6 de septiembre de 2006

Con lo fácil que es no equivocarse

Muchas veces requiere mucho más esfuerzo cometer un error que no hacerlo. Miren este titular de La Vanguardia:

La selva amazónica brasileña ha sido desforestada en un 17,5% el último año

¿Se imaginan? ¿Una tasa de destrucción del 17,5% anual? En seis o siete años nos quedamos sin selva.

En realidad, el periodista no tendría que haber añadido lo de "el último año". En la misma noticia se afirma que 699.625 km2 han sido destruidos (un 17,49% del total), presumiblemente desde que se hacen estas cuentas, pues más adelante se dice que en 2005 el número de km2 desforestados fue de 18.793. En definitiva, se supone que dicha selva tiene unos 4.000.000 km2 (699.625/0,1749) y, por tanto, lo destruido en 2005 es el 0,47%, si no me equivoco con los cálculos.

De nuevo, en la propia noticia están los datos para darse cuenta de que el titular está mal. De nuevo parece que el titular lo redacta alguien que no se ha leido la noticia--o no la ha entendido.

Por cierto, que la noticia, de haberla, no es que se haya desforestado un 17,5% de la selva amazónica brasileña, sino que el ritmo de desforestación habría caído en 2005. Pero, claro, eso llama menos la atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.