24 de enero de 2009

El Obamómetro

El St. Petersburg Times, de Florida, tiene hace ya tiempo una sección magnífica de verificación de informaciones políticas, Politifact.com, que incluye El verdadómetro (Truth-o-meter sobre afirmaciones de los políticos), el Reversómetro (Flip-o-meter, sobre cambios de posición flagrantes de los políticos) y una sección sobre Cadenas de Correo Electrónico (con afirmaciones sobre personajes políticos). Cada cosa es calificada como cierta, básicamente cierta, medio cierta, apenas cierta, falsa y "pants on fire" (pantalones ardiendo, que se refiere a un dicho popular entre los niños cuando piensan que alguien les miente).

Ahora han añadido el Obamómetro: una sección donde han compilado 500 promesas de Obama y las van a ir calificando como cumplidas, comprometidas, rotas, atascadas, en proceso y sin actividad. De momento el Obamómetro registra 5 cumplidas, 1 paralizada, 1 comprometida, 14 en proceso y 488 sin actividad. Será interesante ver esta tabla en un par de años.

Mientras tanto, en una galaxia muy muy lejana... tenemos un esfuerzo ciudadano, la wiki Lo prometido es deuda, que compiló muchas promesas en las elecciones de 2007 (municipales y autonómicas) y 2008 (generales y andaluzas), pero no lo hizo, claro, de forma sistemática, ni se basó en recorrer los programas electorales o las páginas web de los candidatos, sino más bien en noticias de campaña. Tampoco hace ninguna labor de seguimiento, "sólo" (y no es poco, claro) de notaría de las promesas.

Y que yo sepa no hay nada más ni lejanamente parecido en ningún medio español. ¿Quién se anima?

Comentarios hasta el 26-12-09

Una pena cómo acabó el wiki que comentas. La idea fue buena pero fue abandonada por sus promotores.

Me temo que la diferencia es generalizada. Por ejemplo, no hay nada, que yo sepa, remotamente parecido a Snopes en el ambito hispano. Bueno, la argentina rompecadenas, pero no es lo mismo.

Ademas si no tienes mucho tiempo libre y la iniciativa no esta respaldada por una organización o un grupo, pues te cansas. Es lo que ha pasado con dos webs que en España tuvieron la feliz idea de monitorizar el número real de manifestantes, la barcelonesa Contrastant y el madrileño Manifestometro. En los dos casos fueron honestos con una situación que ya rozaba el chiste, pero al final lo dejaron correr. Sin que lamentablemente el ejemplo haya cundido en las redacciones. En las manifestaciones por Gaza, El Pais se despachó tranquilamente con la estimación de los organizadores (que se piense lo que se piense de lo de Gaza, es un insulto a la inteligencia) a pesar de haber asegurado en otras ocasiones que podía realizar un contaje propio decente. Se vuelve a las andadas mas rastreras, se hinchan tranquilamente los números en las manis afines, y se recortan drasticamente en las ajenas. Y pongo El País porque recuerdo este ejemplo, no porque la situación sea mejor en otros medios. Lamentablemente.

Por lo tanto no debemos extrañarnos de la falta de accountancy (creo que es asi) de nuestros medios ante los políticos. ¿Como hacer algo mínimamente decente si la evaluación depende descaradamente del color político del medio? Y las asociaciones no son mejores, la idea en España de una asociación apolítica se reduce a las ong's de pura caridad (o solidaridad, como prefieran). Me temo que es dificil que surja algo como lo que Josu relata o comohttp://www.factcheck.org/ (respaldada pero no dirigida por la Universidad de Pennsylvania).

Creo que en los USA, Josu ya estaría dirigiendo un "Centro malaprensa", en lugar de tener que lidiar voluntariamente con su blog...

¿Y sirve de algo el control que se supone tienen en Estados Unidos? Que yo sepa Bush ha hecho lo que le ha dado la gana, ha dejado el país hecho un desastre, y todo el mundo ha echado pestes de él. En realidad basta con cumplir con una promesa más que tu contrario para ser "mejor" democráticamente hablando, aunque incumplas el 95% de tus promesas.

Eso sí, si alguien quiere hacer un control me parece estupendo (también se pueden hacer tesis doctorales al respecto, ya que nos ponemos a dar ideas). Pero aquí cualquiera con un ojo medianamente crítico no necesita que los medios le hagan el trabajo para darse cuenta de que nos toman el pelo.

En realidad es una muy buena idea... para vender periódicos. A la gente esas cosas le interesan. Servir, no sirve para nada; pero los periódicos harían bien en no despreciar la sugerencia.

Recuerdo un precedente remotamente parecido. Tras "lo" del Prestige y el posterior Plan Galicia elaborado por el PP, La Voz de Galicia creó una sección llamada "El cronómetro de las promesas" (o algo así) donde se iba controlando la evolución de todas las inversiones prometidas en Galicia y su cumplimiento.

Está claro que estar mejor informado no sirve para nada. Total, al final te mueres igual.

Lo del manifestódromo debiera abochornar a toda la clase periodística española, que cuatro fulanos sean capaces de hacer en sus ratos libres lo que otros que cobran por ello ni se molestan. Desgraciadamente, es cierto que esas iniciativas están condenadas al agotamiento del interés de quienes las inician, primero porque la propia vida de cada uno se va metiendo y segundo porque no hay aliciente para continuar.

La carencia de un snopes se nota menos porque al fin y al cabo los bulos que se distribuyen suelen ser los mismos traducidos, así que basta con ir allí. Pero sí que se echa de menos un intento por introducir la realidad en el debate político, como hacen los fact checkers o el manifestódromo.

Claro que es más fácil abrir la boca y ejercer de todólogo en tertulias y páginas de opinión.

Y a la gente, por lo que se ve, le gustan más las tertulias de televisión que la información más o menos mediocre de la prensa. La gente no está dispuesta a pagar más por la prensa, y la prensa no está dispuesta a mejorar para que la compren más. Además ahora todo el mundo se cree que la prensa se hace gratis, como está en internet... El día que se vaya al carajo nos acordaremos de esta barra libre. Pero la culpa es de las empresas que no valoran su producto.

Bueno Terry, Josep Pla tiene una cita contundente al respecto:
"Es más difícil describir que opinar, infinitamente más: en vista de lo cual todo el mundo opina"
Enfin...

no me quiero imaginar si lo hacen aqui en la argentina... por dios tantos kilometros de promesas sin cumplir!

jajaja

en Argentina puede pasar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.