9 de agosto de 2008

Buenaprensa con sospecha

Habrán oído o leído ustedes, como yo, en sienes y sienes de sitios que la famosa fecha y hora del 8 del 8 de 2008 a las 8:08, en la que se inauguraron los Juegos Olímpicos, fue elegida por el comité organizador chino por sus elementos simbólicos, supersticiosos, y casi mágicos, ya que el ocho es el número de la buena suerte en China... Lo cual encaja estupendamente con nuestros prejuicios occidentales sobre las culturas orientales, milenarias, misteriosas, bastante incomprensibles para nosotros, y llenas de supersticiones.

Así que ayer me llevé una gran sorpresa cuando leí en Deia, en un texto firmado por Jon Larrauri, titulado Una fecha redonda, pero no la prevista (sólo en papel), algo que no había visto mencionado por ninguna parte (lo cual no significa, claro, que no lo hayan dicho ya otros): que en realidad la fecha originalmente propuesta (en 2001) para iniciar los juegos era el 25 de julio, que luego el comité organizador pensó que hacía demasiado calor en Pekín en esas fechas y en 2003 propuso posponer la fecha de comienzo tres semanas, al 15 de agosto, y que el COI dijo que no, porque entonces acabarían demasiado tarde y entrarían en colisión con otras competiciones internacionales, y aceptó sólo un retraso de dos semanas, fijando la fecha de comienzo para el 8 de agosto. Así que la fecha mágica... la escogió el COI (luego, eso sí, los chinos decidieron la hora).

Un punto positivo para el señor Larrauri y para Deia, que desmontan en buena parte el mito que circula por ahí, pensé yo. Pero no, porque buscando hoy el enlace online para colocarlo aquí he encontrado un texto casi idéntico, con el mismo titular, en El Heraldo de Aragón, sin firma, y en Lavanguardia.es, el día anterior, firmado por Efe. Así que el punto bueno se va para Efe, y al Deia hay que decirle que está feo firmar como propio lo que es una edición muy ligera de una nota de agencia.

Comentarios hasta el 31-12-2009

A principios de 2006 comencé a recibir clases de chino. Ya entonces, nuestra profesora nos contó el significado del número ocho para los chinos. Relacionó la fecha del comienzo de los juegos con ese significado, e incluso nos confirmó que comenzarían a las ocho de la tarde.

Del ocho hay más. Por ejemplo, que los que tienen dinero, compran los números de teléfono móvil que tengan más ochos porque les dará suerte. Así que ya sabéis, si conocéis un chino, y su número tiene muchos ochos, es que los ha pagado.

No sé si otras culturas son más supersticiosas que otras. Creo que es un cliché solamente defendible sin mirarse al espejo.

Pero, ¿¡Los chinos no se rigen por otro calendario!?

un saludo. mg

mg, en realidad parece que todas las culturas del mundo que tienen otros calendarios (musulmanes, hebreos, chinos...) se han adaptado al calendario occidental y lo usan cotidianamente, aunque estén también al tanto de cuál es la fecha por su calendario propio

Sin contar que la ceremonia empezó a las 20 horas y 8 minutos. ¿Eso vale?

De hecho la ceremonia empezó a las 20 horas en punto, lo de los ocho minutos ocho segundos les debió de parecer excesivo.

Me acabo de enterar de la existencia de este blog, y de laspocas entradas que ha visto, esta es la mejor y más cultulizadora de todas.

Muchas gracias. Lamentablemnte yo también he sufrido un caso de Malaprensa: http://anilisiscritico.blogspot....a- libertad.html

http://www.supercarteles.com

bengan a bizitar nueztro zitio de anunsioz kon faltaz de hortográfia i otrz cossasz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.