20 de julio de 2010

Bibiana Aído y las estimaciones dudosas

Gracias a un lector me entero de esta perla del relativismo, en boca de la ministra Aído, el domingo en una entrevista en El País.

Hemos estado durante demasiado tiempo con un debate de prostitución sí o no y nos hemos olvidado de las esclavas... hay que atender en primer lugar el grueso del problema, ese 90% de las prostitutas que están esclavizadas.

...

P. Dice que el 90% de prostitutas es víctima de las redes de trata pero la ONU habla de una de cada siete. ¿Cómo explica esa disparidad de cifras?

R. Porque no hay datos concretos. La propia ONU reconoce que es muy difícil cuantificar. Sus datos, igual que los nuestros, no son 100% fiables. Son estimaciones. Ahora que llevamos un año trabajando en ello comenzamos a manejar cifras más contundentes.

Clara confesión del modus operandi de los activistas (en el que una ministra no debería caer): puesto que hay varias estimaciones en liza sobre la dimensión de un fenómeno, en lugar de examinar críticamente, para ver cuál es la más fiable, escojo la más exagerada, para convencer al público de la urgencia y gravedad del problema.

Al menos las periodistas habían hecho los deberes y le obligaron a retratarse.

18 comentarios:

  1. Y a mí que me huele a que esta vez no es un problema cómo han elegido los datos sino de que -para variar- no sabe hablar...

    Por cómo ha dicho esa frase, me pega que quisiese decir "datos más fiables" o "sólidos", algo así... pero le ha salido "contundentes".

    No iba a admitir cándidamente que eligen los datos como les conviene. Creo.

    ResponderEliminar
  2. La entrevista ya es un desproposito, con ese "me-atacan-porque-soy-mujer", esa crítica de la gerontocracia (que traduzco como "quitate viejo que yo soy joven", ¿no le habran dicho que es feo discriminar por edad?), y esos malabarismos legales... Porque a mi entender lo primero que hay que hacer con la prostitución es decidir si es legal o ilegal, y despues podemos seguir. El fumar por ejemplo es legal pero con aspectos restringidos.

    Va a por los anuncios de prensa porque es lo facil (y voy a ser mala, porque su periodico de cabecera, Publico, no se va a ver afectado). Pero deja con el culo al aire a los municipios que se ven sin armas legales para impedir la instalación de prostibulos (ej. La Jonquera), y a los vecinos de zonas que sufren la prostitución callejera. Sin contar a las prostitutas afectadas.

    Que además maneje datos cuando mínimo inflados no es ninguna sorpresa... ¿Porque será que lo del número de prostitutas sea ya un clasico de malaprensa?

    ResponderEliminar
  3. Bien visto. A mí me asombra la hipocresía de bastantes políticos iletrados. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tiene que justificar su puesto y su ministerio, y puede que su ideología. Por eso los números cuanto más alarmistas mejor.

    No vaya a ser que se nos ocurra analizar el problema con honradez y a alguien le dé por, qué sé yo, preguntarle a las prostitutas...

    ResponderEliminar
  5. A este respecto, el otro día se volvía a repetir el clásico de la prostitución, pero esta vez en lugar de la famosa cifra de 400.000 prostitutas en España, hablaban del dinero que mueve la prostitución: 18 mil millones de euros al año.

    Muchos medios repetían esta cifra, sin pararse a echar cuentas, que son muy sencillas: en España hay aproximadamente 20 millones de hombres mayores de 16 años, supongamos que estos son los potenciales clientes (supongamos, como parece lógico, que la práctica totalidad de la prostitución en España es destinada a hombres).

    Pues si dividimos, resulta que cada varón español adulto gasta 1.000 euros al año en prostitución. Evidentemente, un auténtico disparate.

    ResponderEliminar
  6. Evidentemente, como todos los políticos, miente, pero lo grave es que da igual. Cada uno dice la suya y si es mentira no importa, sólo es cuestión de repetirlo las suficientes veces...

    Beeeeeeeee (me siento borrego)

    ResponderEliminar
  7. Como casi nunca se ofrece la posibilidad de abordar la cuestión de por qué para los asuntos del Ministerio de Igualdad rigen unas leyes estadísticas especiales, me gustaría tratar un poco el tema. Para el caso que nos ocupa parece bastante evidente la ausencia por parte de la ministra del más mínimo rigor a la hora de abordar las cifras relativas a la prostitución, asunto que como dice Rosie lo primero que habría que hacer sería establecer su legalidad o no.

    Como yo también soy malo, tengo para mí que el Ministerio sigue prefiriendo el limbo legal en el que tantos años llevamos, a un pronunciamiento claro en un sentido u otro, ya que esto lo privaría de uno de los elementos que mejor justifica su existencia. La respuesta de la ministra, evitando hablar claro y más bien buscando escurrir el bulto, a la pregunta de las periodistas de por qué en lugar de prohibir los anuncios no se prohíbe directamente la prostitución, si a algo parece conducir es a una interpretación en ese sentido.

    Pero este tratamiento irresponsable de las cifras no se ciñe exclusivamente a este asunto, sino que se trata de una práctica absolutamente generalizada en todo lo que a las cuestiones de género se refiere. No sólo como en este caso ofreciendo cifras de más que dudosa fiabilidad, sino también a la hora de elaborar estudios, en particular los relacionados con la violencia: sea ésta doméstica, de género, acoso laboral, escolar o de cualquier otro tipo.

    El último éste: http://www.abc.es/gestordocumental/uploads/nacional/igualdad(4).pdf
    presentado por el señor Lorente hace escasos días, en el que a las chicas se les pregunta por la violencia sufrida y a los chicos por la violencia perpetrada, y cuyos resultados han sido difundidos ampliamente por toda la prensa, sin que en ningún caso se aclarara que no podía haber chicos víctima ni chicas abusonas porque la naturaleza sesgada del estudio lo impedía al establecer de antemano que ellos serían los verdugos y ellas las víctimas.

    Esta práctica, inadmisible desde cualquier punto de vista que se quiera considerar el problema, establecida en su momento en los estudios elaborados por el Instituto de la mujer, está siendo ahora continuada por el Ministerio de igualdad en todo cuanto estudio patrocinan, se trate de violencia doméstica y de género, acoso laboral y moral, o cualquier otra materia, sin que hasta el presente ni desde el ámbito académico y profesional, ni desde las instituciones se haya contestado como debiera, seguramente temerosos de contradecir lo establecido por el feminismo institucional.

    Creo que ese debate debe abrirse antes de que los estragos que esas prácticas provocan se sigan multiplicando y porque estoy convencido se lo debemos a esos chavales de la ESO, el bachillerato y la FP, a quienes sin mediar nada previo que lo justifique, se les interroga con un cuestionario en el que alguien desde un despacho ha establecido, que por varón es un ser violento y abusador de unas chicas, sus compañeras, a las que sólo cabe el papel de víctimas. La honestidad intelectual y la más elementales principios de moralidad nos lo exigen.

    ResponderEliminar
  8. Y no solo echa mano a la estadística más favorable sino que, afectando a la prensa, establece conclusiones y deducciones altamente dudosas:
    "Al estar en la prensa generalista, los anuncios están al acceso masivo de los menores, a quienes debemos proteger"
    ¿Proteger de que? ¿Los menores son ávidos lectores de prensa generalista? ¿Y no hay que "protegerlos" del resto de la prensa? ¿no leen los menores otra prensa y revistas?. Por ejemplo, estoy pensando en ciertas revistas con muchos anuncios sobre sexo (videos, fotos) via movil, mediante carisimos SMS y susbcripciones fraudulentas ¿no hay que proteger a los menores-este mercado es más accesible-de estos servicios?
    "P. ¿Por qué prohibir los anuncios y no la prostitución?
    R. Tenemos un plan de lucha contra la trata. Hemos estado durante demasiado tiempo con un debate de prostitución sí o no y nos hemos olvidado de las esclavas"
    Si ahora resulta que (según ella) casi todos los anuncios están relacionados con la trata ¿Por que no lo denuncia a la fiscalia? ¿Por que no actua de oficio policia y/o guardia civil? ¿Tal vez se le olvida que la trata y el proxenetismo son delitos? ¿Si fueran anuncios de camellos ofreciendo su mercancia dando sus teléfonos, tamponco lo investigaria la policia?

    ResponderEliminar
  9. Perdon por el off topic. Quim Monzó es un escritor catalan que escribe (en español) divertidisimas columnas en La Vanguardia. Uno de sus objetivos es lo políticamente correcto o mejor dicho la noñería correcta. Les paso el link de su comentario a Bibiana. Yo creo que da en el clavo:
    http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100720/53967914116/ojito-con-el-curso-de-soldadura-francia.html

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. retractarse*
    Por lo demás, gran blog, lo sigo muy a menudo :D

    ResponderEliminar
  12. David,
    Yo me refería a "retratarse" en el uso coloquial que significa "dejar ver cómo es uno", y que supongo que se relaciona con la acepción 2. del DRAE
    - Hacer la descripción de la figura o del carácter de una persona. U. t. c. prnl.

    ResponderEliminar
  13. Pues hay una "himbestigadora" de la Escuela Andaluza de Salud Pública, Pilar Ruiz que se dedica a suministrar los datos: titular: un tercio de las mujeres reconocen haber sufrido maltraton (http://www.elpais.com/articulo/andalucia/mujeres/reconoce/haber/sufrido/maltrato/pareja/elpepiespand/20081203elpand_12/Tes)

    Resulta que en el mismo estudio se reconoce que la muestra no es representativa, que se acudió a 23 consultas de atención primaria para distribuir los cuestionarios. Yo creo que una muestra tan sesgada hace que el estudio sea absolutamente irrelevante para sacar cualquier tipo de conclusión, pero a lo mejor es que no etoy sensibilizdo contra la violencia machista.

    Y lo más grave es que debieron estar tan contentas con el estudio que lo repitieron ya en todas las autonomías. Hubo una nueva nota en el País hace no mucho pero no la he encontrado

    ResponderEliminar
  14. Lo mejor es el subtítulo de 20minutos: «El 90% de las mujeres ejercen la prostitución a la fuerza».

    URL: http://www.20minutos.es/noticia/771685/0/diarios/anuncios/prostitucion/

    ResponderEliminar
  15. Rosie y Emilio: No hay limbo ni ambigüedad: ejercer la prostitucion es legal, y no hay ninguna duda acerca de eso.

    ResponderEliminar
  16. Aloe, no estoy de acuerdo. No es ilegal pero tampoco legal en el sentido de que no esta regularizada por nada, por eso se suele definir como "alegal". Para cualquier actividad necesitas cumplir una reglamentación, sea poner un negocio de venta de pipas, o organizar un baile popular en la calle. Pero para la prostitución nada. No van a detener a nadie por ejercerla, pero no hay ninguna reglamentación a cumplir, ni siquiera sanitaria. Es un vacio legal de primer orden, del cual se aprovechan los proxenetas mas que de los famosos anuncios. Y que por cierto provoca verdaderos quebraderos de cabeza a los ayuntamientos (que no saben como parar la instalación de prostibulos o la prostitución callejera o de carretera).

    Seré sincera y diré que no estoy muy segura de que sería lo mejor. Personalmente me parece mejor la prohibición, siempre que el cliente reciba mayor castigo que la prostituta (me parece la única vía efectiva). O bien combinarlo con una regulación que intente evitar en lo posible el proxenetismo (dificil).

    Pero en todo caso prohibir por un lado la prostitución callejera via reglamento municipal o los anuncios de periodicos via ministerio de Igualdad es darle vueltas al tema sin atreverse a atacar el nucleo del problema. Para acabar se trata el tema con unos aires de moralina bastante insufribles, la verdad.

    Y para acabar toda la argumentación se hace con datos en el mejor de los casos muy dudosos.

    ResponderEliminar
  17. Aloe, una cosa es que sea una actividad tolerada -y eso tampoco en todas las situaciones- y otra que se trate de una actividad reconocida y regularizada que es lo que normalmente se entiende por legal.

    Ni es legal ni ilegal, y esa me parece que es la peor de las opciones posibles y desde luego la que más se presta a todo tipo de falsificaciones estadísticas y de todo tipo.

    ResponderEliminar
  18. Juridicamente la prostitución no existe. Esta en el limbo. Ni es una actividad económica, ni profesión, ni nada de nada.
    Sólo están contemplados delitos relacionados con ella como el proxenetismo, Art.188 CP

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.