12 de febrero de 2009

El lío de Wonkapistas y el CIS

Ya sabrán ustedes a estas horas que un blogger amigo, Wonkapistas, se ha visto metido en un pequeño lío por haber difundido los datos del Barómetro del CIS antes de que se anunciaran oficialmente.

Algunos han imaginado oscuras filtraciones. No hay nada de eso. Solo ingenio (y tan poco uupps tampoco tanto): hace tiempo el autor del blog vio que las novedades del CIS se colgaban en una página web que tenía siempre una URL similar, y sólo cambiaba al final el número de estudio. Poco después descubrió que las novedades estaban ya colgadas en esa dirección, perfectamente previsible, un día o dos antes del anuncio oficial. Es decir, que el CIS los colocaba a la vista de todos, en una página web pública y abierta, antes del anuncio público, confiando en que nadie iría a buscarlos hasta que se anunciaran.

O sea, que la supuesta filtración es sólo un pequeño descuido del CIS combinado con un poco de ingenio de un investigador académico. Es curioso que ningún periodista haya descubierto este error (¿cuántos entran con frecuencia en la página web del CIS?), y que incluso, cuando se ha descubierto el lío, ninguno lo haya entendido tampoco, ni lo haya explicado a los lectores (a pesar de que Wonkapistas ponía el enlace a una página abierta del CIS, ahora bloqueada, varios medios hablan de una página de acceso restringido). La respuesta está delante de sus narices pero esperan a que se la den otros. Qué astutos.

Comentarios hasta el 31-12-09

Otra vez los intrépidos bloggers vencen a los atontados periodistas!!! Yuhu!!!

Mis felicitaciones a Wonka por estar al tanto de estas cosas, pero para felicitarle a él no es necesario decir lo malos que son los periodistas... Está muy feo comparar.

Lo que sí es reprochable es que no le hayan preguntado a Wonka su versión. Él podrá decir si algún periodista le preguntó antes de publicar acusaciones de que es un pirata.

A partir de ahora se acabó el chollo de las primicias (es lo que tiene desvelar las fuentes, aunque no existan). Salvo que los del CIS sean tan dejados que sigan haciendo lo mismo (no me extrañaría).

Creo que esto demuestra que los periodistas o bien no entran en el CIS para leer los estudios (lo que explicaría pero no eximiría muchas meteduras de pata) o bien no tienen suficiente capacidad de investigación o raciocinio como para darse cuenta (lo que tampoco dice mucho a su favor).

Lo que ha hecho Wonkapistas es del curso de iniciación de seguridad web: "Si no quieres que se vea, no lo pongas a la vista". El que crea que no lo van a encontrar por no anunciarlo es un simple. Yo mismo tengo un diario personal en mi web. No lo he anunciado nunca más que a amigos y conocidos, pero está indexado en Google y Yahoo!.

Pues yo me he fijado en la noticia por un pequeño detalle, en el enlace consta "opencms". Opencms es un gestor de contenidos, o sea un programa de gestión y diseño de web. Lo tenemos en mi trabajo y nos da bastantes disgustos con la fecha de publicación de las paginas, asi que pensé que al CIS le había pasado lo mismo.
Pero creo que la cosa es como dice Wonka, hicieron pública la pagina pensando que nadie la vería antes de hacer los enlaces correspondientes. Como dice Momar, eso es un error de novato.
En descargo de El País, digamos que con tanta filtración que últimamente publica, debe pensar que la única manera de acceder a información oficial interesante es que te pasen un dossier ilegalmente (atención ironía...)

No soy español, pero me parece que en vez de "tan poco tanto", debería escribir "tampoco tanto"
Saludos

Tienes razón, Ihaj cauchy
No sé en qué demonios pensaba al escribirlo.
Lo corregiré en cuanto blogger me deje.

Tiene gracia, por algo parecido a una empresa municipal de viviendas de VPO le han metido 60000€ de multa por exponer los datos de los solicitantes. Al parecer, cada uno recibía una dirección web que terminaba en algo como id=50 y si probabas el 51 te daba los datos del siguiente solicitante. Obviamente, no es el caso, los informes del CIS no son datos a proteger, pero eso, es curioso

http://www.ideal.es/granada/2009...a- 20090211.html

(y tan poco tanto) -> (y tampoco tanto)

Sigo con problemas en blogger y no puedo corregir el error del "tan poco".
Mientras tanto, una nota más sobre el la dimensión periodística. He preguntado a Wonka cuántos periodistas le han escrito para averiguar qué ha pasado (su email está en la portada de Wonkapistas). Su respuesta: uno (de un medio menor).

Ese sistema de reconstruir la URL es más viejo que la pana. Se hace para acceder directamente a paginas html o a peticiones en bases de datos. Te evitas el acceso secuencial (si quiero ir al final no tengo que pulsar docenas de veces el botoncito "mas"). De hecho la mayoria de los periódicos ordenan asi sus noticias. Si la base de datos es "inofensiva" (por ejemplo, lista programas en softonic) no pasa nada, pero si tiene datos personales, pues.... Pero por supuesto hay formas de cerrarlo, pero eso debe ser alta tecnologia para CIS. Sospecho incluso que para ellos, documentos "digitales" son aquellos que están señalados con un dedo.

Yo voy un paso atrás. ¿Qué problema hay en que salgan a la luz unos datos públicos? Bastante tomadura de pelo es que el CIS no permita el acceso a sus bases de datos completas para reanálisis posteriores, como para que ahora se mosqueen porque salga a la luz una información que nos pertenece a todos.

Topo, era una cuestión de protocolo y orden. Los datos se dan primero al parlamento, y luego a los medios y al público. La pifia es menor, pero lo es. Y luego esos datos son públicos.
Y de hecho el CIS, precisamente con esta presidenta, acaba de iniciar el proceso para ir poniendo todas las bases de datos de las encuestas online, gratuitamente, para investigadores, periodistas o simples curiosos. No saquemos las cosas de madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.