21 de julio de 2006

Especies y subespecies

La semana pasada me escribió Jorge San Miguel (gracias) para alertarme de varias noticias que habían informado de la extinción del rinoceronte negro. Así lo proclamó, por ejemplo, Telecinco, El Correo ("podría haberse extinguido"), e incluso la BBC (en español).

Parece que alguien en alguna agencia se ha hecho un lío, y ha liado a nuestros medios. La pista está en este texto, dentro de la noticia de Telecinco:
"Tememos que el rinoceronte negro del África occidental se haya extinguido", afirmaron portavoces de la IUCN, organización medioambiental afincada en Suiza.
....
Las dos grandes especies de rinoceronte, blanco y negro, ambas naturales de África, se dividen en seis subespecies: el rinoceronte blanco del norte, el rinoceronte blanco del sur y cuatro subespecies de rinoceronte negro.

El anuncio de la IUCN implica que un tercio de las subespecies conocidas de rinoceronte africano se ha perdido pues definitivamente.
El último párrafo en particular, aunque confuso, y no relacionado con lo dicho antes (alguien ha hecho el corta y pega mal) indica que lo que se han extinguido son dos subespecies.

Efectivamente, si vamos a la fuente original (¡encontrada fácilmente a través de un enlace en la propia noticia de Telecinco!) resulta que de las seis subespecies de rinoceronte (2 del blanco, y 4 del negro), hay dos extintas, o casi extintas: el rinoceronte blanco del norte (se han visto sólo cuatro ejemplares), y el rinoceronte negro occidental, que es al que realmente se refería la noticia. Pero las otras cuatro están en franca recuperación. El rinoceronte negro continental, por ejemplo, tiene más de 3.700 ejemplares conocidos.

Así que no, el rinoceronte negro no se ha extinguido, sólo una de las cuatro subespecies del mismo; las otras tres, aunque amenazadas, están en proceso de aumento del número de ejemplares. Cómo se pasó del texto de la UICN al texto de nuestros medios es un misterio que se me escapa.

Más raro aún, si cabe, es que una vez más la BBC muestra que su versión española es mucho más descuidada que la versión inglesa, que cuenta perfectamente la distinción en seis subespecies, e incluso da el censo de cada una (también The Times y Science Daily lo contaron bien). Parecería que la versión española de la BBC, en lugar de traducir textos de la casa madre, o de sus fuentes, tomara la información directamente de agencias en español. Si es así ruego humildemente a la BBC que cambie su práctica: los lectores hispanoparlantes pueden leer lo que dicen las agencias en español en cualquier medio local. A la BBC van buscando algo distinto: rigor, calidad, y cuidado por el detalle. O sea, lo que hay en su página en inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.