: sus votantes tienden a puntuar muy alto a su líder y muy bajo al político rival. Luego la media resultante es que no hay político que baje del cuatro (salvo Arzallus elevado a nivel nacional) ni que suba del 5. Es decir, una medida inservible: depende de cuántos votantes haya de cada partido.

Eso sí, nunca se dice si la valoración que hacen los votantes del líder del partido contrario ha mejorado significativamente o no, porque eso sí sería un indicador de cambio de tendencia.
Tiene razón. El problema además es que si un político despierta mucha hostilidad entre votantes que en ningún caso le votarían, su puntuación baja mucho, sin que eso sirva realmente para medir su éxito relativo entre el público potencialmente votante. El ejemplo más claro es el de Mayor Oreja en el País Vasco. Tuvo en 2001 el mejor resultado de la historia del centro-derecha "españolista" allí , que fue también el mejor resultado de la historia de la suma PP+PSOE. Pero en las encuestas tenía unos resultados pésimos: porque los nacionalistas vascos, y especialmente los votantes próximos a Batasuna, le daban puntuaciones bajísimas (supongo que cosecharía ceros y unos a porrillo). Pero esos ceros y unos son perfectamente irrelevantes para las opciones del PP. Suponiendo que María San Gil en 2005 tuviera, imaginemos, menos ceros y más unos y doses, y su nota media mejorara, eso es completamente inútil para prever el voto al PP, porque esos valores tan bajos son de gente que en ningún caso votaría al PP. La puntuación relevante sería en todo caso la cosechada entre sus votantes y entre votantes de partidos "contiguos", es decir, el PSOE y en alguna medida el PNV.

Igualmente, por ejemplo, a nivel nacional, si los líderes del PP despiertan una fuerte hostilidad y notas muy bajas en votantes de nacionalistas vascos, catalanes, gallegos, y de votantes de Izquierda Unida, mientras que esos votantes valoran más templadamente a los líders del PSOE, las puntuaciones medias de los líderes del PP serán habitualmente peores, pero por el peso de las opiniones de gente que en ningún caso les va a votar. Y el cambio de opinión de esas personas, pongamos, si el PP encontrara un lider más "centrado", haría mejorar su puntuación media, pero no sus perspectivas de voto, si el cambio no se producía también entre los votantes del PSOE más proclives al cambio de voto (podría suceder lo primero sin suceder lo segundo).

Lo cierto es que no conozco otros países en los que se utilice este sistema de encuesta, con puntuaciones de 0 a 10, y "notas" para los políticos. Francamente, no sé muy bien quién lo introdujo en España, pero creo que sería mejor sustituirlo por otros indicadores más comunes en otros países. Se suelen utilizar preguntas del tipo "¿Considera usted que XXX está desempeñando satisfactoriamente su trabajo como presidente del gobierno?", y sus equivalentes para los líderes de la oposición (por ejemplo aquí). Así se mide directamente cuántas personas creen que el político de turno lo está haciendo, en general, bien, que es un indicio interesante de cuánta gente puede estar dispuesta al menos a considerar votarle. Ese porcentaje, en cambio, no se ve alterado por los los cambios de opinión, de aquellos que ni remotamente le van a votar, que pueden cambiar, pongamos, de "muy mal" a "mal".

En fin, que creo, como Berlin, que esos numeritos no tienen mayor valor. Pero por alguna misteriosa razón nos los siguen dando con fatigosa cadencia. Qué lata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.