17 de abril de 2011

¿Más e-books que libros en papel? Que no, pesados

Hace unos meses publiqué una entrada comentando una noticia errónea de varios medios, que decían que Amazon vendía ya más libros digitales que en papel.

Ahora me escribe un viejo lector para contarme que Elmundo.es ha vuelto a las andadas y publicó ayer una noticia con este titular:

Los libros digitales ya ganan al papel en Estados Unidos

El primer párrafo lo tiene muy claro:
Tenía que llegar y la fecha ha sido febrero de 2011. Durante dicho mes,por primera vez, se han vendido más libros electrónicos que en papel. En total, según el último informe de la asociación de editores de EEUU (The Association of American Publishers), se han vendido copias por valor de 90,3 millones de dólares, un crecimiento del 202,3% respecto a febrero de 2010.
Depende de su tecnofilia o bibliofilia, ustedes podrán tener sentimientos distintos al respecto, pero el hecho, amigos, ha sucedido, de manera rotunda, incontestable, por primera vez, este mes de febrero. Algo que por otro lado, "tenía que llegar", porque, claro, es el signo de los tiempos...

Por supuesto, nada de ello es cierto. O mejor dicho: no se sabe si lo es. Para empezar, contra lo que dice el primer párrafo, la nota de la asociación de editores no dice nada sobre número de ejemplares vendidos de ningún formato. Sólo habla de volumen de ventas en dólares.

Y en esos términos, el libro electrónico está aún muy lejos del libro en papel, como dice la propia noticia, aunque para otro marco temporal:
En cuanto al acumulado del año, en lo que va de 2011 los libros electrónicos han crecido un 169,4% respecto al mismo período de 2010 -lo que supone unos ingresos de 164,1 millones de dólares- mientras los impresos han decrecido un 24,8% -hasta unos ingresos de 441,7 millones de dólares-.
¿Es posible que en el acumulado del año (enero + febrero) las ventas en papel sean mucho más del doble que las electrónicas, pero en febrero se hayan quedado por debajo? No, claro, no es posible. Aunque la nota de prensa de la asociación de editores es un barullo considerable, leyéndola con cuidado uno puede averiguar que en febrero se vendieron libros en papel de adultos y niños por unos 215 millones de dólares. Más del doble que los electrónicos. Sería necesario que el precio medio de los e-books fuera menos de la mitad que el de los de papel, para que efectivamente, como proclama la noticia, el número de libros digitales vendidos fuera mayor que en papel, cosa que probablemente no es cierta.

¿Pero entonces, de dónde ha salido esta noticia farsa-farsa-farsa? Pues de que, al analizar las ventas por segmentos, y refiriéndose sólo a la "edición comercial" (libros para el público general), la nota de prensa dice esto:
For February 2011, e-Books ranked as the #1 format among all categories of Trade publishing (Adult Hardcover, Adult Paperback, Adult Mass Market, Children’s/Young Adult Hardcover, Children’s/Young Adult Paperback).
Que viene a ser aproximadamente:
En febrero de 2011, los libros electrónicos se colocaron como el formato número uno entre todas las categorías de edición comercial (Tapa dura para adultos, Tapa blanda para adultos, Mercado masivo para adultos, Tapa dura infantil/juvenil, Tapa blanda infantil/juvenil).
Lo cual quiere decir que el libro electrónico, considerado como categoría separada, vendió más que cada una de esas otras categorías, considerada separamente. Fue la categoría número uno de las seis en las que se divide la edición comercial.

Cosa que en Elmundo.es han entendido como que "durante el pasado febrero, los 'ebooks' fueron lo más vendido en todas las categorías que establecen las editoriales estadounidenses, sean libros para adultos o infantiles", es decir, como si dentro de cada una de las categorías, se hubieran vendido más libros electrónicos que de papel.

El párrafo citado puede ser confuso, pero leyendo el resto de la nota de prensa se entiende perfectamente. Y también se aprende que además de esa "edición comercial" están los libros de texto, libros religiosos, y libros técnicos y profesionales, cuyas ventas, en febrero, fueron de unos 207 millones de dólares.

La relación entonces, para el mes de febrero, sería de 90 millones de dólares en libros electrónicos frente a unos 422 millones en libros en papel.

Lo que sí es cierto es que la venta de libros digitales crece al galope, y la de los de papel declina. Así que sí, si siguen publicando esta noticia de vez en cuando, alguna vez será cierta.

2 comentarios:

  1. Alguna vez será cierto, o no... Creo (es una intuición), que, aunque lo pueda parecer, la bajada de ventas en papel y la subida del libro electrónico no están relacionadas. La subida electrónica es consecuencia de la venta reciente de muchos lectores de ebooks. Tan pronto como haga meseta, no subirá más y, por lo que parece, los cacharros se están vendiendo mal. El descenso de ventas en papel es la verdadera tendencia aquí. Es el resultado de la competición de otros entretenimientos (videojuegos, tv) y llegará un momento en que también se estabilizará o, si sigue bajando, arrastrará al ebook. Es una hipótesis.

    ResponderEliminar
  2. Pues es verdad. Podría no ser cierto nunca.
    Pero ten en cuenta que los libros electrónicos pueden leerse en muchos dispositivos.
    Yo creo que si sucederá alguna vez, pero habrá que esperar.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.