17 de julio de 2012

¿No ahorraríamos más recortando asesores que recortando concejales?

Lleva tiempo circulando por Internet la famosa cifra de que en España hay 445.000 políticos, que viene de El Aguijón, y que se ha desmontado ya en varios lugares (No me jodas que me incomodas, La Tiradera). Yo hasta ahora no me había escrito sobre ella porque no la había visto reflejada en ningún medio de comunicación importante, y en fin, si uno escribiera sobre cada bobada que ve repetida en correos en cadena, o en Twitter... no haría otra cosa.

De todos modos, ha alcanzado tal popularidad la cosa que sí querría resumir por qué me parece que el supuesto estudio es un truño, resumiendo cosas ya dichas por otros y aportando alguna adicional, y centrándome en los errores más gordos:
- Cuenta como "políticos" 131.000 empleados de empresas públicas o con participación estatal. Pero ese número no es demasiado distinto del total de empleados en empresas públicas que refleja la EPA, lo cual es completamente absurdo. El conductor del metro no es un político.
- Cuenta también 65.000 sindicalistas liberados. ¿Son "políticos" los delegados sindicales en empresas privadas? ¿De dónde sale el número? La patronal dijo que eran 4.700, y Libertad Digital, 57.000 empleados-equivalentes, sumando todas las horas que podrían tomar libres todos los electos y acumulándolas.
Esos dos números dudosos, por sí solos, son ya casi la mitad del total de los supuestos "políticos".


Veamos algunos números erróneos más:
- Se cuentan 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, y 1.031 diputados provinciales. Pero resulta que los alcaldes son también concejales y los diputados provinciales también son concejales. Es decir que hay doble o triple contabilidad, sobrando 9.000 personas.
- Los 31.000 empleados de las patronales y los 6.000 de las Cámaras de Comercio plantean las mismas dudas que los sindicalistas. Aparte de tener dudas sobre el número ¿son "políticos" los empleados de una organización empresarial?

Visto el rigor en todo lo anterior, la verdad es que no me puedo tomar con ningún respeto el resto de la tabla, donde, como ya han señalado otros, está mal hasta la suma de diputados y senadores, y hay montones de conceptos no explicados o donde parece que se considera como "político" a toda persona que trabaje en ciertas instituciones. Por ejemplo, ¿hay 36 "políticos" trabajando en el Plan Nacional sobre Drogas? ¿2.450 en las entidades de promoción de comercio exterior del gobierno central y los autonómicos? ¿2.330 en organismos de igualdad y prevención de la violencia doméstica? Es ridículo.

Dicho todo esto, sin embargo, y en relación con mi texto de la semana pasada sobre la reducción de concejales, sí querría señalar que el número de esa tabla al que sí tendríamos que prestar atención es es el de los asesores y cargos de confianza, del que se da, sin más explicaciones, una cifra de 40.000, que por lo redonda, sugiere ser una estimación hecha muy a bulto, que incluiría todos los asesores de libre designación de los gobiernos nacionales y autonómicos, parlamentarios de ambos niveles, y ayuntamientos, aunque para las diputaciones, por alguna razón misteriosa, sí se da un dato separado (970). A diferencia de un directivo o de un empleado de una empresa pública, que es dudoso que podamos llamar "político", cuando hace una función de gestión, aunque sea por libre designación, los asesores y cargos de confianza sí creo que merecen ese adjetivo, porque son nombrados directamente para apoyar a una figura también política, y en su función de tal.

Y es en esa zona, por la libertad total para nombrar a cualquier persona, y por la falta de transparencia, donde más espacio puede haber para el abuso, que puede consistir en el nombramiento de amigos y familiares sin muchos méritos, la recolocación de candidatos no elegidos, el uso de esos empleados pagados por todos para hacer funciones de partido, o las altas remuneraciones, no siempre bien justificadas.

Por ello sí nos interesaría saber cuántos son, y cuánto cobran, y si es posible quiénes son. Un amigo me ha llamado la atención sobre este documento del Ayuntamiento de Madrid, en el que detalla la lista de asesores y cargos de confianza que cobran su nómina del ayuntamiento (desconozco si puede haber más en empresas públicas municipales u otros entes formalmente independientes). Eran, en febrero de 2012, 254. De ellos, 93 trabajaban para asesorar a los concejales (que son 57), con una retribución anual bruta media de 40.000 euros. Los otros 161 trabajan para lo que es propiamente el gobierno y administración del ayuntamiento, con una remuneración media bruta de 51.000 euros (en ambos casos, no se incluye la antigüedad).

Ya ven, en Madrid hay 57 concejales elegidos y otros 254 asesores y cargos de confianza designados para ayudarles a ellos y a los directivos del ayuntamiento a hacer su labor (sólo cuento cargos de confianza, no los altos directivos del ayuntamiento, que también aparecen en el documento, y son normalmente funcionarios, aunque sean designados políticamente). ¡Si tuviéramos la misma ratio asesor/concejal en todos los ayuntamientos de España, tendríamos 300.000 asesores, en buen camino para llegar a la famosa cifra de los 450.000 políticos! Pero sin duda no es así, porque el ayuntamiento de Madrid es especialmente grande, y la ratio concejal/habitante es la más pequeña de España. Si aplicáramos en cambio la ratio asesor/100.000 habitantes, que es de 7,8, a toda España, nos saldrían unos 3.700 asesores "políticos" contratados por los ayuntamientos. Sin duda esa cifra será más cercana a la real, pero tampoco sería raro que la ratio nacional fuera bastante diferente de la de Madrid.

Tampoco, seguramente, cobrarán en todas partes los 47.000 euros de media de Madrid, pero no es posible saberlo. Lo que sí podemos es preguntarnos por qué el gobierno, en sus propuestas de reforma para mejorar la eficiencia de la administración local, no ha incluido ninguna referencia a la regulación del número y sueldo máximo de este tipo de cargos de confianza, que en todo caso, debería ser público según la ley, y que en muchos ayuntamientos (no en los pequeños) pueden ser muchos más, y más caros, que los concejales. A lo mejor podríamos ahorrar más por esa vía que por la de eliminar concejales sin sueldo de pueblos pequeños. Al menos, a los concejales les elegimos nosotros, y cumplen una función de representación política importante.


[Actualización: como cuento en este texto escrito unas horas después, en realidad la reducción de asesores sí está prevista en la reforma propuesta por el gobierno]

10 comentarios:

  1. "A lo mejor podríamos ahorrar más por esa vía que por la de eliminar concejales sin sueldo de pueblos pequeños. Al menos, a los concejales les elegimos nosotros, y cumplen una función de representación política importante."

    Esto, que es una reflexión de cajón para cualquiera con dos dedos de frente, sólo no deja un motivo claro por el que recortan concejales: quitarse de encima todos los partidos modestos. También se les da más poder a las diputaciones (desoyendo las muchas voces que han aclamado por suprimirlas)a pesar de que (o precisamente por eso) no son cargos electos.

    Eso sí, la ley d'Hont, ni la tocan.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que sé las cifras que da el documento son reales, faltaría por añadir la retribución de los "vocales vecinos" (que son elegidos porlos partidos de entre su electorado), cada uno de los cuales viene cobrando en torno a 8000 Euros anuales brutos (no trabajan a dedicación plena, es una dieta por asistencia a pleno). Esta remuneración se ve incrementada en el caso de aquellos que ejercen de "portavoz" (más o menos 12000 euros brutos anuales) y "portavoz adjunto", ambos sin dedicación plena.

    No sé el numero exacto por distrito, pero en total de los 4 grupos politicos serán casi 30 vocales por distrito. Y hay 21 distritos en Madrid... Echen cuentas.

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente, amigo Josu, hay dobles o triples contabilidades. Pero repara en el detalle que cada puesto lleva aparejado un sueldo, que no se anula aunque lo ocupe la misma persona. Es decir, formalmente hay un error pero en el fondo, no.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo,
    El alcalde desde luego no cobra un sueldo como alcalde y otro como concejal.
    Respecto a los concejales que son además diputados provinciales, o que están en consejos comarcales, mancomunidades , etc. (esto no lo he mencionado en el texto, pero también aparecen).. habrá algún tipo de compensación, pero no sé si, en todos los casos, un sueldo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, respecto a lo de los asesores, si que hay una regulación en cuanto al número máximo en el Informe sobre el anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local: "Asimismo, se limita el número de asesores de las entidades locales pues su personal eventual no podrá superar el número de concejales." Algo es algo. En lo que concido plenamente es en que se deberia regular el sueldo de estos asesores.

    ResponderEliminar
  6. Y también justificar la contratación del asesor.

    ResponderEliminar
  7. completamente de acuerdo contigo de q las cifras de politicos están duplicadas o triplicadas porque a veces es la misma persona la que ocupa varios puestos, pero esa perosna cobra por todos los cargos q ocupa, luego el gasto es el mismo q si fueran distintas.... y no habría q reducir asesores, hay que eliminarlos (para qué están los funcionarios de carrera??)

    ResponderEliminar
  8. Lo de menos es la cifra. En todo caso son muchos, demasiados. Su gestión en el mejor de los casos MALA. Y la conclusion es la de siempre; es preciso desmontar estos tinglados pero la democracia proporciona menos recursos que la dictadura para estos menesteres. O será que la democracia no es verdadera democracia?

    ResponderEliminar
  9. Nada. No hay manera. Da igual decir una cosa que otra que no sirve para nada. Estos dirigentes políticos tienen una espalda que les resbala todo. Hacen lo que les da la gana y actúan como si España fuera su feudo particular. Yo ya me he cansado de ladrar a la luna, así que abandono. Cuando todo esto reviente, ya veremos a ver que pasa. Quizás haya que ir comprando munición, al paso que vamos nos va a hacer falta.

    ResponderEliminar
  10. Mi apoyo a la conclusión de Guille 66, los asesores sobran TODOS, habiendo trabajadores públicos (funcionarios + interinos + contratados laborales fijos y eventuales) que tienen que tener una formación (la exigida para acceder a su oposición o concurso) y pasar por un proceso competitivo enormemente duro y selectivo. Además su sueldo es público (está asociado a su escala y nivel) y son independientes (el cargo político no puede echarles), lo que asegura una independencia de criterio: el cargo no tendrá un informe "a la carta", sino un informe veraz que puede respaldar sus deseos o no. ¿Para qué el cuarto tipo de empleado público? ¿el contratado eventual no sujeto a ningún tipo de regulación en cuanto a formación, proceso selectivo, y sueldo? El asesor. Pues para tener a alguien afín y dócil que diga lo que quiero escuchar y para poder colocar a amigos y parientes. Los funcionarios somos un cuerpo en el que hay expertos en todo. Imaginad profesores universitarios y de enseñanza primaria y secundaria, científicos, médicos,enfermeras, inspectores de hacienda, de trabajo,abogados del estado, policías, bomberos, militares, administrativos......... Cualquier cargo tiene derecho a asesorarse de cualquiera de nosotros, El asesor del Presidente es su ministro, el del ministro el secretario de estado, el del secretario de estado el director general, el del director general el subdirector general y el del subdirector general el funcionario, interino o contratado laboral, Todo lo demás sobra. Que los pague el partido.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.