14 de agosto de 2010

Ramonet, el embustero que da lecciones de ética

Me encuentro en Menéame una referencia a un artículo de Le Monde Diplomatique en español, titulado La corrupción de la democracia. El párrafo destacado no tiene desperdicio:
A escala internacional, la corrupción alcanza hoy, en la era de la globalización neoliberal, una dimensión estructural. Su práctica se ha banalizado igual que otras formas de criminalidad corruptora: malversación de fondos, manipulación de contratos públicos, abuso de bienes sociales, creación y financiación de empleos ficticios, fraude fiscal, disimulo de capitales procedentes de actividades ilícitas, etc. Se confirma así que la corrupción es un pilar fundamental del capitalismo.
Me pregunto si no se podría escribir igualmente que la corrupción es un pilar fundamental del estado, del gobierno, o de la política. De hecho, casi todas las actividades reseñadas tienen que ver con el uso indebido del poder político. Pero no, la corrupción es un pilar del capitalismo. Se ve que en las sociedades no capitalistas hay mucha menos corrupción.

Temiendo lo peor, voy a la web de Le Monde Diplomatique y compruebo que efectivamente, el autor del artículo no es otro que el inefable Ignacio Ramonet, director de la revista [corrección: hasta 2008] y famoso autor de la biografía definitiva de Fidel Castro, que no tuvo reparos en coleguear con el dictador durante semanas, ser su invitado, y escribir luego un libro supuestamente original que contenía decenas de páginas copiadas literalmente de los discursos de Fidel (aquí su respuesta, claramente insuficiente). Es decir, un falsificador, y un propagandista de dictadores. En un país como es debido a este señor le hubieran echado de la dirección de un medio de comunicación, por fraude. Pero ahí sigue siguió durante un tiempo, y continua, como presidente del Consejo de Administración, y como firmante destacado, dando lecciones de ética. ¡¡Y criticando la corrupción!!

30 comentarios:

  1. Ramonet podría ojear los informes de Transparencia Internacional y ver cómo los países más corruptos son, oh sorpresa, los menos capitalistas. No deje que un dato te arruine una idea arraigada. Pero Ramonet, como buen capitalista, ha sabido construir una sólida imagen de marca de sí mismo se debe a su público (y a los ingresos que le genera).

    ResponderEliminar
  2. Vaya, y eso ocurre en la civilizada Francia. Creía que estas cosas solo pasaban en España.

    De todos modos según la Wikipedia Ramonet dejó de ser director en 2008. Pero no sé si fiarme.

    También según la Wikipedia los lectores tienen el 49% de la propiedad de la revista y bastante influencia. A lo mejor es que a los lectores de esa revista le gustan esa clase de directores.

    Lo que yo no haría en todo caso es tomarme en serio un medio como Le monde diplomatique ni informarme a través de él. Es como una revista porno, un vicio para progres trasnochados.

    ResponderEliminar
  3. Esa es la clase de cosas que pasan en los medios comunistas, donde mandan los lectores. Casi mejor que nos quedemos como estamos, pasando de ellos, y haciendo propaganda de los anunciantes (que son estupendamente capitalistas).

    ResponderEliminar
  4. Presidente del Consejo! Pero como van a echarle si es el jefe. Eso solo podría pasar en un país como no es debido, como Cuba. Claro que si Francia tampoco es como es debido, ¿a dónde emigramos? Horror!

    Por cierto, no entiendo cómo se puede considerar plagio cuando el "plagiado" te incita a plagiarle. Si acaso, licencia Creative Commons. En realidad lo del plagio era una excusa un poco absurda para criticar su ideología. Que es ridícula, por otro lado.

    ResponderEliminar
  5. No veo que la prensa generada a partir del predominio de la opinion de sus lectores, como es el caso de El Diplo sea mas pernicioso que la prensa que transmite las noticias en sintonia con la opinion de sus duenos empresarios de multiples intereses mercantiles. Total, la realidad ya lo dijo Baudrillard ha sido asesinada en un Crimen Perfecto que puso en su lugar la construccion de los medios

    ResponderEliminar
  6. Pues según la RAE un dictador es:
    "1. m. y f. En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos extraordinarios y los ejerce sin limitación jurídica".
    A poco que se conozca cómo funciona el sistema político en Cuba hay que ser algo despistado (o tener un odio feroz a determinadas ideologías políticas) para usar esa palabra como sinónimo de "presidente", aunque siempre hay gente que la repite como insulto hasta que otra se acostumbra a oírla.
    En un país como es debido el autor de esta entrada escribiría una nueva sobre ella con la etiqueta 2+2=5.

    ResponderEliminar
  7. Llego siguiendo a Malaprensa desde hace meses y en general me parecen muy acertados y coherentes sus comentarios.

    En este caso, sin embargo no estoy de acuerdo. El capitalismo es el sistema dominante en el mundo y es corrupto. Que otros sistemas también son corruptos? sí y qué? Lamentablemente aún está por inventar un sistema sin corrupción.

    Atacar la figura de Ramonet de esta manera tan frívola, por hacer una entrevista a uno de los hombres más influyentes del siglo XX, me parece poco aceptable.

    Que no nos gusta Castro, me parece muy bien, pero también vas a atacar a Oliver Stone por el mismo motivo?

    Le Monde Diplomatique es uno de los poquísimos medios que son totalmente independientes y críticos con el poder, ofrecen un contexto amplio y rico y comentan la actualidad en profundidad.

    Me parece que un buen periodista no debería atacar a LMD. Uno de los pocos reductos no invadidos por el pensamiento único.

    ResponderEliminar
  8. Juan
    No ataco a Ramonet por entrevistar a Castro.
    Le ataco por
    - simular que publicaba un libro con una entrevista, super-exclusiva (una de las pocas en 50 años de mandato de semejante duración), y luego confesar a regañadientes, después de ser descubierto, y sin mostrar asomo de vergüenza, que muchos de los textos eran copias literales (páginas y páginas) de discursos de Fidel. Eso es un fraude al lector, es mala praxis periodística, y sería como para echar a un periodista de un medio. No digamos al director.
    - actuar de puro propagandista del máximo responsable de un régimen dictatorial, ser su invitado con cierta frecuencia, disfrutar de todas las atenciones del régimen y publicar un libro tan del gusto del régimen que este le ha dado máxima difusión en el propio país (editado por la editorial oficial del Consejo de Estado).
    - Por cierto, no sé cómo se llamaría en una democracia que con el dinero del gobierno se pague la edición, con miles de copias, de una biografía/hagiografía del presidente. Ni que el biógrafo del presidente sea invitado de honor del gobierno a gastos pagados. ¿No lo llamaríamos corrupción?
    - Desde esa posición de tan íntima comunión con un régimen dictatorial, de partido único, sin libertad de opinión ni prensa, ni control alguno por parte de la población sobre los comportamientos de sus gobernantes, atreverse a dar lecciones de ética y pontificar sobre la corrupción del capitalismo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo,
    En esa definición del diccionario tampoco entraría Franco, no?
    O sí?
    Había Cortes, leyes fundamentales, elecciones a procuradores por el tercio familiar...
    En fin, que no tenía todos los poderes "sin limitación jurídica".
    Me gustaría que me aclararas a qué personajes recientes crees que se puede aplicar el término dictador.

    ResponderEliminar
  10. Juan, otras aclaraciones:
    - Ramonet no dice, como tú vienes a decir, todos los sistemas son corruptos, y el capitalismo también; dice especificamente que la corrupción es un "pilar fundamental" del capitalismo. Algo distintivo y peculiar, o más intenso, en el capitalismo que en otros regímenes. Si no, no tendría sentido escribir su artículo.
    Uno no escribe "Es característica fundamental de los varones la tendencia a la violencia" si no es para distinguirlos de las mujeres, y porque piensa que ellas no tienen esa característica. Así que no está claro que estés e acuerdo con Ramonet.
    - Oliver Stone no es periodista. Ni, que yo sepa, simula que publica entrevistas y en su lugar copia y pega discursos.
    - Yo tampoco lo soy, por cierto.
    - No he criticado a LMD por sus contenidos, sino por su laxitud con un director falsificador.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que hay que tener ganas de discutir para aceptar un debate sobre si Ramonet es un periodista serio o sobre si Castro es un dictador. Dictador no es un juicio de valor: hay dictadores mejores que algunos presidentes democráticos.

    En cambio sería más interesante discutir si eso es plagio o no. Es obvio que no, porque Malaprensa lo califica de fraude, de falsificación, pero no vuelve sobre lo del plagio.

    Por cierto, la entrevista es un género de opinión, para que el entrevistado diga lo que piensa. Considerar que incluir discursos del entrevistado como respuestas suyas es mala praxis periodística es absurdo. Eso es la única parte moralmente aceptable del libro de Ramonet.

    Oliver Stone es periodista porque hace documentales, que es un género periodístico y no de ficción. Se le puede aplicar lo mismo que a Ramonet; pero tampoco vale la pena tomarse en serio a Stone.

    ResponderEliminar
  12. Me ha bastado una frase para entender que estamos ante un artículo político, tendenciosamente anticubano y manifiestamente burdo e intoxicador. La frase es: Es decir, un falsificador, y un propagandista de dictadores. Más allá de las explicaciones de Ramonet que el autor de esta infecta deposición ha enlazado, que a mí me resultan convincentes por sí mismas y porque hace años que sigo a Ramonet y sé perfectamente de qué pie calza, resulta que en el mismo libro y en declaraciones anteriores a su publicación ya avisó de eso mismo, que Fidel repasaría sus propias respuestas e incluiría aquello que considerase oportuno, como así fue. Vaya, que de Falsificador ni un pelo, porque existía la aquiescencia de Fidel. Por otro lado, calificar a Ramonet de propagandista de Dictadores deja muy claro el pésimo conocimiento de la trayectoria de Ramonet y, obviamente, de la realidad política cubana. Triste papel el de los furibundos anticastristas (anticubanos, no nos engañemos), pero no somos pocos los que estamos acostumbrados a leer bazofias sin más intencionalidad que la de hacer daño a Cuba, lejos de presuntos códigos deontológicos o esfuerzos por mejorar la labor periodística. Valoro positivamente los esfuerzos de este blog para desentrañar los vicios de la mala prensa. Lo que pasa es que, quizás, habría que dejar de lado los vicios técnicos o estéticos y entrar en los vicios morales y políticos, porque es ahí donde se fundamenta lo que muchos conocemos como Falsimedia o mafia mediática. Te recomiendo que busques en una librería el libro de Pascual Serrano titulado Desinformación y aprendas lo que es la mala prensa y, de paso, lo que es la constante y planificadísima intoxicación mediática respecto a Cuba, intoxicación de la que, no lo dudo, tú eres una víctima desde la "v" hasta la "a".

    ResponderEliminar
  13. Clásico argumento de las dictaduras. Los que critican al régimen o al dictador son enemigos del país. Véase Franco, Francisco.

    ResponderEliminar
  14. Pero Lucien, entre la hojarasca retroprogresista, tiene razón en que falsificación no hay: desde el principio Ramonet dejó claro que el libro era sobre todo creación de Castro. Él solo era el negro.

    ResponderEliminar
  15. Me he leído ahora toda aquella polémica sobre Ramonet. Es ridícula. En cualquier entrevista a un personaje del nivel de un presidente de una gran empresa o de un país, sin necesidad de que sea un dictador, los periodistas dan el borrador al entrevistado para que lo corrija (ojo: no me parece que sea una política admirable, pero así son las cosas también en nuestros fantásticos países capitalistas y democráticas). Y más tratándose de un libro. No sé si recuerdan aquel libro-entrevista a Esperanza Aguirre en la que ésta decía: "A veces me cuesta llegar a fin de mes". Aguirre se cabreó, pero la periodista, Virginia Drake, respondió que Aguirre había podido repasar el libro.

    Obviamente en este caso Castro introdujo frases y datos concretos, copiados de documentos escritos, para que fueran correctos. Si en un discurso habló sobre su caída o sobre su enfermedad, es lógico que cuente la misma historia: los hechos son los mismos. A lo mejor introdujo páginas enteras, pero es lógico tratándose de Castro.

    Lo que cabe preguntarse es por el interés periodístico de cosas que ya se han contado. Pero eso no es un problema del libro Ramonet, ni de plagios, ni de falsificaciones, sino del criterio periodístico de quien decidió publicarlo en El país Domingo.

    Por cierto, en el mismo periódico y poco después, se publicó un artículo muy crítico con el libro. Lógicamente Elorza pasa de largo sobre el tema del plagio (que es una solemne chorrada), y se centra en la escasa catadura moral del entrevistador y del entrevistado.

    Aquí todos los enlaces (aprovechen que no hay que pagar):

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Castro/pais/puede/autodestruirse/elpepiint/20060402elpepiint_4/Tes

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Fidel/Newton/elpepiopi/20060409elpepiopi_3/Tes

    http://www.elpais.com/articulo/ensayo/servicio/Fidel/Castro/elpepuculbab/20060429elpbabens_2/Tes

    ResponderEliminar
  16. Josu:

    Puntualización:

    Si dices que A es azul, no estás implicando que A B y C sean rojos. Estás diciendo que A es azul y nada más y nada menos.

    Hombre, yo creo que tiene sentido acusar al capitalismo de ser corrupto per se, pues puede existir la opinión de que el capitalismo es el menos corrupto de los sitemas o no es corrupto si se hace bien. No me digas que nadie defiendo esa opinión y si es así tiene sentido decir lo que dice Ramonet.

    ResponderEliminar
  17. Vaya trampa lógica... Si digo que Franco entra en la categoría de dictador, Fidel también lo es porque lo dices tú; si digo que no lo es, o no tengo ni idea o soy un defensor de las dictaduras en plan Ramonet, ¿no?

    Me da igual que no te guste el comunismo, pero es mejor razonar y no intentar descalificar los comentarios de la gente mentando a Franco (ya se sabe, el "argumento clásico" de los anticomunistas: los rojos son malos, igualico que los fascistas).

    ResponderEliminar
  18. A.B., disculpa un segundo: que digas que Ramonet era "el negro" me ofende profundamente. ¿Por qué no desterramos de una vez de nuestro lenguaje esas expresiones que no hacen más que alimentar el de ya de por sí intenso racismo que nos define, aunque sea subconscientemente?

    Por otro lado, no veo qué problema hay con el famoso libro-entrevista. Ramonet entrevista a Castro, que luego tiene la oportunidad de ampliar y completar sus propias respuestas. Ramonet no quiere ser creativo con Fidel, como acostumbra a suceder en Falsimedia. Ramonet quiere dejar por escrito mediante entrevista y de la forma más clara posible la visión de Fidel sobre ciertos asuntos que le pregunta. Así lo explica y lo reconoce antes de que el libro sea publicado. Muchas respuestas son verdaderamente largas, obviamente porque Fidel incluye o añade fragmentos de discursos para redondear su propia respuesta. No es Ramonet el que retoca a Fidel (algo habitual, insisto, en las informaciones sobre Cuba, por ejemplo, en El País) sino que es el propio Fidel el que amplía o retoca sus propias respuestas. No es una entrevista al uso, con un procedimiento que nos resulte habitual, pero es legítima y personalmente me pareció una excelente manera de acceder al pensamiento de Fidel, y más si así se confiesa que se hizo y se así se presentó, antes que la horda hab itual anticubana saltase a por sus ansiadas yugulares.

    Y claro, es de ahí de donde surge mi crítica a los escritos de Mala Prensa, durísimos con Ramonet, con una dureza que ni ante pifias manifiestamente criticables que otras veces ha destapado, por no hablar o recordar a los infectos chupatintas y contaminadores que atestan las redacciones de TODOS los grandes periódicos. En resumen, intencionalidad política clara por parte de Mala Prensa, contaminación recurrente (el tema Ramonet ha vuelto) y poca seriedad al final, claro.

    Saludos y, lo dicho, cuidado con esas referencias a los "negros". No me importa estar en desacuerdo con el sentido que se pretendía darle (no es que esté curado de espantos, pero conozco sobradamente el estado de opinión que Falsimedia ha creado sobre Cuba), sino con el deje racista que subyace en la misma. No llamo racista a nadie, que conste, pero hay que ser más cuidadoso con lo que se dice o se escribe, y más aquí, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  19. Es que soy racista. Lo he dicho con intención. A ver si se va a poder ser comunista, y no se va a poder ser racista. Yo respeto todas las ideologías, que respeten la mía. Hay que ser más tolerantes, oiga.

    ResponderEliminar
  20. Puede que Fidel Castro sea inmoral y opresor, no se, pero sin lugar a dudas es mejor que ustedes.

    Pero no hay que hacer drama, intentemos mejorar poco a poco y alegrémonos de los avances.

    Por cierto, muy interesantes los artículos que Fidel ha estado escribiendo estos últimos años. Facilmente localizables es internet.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. A Topo Universitario. ¿Cuales son esos paises, supuestamente no capitalistas, que son los menos corruptos?. Que yo sepa, hasta China, un pais nominalmente comunista, es ahora capitalista, asi que tu me diras

    ResponderEliminar
  22. Manda carallo, ahora resulta que el capitalismo no es intrínsecamente corrupto. No. Sólo paga guerras en medio mundo, destroza economías, asesina a mandatarios y opositores no doblegables, corrompe políticos y funcionarios, destroza el medio ambiente y reduce la moral y la etica al juego del mejor postor.
    Y, por eso, Ramonet es culpable de 1. escribir un libro sobre Castro 2.- Que el libro, de verdad, contenga lo que dice y piensa Castro.

    Tengo muy claro que, si alguien no merece que se le llame periodista, ese no es Ramonet, que es sincero y claro. Y que además, no responde nada mas que ante sus lectores por su labor. Las plumas mercenárias son las que les importa un carajo quedar de palmeros hasta las trancas. El salario seguirá llegando desde las altas instancias de los mass media, copropietarios tmabien de petroleras, bancos y demas transnacionales.

    ResponderEliminar
  23. Lo mismo que el post sobre Obama. Es evidente que Ramonet se pasa unos cuatrocientos pueblos, pero es que es lo habitual. Ramonet no es un periodista mínimamente serio, ni Le monde diplodocus, como dice un amigo mio frances, un periodico mínimamente recomendable. Es a la izquierda, lo que sería por ejemplo Intereconomía a la derecha, un panfleto ideologizado sin ninguna credibilidad. Como profe de etica, esta a la altura de Jimenez Losantos...

    Si, ya se que todo periodico tiene una linea editorial. Es normal, pero hay niveles. Entre una noticia que aparezca no se, en El País y su versión en Le Monde diplodocus, pues me creo mas al primero asi de entrada (puede haber excepciones que confirmen la norma, claro esta). En realidad habría que leer unos cuantos periodicos al día de distintas ideologias para estar bien informado, pero no hay tiempo y en muchos casos ganas. Como decía alguien, la gente no quiere informarse, quiere que le refuerzen sus propias convicciones, por eso suele comprar siempre el mismo periodico...

    Una ultima nota. Lo de Lucien ya es de visita al psiquiatra. Como "negro" en este sentido en ingles es ghost writer, no se que espera el gremio de fantasmas para quejarse de racismo antifantasmal...

    ResponderEliminar
  24. Anónimo de las 17:06
    Creo que te has equivocado con lo de los mercenarios.
    Este blog es un hobby personal, por el que obviamente no recibo un duro (como verás, no tiene publicidad).
    Ramonet, en cambio, ha sido invitado unas cuantas veces por el régimen cubano, que con el dinero de los cubanos le pagan para que airee los discursos de Fidel camuflados como entrevista. No sé si también le habrán pagado una buena cantidad por los derechos "de autor" (je) de las ediciones cubanas, por lo visto con grandes tiradas. El mercenario es él en todo caso.

    ResponderEliminar
  25. Como soy un poco masoca, los nuevos comentarios me han picado a buscar un poco más sobre la relación Ramonet-Gobierno cubano.

    He descubierto, de rebote, que renunció a sus derechos de autor por la edición cubana, así que queda resuelta la duda de mi comentario anterior.

    Pero he encontrado en el proceso varios textos enternecedores.
    Por ejemplo, este "durísimo" interrogatorio de Ramonet a Castro, sobre la libertad de prensa en Cuba, extraído del famoso libro, y difundido nada menos que por la Unión de Periodistas de Cuba. Es enternecedor.

    Y eso para un el jefe del gobierno de un país que según Reporteros sin Fronteras está en la posición cuarta o quinta por la cola en libertad de prensa de todo el mundo.

    Este otro texto, proveniente de una de las múltiples presentaciones del libro en Cuba es también muy asombroso. Aparte de su defensa de dar gato por liebre (discurso copiado por entrevista original) se le ve entusiasmado en su papel de copista y propagandista del régimen, que debe de ser ejemplar, por lo que parece.

    Al parecer, dijo que le apena mucho que la juventud de ahora no tenga el mismo entusiasmo por Cuba que los de su generación. Y que el libro nace de su deseo de cambiar eso.
    Qué fenómeno.

    ResponderEliminar
  26. Sorprende sobremanera en un blog que tiene como lema " Errores y chapuzas de la prensa española: números equivocados, gráficos incorrectos, fallos lógicos, conceptos erróneos, mala interpretación de estadísticas o datos científicos " y que, como tal, cumplia bastante bien su funcion, el ataque furibundo a Ignacio Ramonet en esta entrada y, sobre todo, las lineas argumentales que lo sustenta. El autor despacha en dos frases un parrafo de Ramonet en que este se atreve a asegurar que la corrupcion es un pilar estructural del capitalismo neoliberal (aseveracion con la que muchos estamos de acuerdo), y, rapidamente, aborda lo que es el nucleo de su argumentacion contra el, haber escrito una hagiografia sobre Fidel Castro y, parece ser, haber copiado decenas de paginas de los discursos del dictador. " En un pais como es debido, concluye, a este señor le hubieran echado de la direccion de un medio de comunicacion ". Con semejante vara de medir, al menos la mitad de los periodistas estadounidenses y españoles estarian en el paro tras tragarse las "justificaciones" de Bush, Aznar, y sus sicarios a la guerra de Irak; por no hablar de aquellos peones y caballos negros que estuvieron mareandonos durante años para tratar de encontrar al menos una caja de cerillas de ETA en los atentados del 11-M, etc. etc. Pero, ademas, la " argumentacion " continua con la descalificacion del medio de que fue director "Le Monde Diplomatique ", a partir de la ya citada premisa, y la comparacion que hace uno de los comentaristas entre este e Intereconomia. Bueno, eso es como comparar el evolucionismo con la cosa esa del " diseño inteligente ", o la obra de Angel Viñas o Julian Casanova con la del "terrorista converso" Pio Moa

    ResponderEliminar
  27. Resulta sorprendente que un Log que se define como censor de los errores y chapuzas de la prensa nacional (y que, como tal, ha cumplido hasta ahora un servicio destacable) se haya enzarzado en lo que me parece una cruzada irracional contra el señor Ignacio Ramonet, de quien se entresaca un párrafo sobre la corrupción estructural del capitalismo (cuestión opinable sobre la que, por cierto, estoy de acuerdo), para pasar directamente al asunto que importa y que no es otro que su descalificación personal por ser el autor de una hagiografía (que ni he leído ni pienso leer por ser absolutamente opaco a esta temática) que, por esa razón le descalifica de por vida como periodista. Bien, con esa misma vara de medir, mas de la mitad de los periodistas estadounidenses o españoles estarían en el paro por creer y difundir las escandalosas mentiras puestas en práctica por Bush, Aznar y sus sicarios como justificación a la invasión de Iraq, por no hablar de los peones y caballos negros que nos han machacado durante años tratando de encontrar la caja de cerillas que vinculaba a ETA con el 11-M. Pero donde el argumento ya descarrila por completo es en el momento en que se trata de desprestigiar al medio de que el señor Ramonet ha sido director durante años, “ Le Monde Diplomatique “, comprar´´andolo (como hace uno de los comentaristas de esta entrada) con Intereconom´´ia. Esto es, simplemente, como comparar el evolucionismo con esa cosa del diseño inteligente, o la obra de Angel Viñas o Juli´´an Casanova sobre la guerra civil con la de ese “ terrorista converso “ de Pio Moa

    ResponderEliminar
  28. Pues en este caso estoy completamente de acuerdo con Josu, la manipulación continua de ramonet tiene delito, y encima para defender a asesinos liberticidas como castro. Aparte que intelectualmente no se sostiene, habrá pensado por casualidad que la corrupción es inherente al ser humano? Mientras no sean máquinas las que nos gobiernen, siempre habrá casos de corrupción, seamos capitalistas,comunistas,ateos o creyentes en el monstruo del spaguetti. Ahora bien, será más posible revelar y castigar casos de corrupción en países con un Poder Judicial independiente (como los EEUU que tanto odian algunos anónimos aquí) que en la Cuba castrista donde ramonet se infla a comer langostas mientras el 99% de la población cubana malvive con una mísera cartilla de racionamiento...

    ResponderEliminar
  29. En el sistema Neoliberal, para ser más exactos, puesto que es la única versión imperante del capitalismo de estos días, ni siquiera es necesario el fraude ilegal, puesto que los Estados ya cuentan con mecanismos que legalizan la corrupción: paraisos fiscales, impuestos reducidos al 1% montándose una SICAV, especulación en bolsa con productos alimenticios de primera necesidad, especulación en general, etc.
    Pero también es frecuente la corrupción en el ámbito privado, sobre todo cuando se mezcla con lo público: comisiones ilegales entre empresas semipúblicas y privadas, comisiones ilegales periódicas impuestas por los "jefes" a sus trabajadores, fraude fiscal, sobornos, etc.

    Lo que hace de Le Monde Diplomatique un diario independiente de intereses económicos a los que sí se vinculan las multinacionales de la información, es que se debe sólo a sus lectores.

    ResponderEliminar
  30. Cesar:
    Le monde diplomatique también incluye anuncios en sus publicaciones así que no sé de qué independencia hablas.
    Lo de más arriba es incalificable,la especulación es corrupción? Primera noticia que tengo. Las sicav tributan al 1% pero después por IRPF también así que tampoco se puede decir que sea un chollo...
    Lo que SÍ es corrupción es sajar impuestos de la gente que gana su dinero honradamente ( ya sean rentas de trabajo o de capital) para mantener a sindicalistas y demás paniaguados.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.