1 de diciembre de 2006

Renfe nos sigue chuleando

Esto no es Malaprensa, pero no puedo evitar comentarlo: Renfe impone una comisión del 2,75% a los billetes comprados por Internet.

Me quedo sin palabras. Y tienen la poca vergüenza de decir lo siguiente:
Desde enero, Renfe identificará a sus clientes lo que pagan por cada concepto en la adquisición de sus billetes, como el precio real del transporte, los gastos de distribución y el coste de la gestión.

La compra del billete por Internet incluirá en la factura un 2,75% relativo a la nueva comisión que Renfe impondrá para costear el servicio de venta.

En cambio, la compra física no tendrá ningún cargo nuevo. En la adquisición a través de agencias de viaje, estas empresas mostrarán el importe de sus propias gestiones en una factura distinta al precio del propio transporte.
O sea, que los miles de señores que están en las taquillas deben de ser voluntarios, que no reciben sueldo. Y los metros cuadrados de las taquillas y zonas adyacentes de espera no tienen uso alternativo ninguno, ni coste oportunidad ni nada parecido. Gratis total. En cambio vender por Internet añade un coste del 2,75%. ¿Y la venta por teléfono? ¿Qué comisión va a llevar? Yo creo que debería ser un 5%, ¿no les parece?

Naturalmente, la nota de prensa correspondiente no está en su página web. Van por las del día 27. Los lectores corrientes tenemos que enterarnos de las cosas por los periódicos, no por nuestra cuenta.

Así que, salvo que sea una magnífica metedura de pata de la agencia que lo ha difundido (o del gabinete de comunicación), me quedo con la impresión de que Renfe se burla de todos nosotros, una vez más, abusando de su posición monopolística. Nos chulean y encima nos toman por idiotas.

Actualización (5-12): Ahora parece que sí era una metedura de pata del gabinete de comunicación de Renfe, si se confirma lo que dijo ayer elmundo.es: que los billetes comprados en taquilla también llevarán un "recargo" del 3 ó 3,5%. Es decir, que si eso se cumple, sacar los billetes por Internet sería ligeramente más barato que en taquilla, lo que sería lógico. Esto aún no lo he encontrado en otros periódicos, así que no cantemos victoria. (Si fuera cierto, todos los medios que contaron la noticia a medias quedarán también como estupendos reproductores de notas de prensa desinformativas).

Para que la metedura de pata sea total, sólo hace falta que esos "recargos" consistan en realidad más bien en desglosar una parte del precio que antes estaba implícita, y no se apliquen sobre los precios actuales, sino sobre una cantidad más baja. No lo sé, pero tampoco me extrañaría, visto lo visto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.