22 de enero de 2006

Nos venden humo

Sospechoso titular en La Vanguardia de hoy: "La subida del impuesto sobre el tabaco hará bajar el consumo en los menores". ¿Y usted cómo lo sabe?

No lo sabe. Es más. No tiene ni puñetera idea. Dicen que lo dice el
Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que a pesar de su nombre, que suena a institución pública, es en realidad una asociación totalmente privada.

Pero lo que dice el comité es que las subidas del tabaco tienen un mayor impacto entre los jóvenes. Que según su estimación, un aumento del 10% del precio reduce el consumo un 8% entre los menores. Y dice también:
El comité consideró prematuro determinar el impacto de la subida del impuesto sobre el tabaco en el consumo. No se sabe si las tabaqueras repercutirán la subida en los precios o la absorberán como hicieron con las marcas baratas en junio del 2000.
Es decir, que el comité no ha dicho lo que el titular dice. Nadie lo ha dicho. Se lo ha inventado alguien en La Vanguardia.

Resulta además que la subida de impuestos es modestísima, y mucho menor de lo que han contado (mal) los periódicos de ayer. Según todos ellos, el impuesto ad valorem (que al parecer se cobra sobre el precio) ha subido un uno por ciento (hasta el 55,95%), y el llamado impuesto específico ha subido 2 euros por cada 1.000 cigarrillos.

¿Creen ustedes que con esos datos se puede calcular la subida aproximada de los impuestos por cajetilla? Yo diría que sí. Empecemos por lo fácil. 2 euros por 1.000 cigarrillos son 0,20 por 100 cigarrillos. Entre cinco.... 0,04 euros, o cuatro céntimos por paquete. ¿Han visto? ¡¡¡Sin calculadora!!!

¿Y la parte esa ad valorem? Parece que ha pasado del 54,95% al 55,95%. Habría que saber sobre qué se calcula. Pero poniéndonos en lo peor, y suponiendo que se calculase sobre el precio total, incluyendo todos los demás impuestos, la subida sería de 1 sobre 154,95, es decir, (ahora sí necesito una calculadora), el 0,65%.

Luego una cajetilla de las marcas baratas, que se venden a 1,80 euros, experimentaría una subida de 4 céntimos + (180*0,0065)= 4+1,17=5,17 céntimos. Una más cara, pongamos de 3 euros, subiría, según el mismo cálculo, unos 6 céntimos. Una cajetilla de 5 euros (¿las hay?) subiría 7,25 céntimos. Subidas que son, respectivamente, del 2,9%, 2,0% y 1,5%.

¿Algún periódico ha hecho esos cálculos? NO. Debe de ser demasiado complicado, incluso para los redactores de la sección de economía. Mejor citar fuentes bien informadas. Así, El País de ayer, dice que "fuentes del sector explican que supondrá un aumento medio de 10 céntimos de euro en cada cajetilla". Y según La Vanguardia, aún peor, "
todo eso se traduce en un incremento de unos 20 céntimos en el precio de las cajetillas de bajo coste".

Una vez más, el periodismo de calidad se muestra incapaz de hacer un mínimo contraste de la información que recibe. No hay que entrar en una base de datos. No hay que llamar a un experto. Sólo hay que saber multiplicar, dividir y hacer la regla de tres. Pero parece que esto les supera. Qué penoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.