22 de mayo de 2011

Cuidado con la participación

Una alerta de urgencia para periodistas despistados. Cuidado esta noche cuando se sepan los datos de participación. Es un error habitual en las noches electorales comparar mal el porcentaje de participación con el de elecciones anteriores.

La clave es la siguiente: en la noche electoral se tienen los resultados provisionales, enviados por teléfono (ahora tal vez por Internet) desde cada colegio electoral, según se van contando los votos en cada mesa. En las mesas se recogen los votos de los residentes en España: los que votan normalmente durante el día de elecciones, y los que han decidido votar por correo (los votos por correo se entregan en cada mesa, y se meten en la urna al final de la jornada, antes de abrirlas). Aparte de los errores que puedan darse en esa transmisión rápida de datos, la diferencia fundamental entre esos datos provisionales y los datos oficiales que proclaman unos días después las juntas electorales, es que en estos últimos se suman los votos emitidos por los españoles residentes en el extranjero. Y estos, por muchas razones, votan mucho menos frecuentemente que los españoles residentes en España (el procedimiento es parecido al de votar por correo, pero mucho más complicado).

Por esa razón, habitualmente, la participación que se contabiliza la noche electoral es siempre más alta que la que resulta cuando se proclaman los resultados oficiales.

Y aquí viene el error periodístico habitual: en la noche electoral, al comparar los datos de participación entre la elección que se celebra ese día y las anteriores, se utiliza erróneamente como referencia el dato de participación del recuento final, oficial, hecho por las juntas electorales, que incluye los votos de los residentes fuera de España, y que es siempre más bajo que el de la noche electoral.

El último ejemplo, comentado aquí en su momento: en las elecciones autónomicas de 2009 en Galicia los periódicos, las radios, hablaron de un gran aumento de la participación, del 64,2% al 70,5%. Pero estaban comparando los resultados de la noche electoral, sin contar el censo, ni los votos, del extranjero, con los datos oficiales de cuatro años antes, que sí lo incluían. Cuando se supieron los datos finales, en realidad, la participación había pasado del 64,2% al 64,4%. En lugar de un 6 por ciento, el aumento era de 0,2 por ciento.

El caso gallego es especial porque el censo de residentes en el extranjero es especialmente grande. Pero en todo caso, la precaución es la misma: hay que comparar los datos de participación de esta noche con los datos provisionales de la noche de las elecciones de 2007, no con los datos oficiales, de las juntas electorales.

Para complicar un poco más, este año por primera vez los residentes en el extranjero no votarán en las elecciones municipales (sí en las autonómicas). Por lo tanto, incluso cuando las juntas electorales publiquen los resultados finales, la comparación con los resultados oficiales de 2007 será engañosa, porque no se estarán comparando datos homogéneos.

20 comentarios:

  1. Estas cosas deberían salir en primera plana en los periódicos y no la chorrada de los cuartos antes de las uvas con las que nos bombardean en fin de año.

    Gracias por mostrarnos la mala prensa que tenemos.

    ResponderEliminar
  2. Un error similar se da cada vez que hablan de la gran reduccion de fallecidos en carretera en cualquier "operacion salida o retorno". Comparan datos provisionales con datos consolidados que suman los muertos al cago de horas mas los muertos en casco urbano, etc,...

    ResponderEliminar
  3. "en realidad, la participación había pasado del 64,2% al 64,4%. En lugar de un 6 por ciento, el aumento era de 0,2 por ciento."

    Posible confusión:
    ¿0,2 por ciento, o 0,2 puntos porcentuales?

    ResponderEliminar
  4. Deletereo: no veo la diferencia.

    ResponderEliminar
  5. Os invito a leer mi opinión sobre el resultado de las últimas elecciones aquí:

    http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2011/05/reflexiones-post-electorales-cuanto-ha.html

    ResponderEliminar
  6. Estaría bien que hicieses un post sobre la cuestión de la abstención, los nulos y en blanco y el impacto (o no) del 15M.

    ResponderEliminar
  7. Me parece muy bien que en un blog sobre "Mala prensa" se hable en estos términos:

    "Cuando se supieron los datos finales, en realidad, la participación había pasado del 64,2% al 64,4%. En lugar de un 6 por ciento, el aumento era de 0,2 por ciento."

    Lo cual da una muestra muy esclarecedora sobre la cultura matemática del redactor. Dejo la detección del error como problema. Pero ya te digo con antelación que una cosa que aumenta un 0,2 por ciento , si valiera 100 pasaría a valer 100,2. Si vale 64,2, pues eso...

    Y es que un partido que pasa de obtener un 10% a un 20% aumenta un 200%, no un 10%.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo
    No es una cuestión de cultura matemática, sino de una convención lingüística, que no he inventado yo, por la cual, cuando, por ejemplo, el paro sube del 8% (de la población activa) al 10% (de la población activa), es lo más habitual decir que "el paro ha aumentado un 2%", queriendo decir no "un 2% de los parados previamente existentes" sino "un 2% de la población activa".

    En realidad, si el paro pasa del 8% al 10% podría decirse también, como tú sugieres, que el paro ha aumentado un 25%.

    Pero no se suele hacer así y normalmente, cuando los dos números que se discuten son porcentajes, se suele decir que ha aumentado o bajado un X por ciento, refiriéndose la base 100 de ese "por ciento" a la misma base 100 sobre la que se calculan los porcentajes.

    Es una convención lingüística que, en efecto, a veces puede ser confusa, pero yo creo que en este caso, el texto era muy claro y no había lugar a duda.

    ResponderEliminar
  9. Me pregunto si en estas cifras provisionales no se mezcla también el voto de los ciudadanos extranjeros residentes en España con derecho a voto (solo en las municipales y solo los ciudadanos UE y algunos de origen latinoamericano de Estados con los que España tiene acuerdo de reciprocidad). Hay que tener en cuenta además que estas son las primeras elecciones en las que pueden votar residentes extranjeros que no son ciudadanos UE, en principio una masa potencial de votantes bastante numerosa al menos en el padrón (ojo, solo los residentes con autorización de residencia), pues desconozco cuantos en efecto han ejercido el derecho al voto.

    ResponderEliminar
  10. "Ciudado" con los titulares...

    ResponderEliminar
  11. Joer, qué vergüenza.
    Puse "ciudado" en el titular, y después de montones de comentarios no lo había visto.
    Lo corrijo.

    ResponderEliminar
  12. Buena puntualización, aunque no es tan complicado votar desde el extranjero, sino más incómodo.

    ¿Por qué? Porque hay que desplazarse al consulado que corresponda en tu zona, que pueden ser que esté a muchos kilómetros de distancia.

    Por lo demás no es tan complicado: presentarse con el pasaporte o DNI, registrarse en el consulado y pedir el voto por correo.

    En unas semana la mesa electoral correspondiente envía la documentación a tu domicilio en el extranjero, y ya puedes enviar tu voto por correo de vuelta a España.

    Comento el mecanismo porque ha quedado un poco oscurito eso de "el procedimiento es parecido al de votar por correo, pero mucho más complicado".

    ResponderEliminar
  13. Jeje, el titular lo has cambiado, pero la url te la comes

    ResponderEliminar
  14. ¿porque este año por primera vez los residentes en el extranjero no votarán en las elecciones municipales (sí en las autonómicas).?

    ResponderEliminar
  15. bpg
    Se ha cambiado la ley electoral. En algunos pueblos, por ejemplo en Galicia, el censo de residentes en el extranjero era tan grande que influían decisivamente en la alcaldía.
    Se ha eliminado por dos motivos, creo:
    a) dudas sobre si tiene sentido que una persona que no vive en una ciudad decida sobre su política local
    b) dudas sobre la limpieza/transparencia dle voto de esos emigrantes. Aunque Anónimo dice que es muy parecido, para empezar, los votos pasan por servicios de Correo de otros países, que puede que no tengan la misma diligencia al manejarlos. Además, hubo denuncias pero no recuerdo los detalles, sobre manejos para influir en esos votos.

    ResponderEliminar
  16. -del 64,4% al 70,5%...del primer recuento al segundo (6 puntos).
    -64,2% al 64,4% ... de un año a otro.
    -redactado confuso pero se entiende en el contexto. no os pongais nerviosos...

    ResponderEliminar
  17. "Y es que un partido que pasa de obtener un 10% a un 20% aumenta un 200%, no un 10%"

    Va a ser que aumenta un 100%

    ResponderEliminar
  18. Veo que un anónimo ha revindicado mi anterior advertencia. Lo que dice Josu respecto a las convenciones es verdad, pero si dijera que aumentó 0,2 puntos porcentuales, se acababa el equívoco.

    ResponderEliminar
  19. Deletereo: solo ahora he caído en lo que querías decir.

    Estaría bien que se adoptara el hábito de hablar y escribir como propones, pero no estoy seguro de que generalmente se haga así (o a lo mejor soy muy despistado).

    ResponderEliminar
  20. Hay que molestar , este movimiento me ha hecho ver que hay personas de verdad comprometidas, pero que cuanto mas tiempo pase eso ira en detrimento, por una falta de saber expresar el malestar que todos sentimos, por muchos diferentes motivos y hacer sentir ese malestar a los organismos, instituciones, empresas y mercados que los producen. Es necesario conseguir hacer saber a los que producen este malestar que son responsables de lo que han provocado y que si no aprenden de este movimiento de multitudes este no desaparecera sino que ira en aumento y se les sera recordado continuamente. Acaso no tenemos metodos no violentos de enseñarles ese malestar a quienes lo producen?

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.