17 de diciembre de 2008

No es tan cafre el Vaticano como lo pintan

Ese es el título de mi entrada hoy en El ruido y las nueces, que podría, casi, haber sido escrita en Malaprensa. Básicamente: los medios han contado profusamente una medio-noticia (que la iglesia se opone a la despenalización de la homosexualidad) y con la boca pequeña su desmentido (que la iglesia apoya dicha despenalización).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.