27 de febrero de 2007

Toothing

Hace unos días El País Semanal publicó un artículo de portada con el nada sutil título de Sexo: por puro placer. En Pseudópodo lo critican por banal, superficial y efectista. Y también porque el autor se dejó engañar e incluyó como cierto un bulo que corría por Internet, y que fue desvelado hace casi dos años (sobre el llamado toothing).

Me quedo con este párrafo final:
¿Cómo es posible que el periodista haya picado el anzuelo, casi dos años después de que se destapara el pastel y sin que nadie en la redacción del periódico lo haya advertido? Yo creo que por la misma razón por la que se pica siempre en todos los timos: porque se quiere creer.
¿De cuántos errores periodísticos se podría decir lo mismo?
****************************
Puedes votar por Malaprensa
en los premios 20Blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.