8 de enero de 2006

Una de cal y otra de arena

Estaba yo a punto de escribir una nota elogiosa sobre El País, por el artículo hoy del Defensor del lector, que reconoce la metedura de pata en el asunto de los parches milagrosos, cuando me encuentro (gracias a Juan "El pilas" por señalármelo) en Guerra Eterna, el blog siempre recomendable de Íñigo Sáenz de Ugarte, un artículo con este contundente título: Un titular falso en El País.

Se refiere a la noticia de hoy en portada: "El Congreso de EEUU niega a Bush poder para ordenar escuchas telefónicas". Todavía más espectacular es el titular dentro del periódico, a toda página: "El Congreso de EEUU planta cara a Bush." Como dice Íñigo, el lector del titular creerá que el Congreso ha votado. No lo ha hecho. Es un organismo independiente que trabaja para el Congreso el que ha preparado un informe con la opinión de que el presidente no tiene esos poderes.

Los medios españoles se empeñan en no entender nada del sistema político norteamericano, y una de las cosas que olvidan con frecuencia es la separación de poderes entre el ejecutivo y el legislativo, y la existencia de verdaderas agencias independientes que pueden emitir informes y opiniones que no son "la voz de su amo". Como aquí esto es casi inédito, parece que algunos periodistas duros de mollera no entienden que pueda suceder en otros lugares.

En este caso además, llueve sobre mojado, porque esto de confundir las organizaciones que trabajan para el Congreso con el Congreso mismo ya lo hicieron en El País hace unos meses, a cuenta de los gays en el ejército.

A eso se añade, claro, el gustirrinín que da a los periodistas, y que casi puede sentirse al leer ciertas noticias, al contar lo mal que se ponen las cosas para Bush, su caída en la popularidad...
Estamos tristemente acostumbrados a que los medios españoles sean incapaces de separar su línea editorial de su presentación de las noticias, rompiendo una de las reglas de oro de la prensa "seria". Pero así como en cuestiones de política nacional la mayoría de los lectores están más o menos alerta, y puede contrastar con otros medios, sospecho que en temas internacionales, el lector medio está mucho menos expuesto a fuentes alternativas.

Así que la responsabilidad de medios como El País, con sus extensas páginas internacionales, se agranda, y me parece especialmente reprobable su falta de profesionalidad en la cobertura de las noticias que afectan a líderes que no son de su gusto. Hoy es Bush, antes fueron Reagan, Thatcher o Kohl, bastante populares en sus países, y reelegidos, algunos varias veces, ante la incomprensión de los ciudadanos españoles sometidos a una dieta casi homogénea de noticias negativas.

Casi prefiero lo de los parches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.