13 de noviembre de 2011

Lotería con la fecha del abandono de ETA

Me escribe Carlos (muchas gracias) para llamarme la atención sobre una noticia publicada por muchos medios el lunes pasado (Telecinco, La Verdad, Deia, entre otros, todos ellos seguramente partiendo de Europa Press) según la cual "la fecha del cese de ETA se ha convertido en un reclamo para los que juegan a la lotería". El argumento es que, como ha sucedido con otras fechas en las que se producen acontecimientos importantes, se ha observado este año un aumento de la demanda de décimos de lotería del número que coincide con la fecha del anuncio de ETA de terminar su actividad armada.

Bueno, en realidad, no ha sido solo esa fecha, porque la noticia sigue diciendo que:
El 2011 ha sido escenario de diferentes acontecimientos que han suscitado gran interés mediático y han convertido, las fechas en las que sucedieron, en protagonistas de la Lotería de Navidad. 
En el ámbito religioso se encuentra la visita del Papa a España. Los décimos que corresponden con las fechas de su estancia en Madrid (18811, 19811,20811 y 21811) son los más reclamados por los fieles católicos (...).

De la misma manera, destacan hechos políticos, como las futuras elecciones anticipadas (20111) o el inicio del Movimiento de los indignados (15511), acontecimientos sociales, como las bodas de la Duquesa de Alba (51011), del Príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middelton (01711) o la del Príncipe Alberto de Mónaco y Charlen Wittstock o hitos deportivos, como el triunfo de Alberto Contador en el Giro de Italia (18911), la victoria de España en el Eurobasket (18911) o el premio obtenido por Nico Terol en el último Campeonato del mundo de 125cc (61111).
Tenemos, si no cuento mal, 12 fechas "especiales" que tienen más demanda que las demás. Pero esperen, que aún quedan unas cuantas:
A pesar de lo negativo de la palabra muerte, son muchas personas que recurren a fechas de fallecimientos de celebridades a la hora de adquirir sus décimos de Lotería de Navidad. Las más recientes, las muertes de Steve Jobs (61011), co-fundador de Apple, Amy Winehouse(23611), Bin Laden (01511) o Marco Simoncelli (23111). Por el lado de los nacimientos, destaca la del hijo de Penélope Cruz y Javier Bardem (22111), la hija de los Beckam (18101) o el más reciente, la primogénita de Nicolás Sarkozy y Carla Bruni (18101).

Catástrofes naturales como el terremoto de Lorca (11511), los seísmos de El Hierro (los más importantes tuvieron lugar el 10101 y el 21111) o a nivel internacional, el terremoto de Japón (11311), que además coincide con los atentados en Madrid del 11M, y el de Turquía (23111), son otros de los números buscados por los jugadores de lotería.
Creo que sumamos 12 más. Ya vamos por las dos docenas. Todas super-especiales (¿quién no lleva grabado en la memoria el día del nacimiento del hijo de Penélope Cruz o de Carla Bruni?). Pero por cierto,  como me señalaba Carlos, en ninguno de los medios citados se dice cuál fue la fecha del fin de ETA, y su correspondiente conversión a número de décimo. Es que es un poco difícil, porque la fecha fue el 20-10-2011, o si quieren 20-10-11, que no hay manera de convertir en un número de cinco cifras para un décimo de Navidad. Carlos no puede comprender que hayan publicado una noticia con ese titular, sin caer en la cuenta de que les faltaba el elemento central del mismo.

Pero entonces, ¿cuál es el número que la gente se ha lanzado entusiasmada a comprar? Pues no aparece, en efecto, en las noticias, pero según el blog de la empresa de la que procede la noticia, "el número es el 20101 coincidiendo con la fecha de la liberación del pueblo libio y el tan esperado comunicado por parte de la banda terrorista". ¿Perdón? Eso puede ser el 2 de enero de 2001 o el 20 de octubre de 2001, tal vez, pero en ningún caso el 20 de octubre de 2011 (si se han fijado han hecho la misma trampita con otras fechas de las que aparecen arriba, que necesitarían seis cifras).

¿Realmente alguien se cree que suficiente gente ha hecho esa conversión como para que se note en la venta de décimos? ¿Y sólo quince días después ya se ha detectado y analizado? Bueno, es que en esta empresa son muy rápidos. La entrada del blog (y la noticia) son del día 7 de noviembre (el lunes pasado) y ya sabían que se estaban vendiendo como churros los décimos con la fecha 61111 (el día anterior), por la victoria de Nico Terol en el campeonato de motociclismo. Sí, creo que hubo que abrir de urgencia varias administraciones de lotería en domingo para atender a las masas que se agolpaban pidiendo su décimo.

En fin, hay que felicitar al departamento de marketing de esta empresa, a la que no haré más publicidad, por colar con tanto éxito semejantes memeces en unos cuantos medios de comunicación. Siempre hay alguno que tiene el crap detector apagado (o que le da igual, porque solo quiere llenar páginas en las que meter publicidad). Y es que esta gente tiene mucho entrenamiento. Nada menos que en diciembre de 2006 les pillé dos veces colocando a los medios noticias (por llamarlo algo) sobre las terminaciones de la lotería y sobre la compra de lotería por Internet (vaya, justamente su negocio). Cinco años después, el truco sigue funcionando. 

13 comentarios:

  1. Sería interesante tirar de archivo y comprobar cuantas veces la terminación del gordo ha coincidido con los dos últimos dígitos del año. Es decir, si el año 1998 terminó en 98, el año 1965 terminó en 65, etc.
    Seguro que nos llevamos una sorpresa y, oh, descubrimos que no se ha producido ninguna vez, o a lo sumo una.

    ResponderEliminar
  2. Periquillo, si los datos de la Wikipedia son correctos, en 1824 salió el 2124, en 1930 salió el 24630 y en 1995 salió el 45495.

    Descartando el último, que no es convertible a fecha, sería cuestión de ver qué pasó el 2-1-24 y el 24-6-30.

    Yendo de nuevo a la Wikipedia, ni en español ni en inglés dice nada para el 2-1-24. Y lo mismo para el 24-6-30.

    Ya sé que este análisis es una idiotez y no es necesario para comprobar que jugar a fechas señaladas tiene poca probabilidad de funcionar, pero me temo que análisis así son los únicos que convencen a la gente con pocos conocimientos estadísticos.

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo, Luis.

    A menudo la gente (los lectores) no se dan/nos damos cuenta de que gracias a Internet tenemos en nuestras manos la solución a muchísimas dudas que nos surgen al leer los medios.

    Con un poco de esfuerzo (y práctica) cualquiera puede hacer averiguaciones muy valiosas, y a veces más interesantes que lo que cuentan en los medios.

    Lamentablemente, a los periodistas a menudo les falta tiempo/destreza/formación/actitud para hacer esto (táchese lo que no proceda).

    Con los tres datos que tú has encontrado se podría hacer una pieza muy chula sobre las supersticiones (supuestamente) existentes de la gente que compra loterías con fechas de acontecimientos del año en curso, y su livianísimo apoyo empírico (más allá de que la lógica, por supuesto, nos dice que el sorteo es un proceso físico que ignora qué bola lleva qué número, claro).

    ¿Puedo preguntarte cuánto tiempo te ha llevado averiguar esos datos? (Confieso que yo eché un vistazo rápido ayer y no encontré, en dos minutos, una fuente que pudiera tener esos datos, y lo dejé)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los dos por vuestras aportaciones. Yo no lo busqué por falta de tiempo y por si alguien lo tenía más a mano.
    Tres veces me parecen incluso muchas. Como dice Josu, con ejemplos como estos la gente entiende mejor estas cosas.

    ResponderEliminar
  5. Josu, no lo conté, pero muy poco, uso mucho la Wikipedia y sé que ahí se encuentra fácilmente este tipo de datos. Lo más "largo" fue copiar la tabla de la Wikipedia a una hoja excel y meterle una función para restar los dos últimos dígitos del año de los dos últimos dígitos del nº correspondiente para buscar luego los ceros. Digo "largo" porque no creo que pasase de los 5 minutos.

    En total, incluído escribir el comentario, ¿15 minutos?

    ResponderEliminar
  6. Periquillo, la probabilidad de que el gordo de navidad termine en las dos últimas cifras del del año correspondiente es, exactamente, 0.01, así que teniendo en cuenta que se empezo a sortear en 1812, la probabilidad de que no hubiese coincidido nunca, eso sí sin hacer cálculos, se me antoja muy pequeña.

    ResponderEliminar
  7. Alberto,
    Tienes razón, la probabilidad cada año es 1/100.
    Por tanto, en 200 años (casi) lo esperable sería que hubiera salido 2 veces.
    Tanto una como tres apariciones (que parece que es lo que ha sucedido) entra dentro de lo probable.
    Si consideramos que en cada sorteo hay una probabilidad 0,99 de que NO salga el año en cuestión, y habiendo 200 sorteos, creo que la probabilidad de que nunca hubiera salido es 0,99^200, que viene a ser 0,13. Es decir que no sería muy probable, pero tampoco extraordinario.

    ResponderEliminar
  8. Gracias de nuevo por las aportaciones. La verdad es que no me paré a pensar que llevamos 200 años de lotería (yo creía que era más antiguo porque me suena que la instauró Carlos III al "traerla" de Italia). Así que el decir que se había producido una o ninguna vez, fue por poner algo.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que por mucho que hagamos, siempre le tocará la carnicero, ese, de la galeria comercial, que siempre sale el mismo. yo creo que es un actor pagado.
    Muchas suerte a todos.
    Miguel

    ResponderEliminar
  10. Luís, para para comprobar que jugar a fechas señaladas tiene poca probabilidad de funcionar solamente hace falta saber matemáticas. No es algo que sea comprobable por casos.

    ResponderEliminar
  11. Josu, yo creo que si no les quieres hacer propaganda a esa empresa, no deberías haber incluido el enlace al copiar la segunda cita.
    ¿Se te ha pasado o ha sido a propósito?

    ResponderEliminar
  12. Jose, es exactamente lo que he dicho en mi primer comentario.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.