25 de mayo de 2015

Las reformas electorales de Cospedal: la avaricia rompió el saco

Esta entrada también podría titularse "Justicia poética en Castilla-La Mancha", "El fantasma de las reformas electorales pasadas visita a Cospedal", o "El boomerang de la ley electoral de Castilla-La Mancha". Porque con los resultados electorales (provisionales) en las elecciones de ayer a las Cortes de Castilla-La Mancha podemos decir que el PP ha sido víctima de su propia arrogancia, y a fuerza de reformar las leyes electorales a su favor, se le ha ido la mano, y ha acabado echando de las Cortes de Castilla-La Mancha a Ciudadanos, que podría, potencialmente, haberle dado el gobierno.

Porque en los últimos años el PP hizo dos reformas electorales en Castilla-La Mancha, las dos favorables a sus intereses (más información aquí, aquí y aquí). En la primera, de 2012, que nunca se llegó a aplicar, aumentaba el número de diputados, de 49 a 53, con un reparto por provincias que, aplicado por ejemplo a los resultados de 2011, aumentaba su ventaja en diputados respecto al PSOE. En cambio, en la segunda, de 2014, que es la que ahora se ha aplicado (y que exigió primero reformar, en solitario, el Estatuto de Autonomía), reducía mucho los diputados, de 53 a 33. El resultado, aplicando esa ley a las elecciones de 2011 era favorable también al PP. Pero al reducir el número de diputados por provincia (en 2102 iban de 9 a 13, y ahora irían de 5 a 9) hacía también más difícil que partidos pequeños entraran en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Vistos los resultados (provisionales) de las elecciones de ayer nos encontramos con que el PP ha cometido un gran error de cálculo. Su esfuerzo por liquidar a los pequeños partidos le ha salido sólo a medias, como se ve en la tabla siguiente.

Aplicación a resultados de 2015 de tres leyes electorales
% candsley 2007ley 2012ley 2014
PartidoDips.%dipDips.%DipsDips%Dips
PP38,3%2040,8%2445,3%1648,5%
PSOE36,9%2142,9%2139,6%1442,4%
Podemos9,9%48,2%47,5%39,1%
Ciudadanos8,8%48,2%47,5%00,0%
Sumas93,9%49100,0%53100,0%33100,0%
Infra/sobrerrepresentación (% escaños-%voto candidaturas)
PP2,5%7,0%10,2%
PSOE5,9%2,7%5,5%
Podemos-1,80%-2,40%-0,80%
Ciudadanos-0,70%-1,30%-8,80%
Posibles coaliciones
% candsley 2007ley 2012ley 2014
Posibles coalicionesDips.%dipDips.%DipsDips%Dips
PSOE+POD46,90%2551,00%2547,20%1751,50%
PP+ C's47,20%2449,00%2852,80%1648,50%
Infra/sobrerrepresentación (% escaños-%voto candidaturas)
PSOE+POD4,1%0,3%4,6%
PP+ C's1,8%5,6%1,3%

La primera parte de la tabla muestra el porcentaje de voto a candidaturas obtenido por cada uno de los principales partidos, los diputados que obtendrían con cada ley, y el porcentaje de diputados (la ley de 2007 era la vigente en las elecciones anteriores, y había sido aprobada por el PSOE). En las filas siguientes se explicita cuál es la infra/sobrerrepresentación que obtiene cada partido (la diferencia entre el porcentaje de los escaños y el porcentaje de los votos).

Puede verse en varios puntos cómo las reformas de 2012 y 2014 son aparentemente, cada vez mejores para el PP: sube su porcentaje de escaños, y también sube, correspondientemente, su sobrerrepresentación. Podríamos decir que en ese aspecto el PP calculó bien los efectos de sus reformas. Y de hecho, con la de 2014 se ha quedado, con un 10,2% de sobrerrepresentación, a un solo diputado de la mayoría absoluta, a pesar de tener un 38,3% del voto a candidaturas.

En cambio, los efectos de las reformas respecto al PSOE no son lineales. Con la ley de 2007, que le era favorable, hubiera obtenido más escaños que el PP, a pesar de tener menos votos. Con la ley de 2012 pierde peso en escaños, pero con la ley de 2014 casi lo recupera por completo, quedando sin embargo por debajo del PP, pues este, como hemos visto, se ve claramente favorecido por esta ley.

En cuanto a los partidos pequeños, los resultados son dramáticamente diferentes. Podemos empeora su resultado (en % de escaños) con la ley de 2012, pero mejora con la de 2014, hasta el punto de quedar mejor de lo que estaría con la ley de 2007. En cambio, Ciudadanos, empeora ligeramente con la ley de 2012 y desaparece por completo con la ley de 2014.

El resultado combinado de todo ello es que la segunda reforma de 2014 da un gran empujón al PP, pero no consigue eliminar del parlamento, como probablemente quería, a los pequeños partidos. Sólo lo consigue con uno, que es, qué mala pata, su potencial aliado. Como se ve en la segunda parte de la tabla la posible alianza PP+C's tiene más votos que la potencial alianza PSOE+Podemos. Pero sólo hubiera tenido más diputados con la ley de 2012. Tanto con la ley de 2007 como con la ley de 2014 la potencial alianza de PSOE y Podemos tiene mayoría absoluta de los escaños, a pesar de tener menos votos que la alianza alternativa del PP+C's.

Vuelvo así al punto inicial. El PP ha reformado dos veces la ley electoral, las dos a su favor. La maniobra ha estado a punto de salirle bien, ya que le ha faltado poco para conseguir la mayoría absoluta. Incluso, sin esa mayoría, como vimos ayer a la noche en el programa electoral de Onda Cero, bastaría con que Ciudadanos hubiera obtenido 900 votos más (sobre 30.300) en la provincia de Toledo para que hubiera superado allí a Podemos, arrebatándole un escaño, y haciendo así que la potencial alianza PP+C's tuviera 17 escaños, frente a 16 de la suma PSOE+Podemos (lo que sería más ajustado al resultado en votos).

Pero no ha sido así, y el PP perderá probablemente el gobierno de Castilla-La Mancha, como resultado directo del uso partidista de su mayoría absoluta para modificar no solo la ley electoral sino el Estatuto de la región. No me dirán que no es un espectáculo gratificante.

[Corregido el encabezamiento de la tabla, que tenía no uno sino dos errores.]

28 comentarios:

  1. Supongo que la cabecera de la tabla debería decir. "Aplicación a resultados 2015" no 2011.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí, corregido. Es que inicialmente había escrito un texto más largo, explicando también los efectos de las leyes en los resultados de 2011 y el título se ha quedado sin cambiar.

      Eliminar
    2. A mandar. Excelente trabajo.

      Eliminar
  2. A cada cerdo le llega su San Martín, o el karma, como dicen en otros lugares. Pero lo del cerdo queda mejor.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Josu: dejé un comentario en la noticia de Kafka con un análisis a vuelapluma sobre Cifuentes vs Aguirre, me temo que el filtro antispam lo ha quitado porque tenía dos enlaces, te rogaría que echaras un vistazo por si sigue ahí escondido (si no, lo rehago).

    PD. Moraleja: esto muestra que la reforma de Cospedal era completamente neutral y sin intención alguna (irony intented).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola dalet,
      Sí, me llegó el comentario. No está borrado por spam, sino pendiente de aprobación (los comentarios a entradas "viejas" no se publican automáticamente). No lo he publicado porque no tiene mucho sentido allí. Pero lo he visto. No sabía como responderte.Si te parece, lo puedo republicar aquí, que tiene algo más de sentido.

      Eliminar
    2. Ok, gracias. Como decía en el comentario, era largo para un tuit :-) (pensaba que habían saltado los filtros por los enlaces, no sabía lo de las entradas viejas). Por cierto, veo que El País ha llegado a la misma conclusión http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/05/25/madrid/1432582506_101537.html aunque su análisis es algo distinto, entiendo que aplica los porcentajes de votos autonómicos de todos los partidos en la capital (cosa que no es representativa en esta ocasión, dada la diferencia de candidaturas). De ahí le salen 23, mientras que en mi cuenta salen 22

      Eliminar
  4. Aprecio mucho tu blog. He sacado de él enseñanzas muy enriquecedoras. Entre ellas, he aprendido a descontar el sesgo ideológico.

    Porque, en ocasiones como ésta, se nota muchísimo de qué pie cojeas. Por supuesto, eres libérrimo de apoyar a quien quieras y, a fin de cuentas, en tu blog escribes lo que te da la gana. ¡Faltaría más!

    Pero yo también soy libre de opinar y de sentirme un tanto "decepcionado" por lo que leo.

    La lectura que haría yo de estos resultados es: "Me equivoqué acusando de pucherazo a María Dolores de Cospedal y ahora, aunque los datos me desmienten, no soy capaz de hacer autocrítica". A menos que estuvieses en conexión telepática con ella y supieses exactamente qué le pasaba por la cabeza.

    Es algo semejante a lo de Susana Díaz en Andalucía: su partido (no sé qué opinó ella misma al respecto) habla de "pucherazo" y "golpe de estado" por la ocurrencia de la lista más votada y luego ella se queja de que la suya es la lista más votada pero no consigue la investidura.

    Estaría bien como ejercicio ver qué efectos hubiese tenido la propuesta del PP (o mejor ocurrencia, porque ni siquiera llegó a concretarla). Y, por cierto, ya veremos qué tipo de gobiernos se van a formar y lo estables que serán.

    El titular que me ha parecido más significativo es uno aparecido en Crónica Global que dice: "El PP gana en la mayoría de sitios pero no gobernará en ninguno". Lo cual, a mí, no me parece justo: si los votantes quisiesen que gobernase el segundo o el tercero no habrían votado más al primero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si 5 quieren que gobierne pp y 8 no quieren,según usted lo que dicen esos 5 debe prevalecer?no lo veo

      Eliminar
    2. Si 5 quieren que gobierne pp y 8 no quieren,según usted lo que dicen esos 5 debe prevalecer?no lo veo

      Eliminar
    3. Anónimo,
      Si lees con más cuidado mis textos anteriores verás que precisamente critiqué a los que decían que la reforma era un pucherazo.

      Por otra parte, desde luego, no puedo leer la mente de los autores de las leyes. Pero puedo ver sus efectos. Y sus autores, obviamente, también.


      Eliminar
    4. Roberto:

      Creo que la respuesta en realidad es compleja. Para incitar a la reflexión, haría dos preguntas:

      1. ¿Quién gana las elecciones?

      2. ¿Consideras igual de justa una coalición de Ahora Madrid y PSOE para "quitarle" la alcaldía al PP en Madrid que una coalición de CiU y ERC para "quitarle" la alcaldía a BeC en Barcelona? O, en términos más generales, ¿es más justo "echar" a unos que a otros?

      Eliminar
    5. Josu:

      No he usado el término "pucherazo" en su sentido literal (es decir, implicando una acción ilegal o fraudulenta), sino para aludir a una conducta ilegítima, interesada, en beneficio propio. Leí en su momento tus textos anteriores y me quedó precisamente la idea de que consideras que Cospedal obró de mala fe.

      Pero no estoy de acuerdo con tu planteamiento. Siguiendo esta lógica, todos los buenos gobernantes son electoralistas, porque si lo hacen bien la gente les volverá a votar y ese efecto es fácilmente visible tanto por sus autores como por los observadores.

      Eliminar
    6. Anónimo (por favor, de nuevo, elegid un pseudónimo, aunque sea temporal),

      Ni pucherazo, ni ilegítimo. Pero sí en beneficio propio, claramente, como puede ver cualquiera que se moleste en hacer las cuentas. Permíteme que me autocite (julio de 2014):

      ¿Es esto un "pucherazo", como dice Escolar? No. Pucherazo es meter la mano en la urna para cambiar los votos, o falsificar los resultados. Esto es hacer una reforma favorable a los grandes partidos, pero que sigue permitiendo unas elecciones democráticas, como lo son también las de los países con sistemas mayoritarios, como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, o Australia, donde un partido puede obtener la mayoría absoluta con menos del 35% del voto (en España en 1989, por cierto, el PSOE obtuvo la mitad de los escaños con el 39,6% del voto válido). No es tampoco, como he leído por ahí, "cambiar las reglas a mitad del partido", ya que falta casi un año para las elecciones en las que se aplicará, y por tanto los partidos tienen tiempo de sobra para preparar sus estrategias conociendo la legislación (por ejemplo, imaginemos, formando una coalición o alianza entre IU y Podemos).

      Pero desde luego, tampoco es una reforma ejemplar, como asegura El Mundo, un modelo a seguir, ni una medida de regeneración. Es todo lo contrario. Es un intento de dificultar extraordinariamente que el pluralismo político se refleje en las Cortes de Castilla-La Mancha y de facilitar la perpetuación en el poder de los dos grandes partidos, y en particular, en las circunstancias actuales, del Partido Popular, a pesar de la pérdida de apoyo electoral.


      En particular, reformar en solitario el Estatuto creo que es la primera vez que se hace en España. ¿Sólo para ahorrar en sueldos de 20 diputados? ¿De verdad eres tan inocente que crees que un partido se arriesga a hacer una reforma del Estatuto él solo, con la imagen tan fea que da, solo para eso?

      Por otra parte, naturalmente que todos los buenos gobernantes son electoralistas. Precisamente la democracia se basa en la idea de que los políticos, por interés propio (ser reelegidos) intentarán hacer las cosas "bien". Como el empresario, por interés propio, intenta producir buenos productos a buen precio. Ni el político ni el empresario son altruistas. No lo esperamos ni lo necesitamos.

      Pero cambiar las leyes para seguir gobernando por mayoría absoluta aunque solo tengas un 37% del voto no es comparable a gobernar bien para que la gente te vote!!! Es el equivalente a un empresario que hace dumping para echar a la competencia, obtener un monopolio y luego vender un producto mierdoso a un precio desorbitado.

      Eliminar
    7. Miguel (antes Anónimo)27 de mayo de 2015, 12:52

      No había escogido un pseudónimo porque no esperaba que la conversación durase tanto.

      No soy nada inocente. Quizá la reforma se hizo en beneficio propio y les ha salido mal. No lo sé. No me sorprendería. No me rasgaría las vestiduras si fuese así. Eso sí, me sentiría algo decepcionado.

      Mi argumento, en realidad, es que me parece aventurado dar por supuesto que se ha hecho exclusiva o principalmente por interés particular. A fin de cuentas, no se puede esperar que un gobernante tome sólo las decisiones que le perjudican para que no pueda acusársele de ser parcial. Y creo que ese error lógico se debe a una cierta perspectiva ideológica, lo cual, en un blog que admiro por su compromiso para ser ecuánime y objetivo, "escuece" un poco.

      En esta vida estoy más que curado de espanto, pero prefiero pensar bien de la gente. Creo que un buen gobernante hace (o debería hacer) lo que cree que es mejor para la sociedad (otra cosa es que tenga razón o no, o que la sociedad se lo reconozca). Con el término electoralista quería resaltar la apariencia, el engaño ("hago esto no porque crea que es bueno, quizá no lo es, sino porque deslumbraré a los votantes y me seguirán votando"). Es decir, resulta indistinguible cuando un gobernante toma una decisión porque cree que es buena para la sociedad (con lo que ésta idealmente se lo reconocerá y le seguirá votando) o simplemente porque es lo que necesita hacer para "comprar" votos.

      En un aparte y pensándolo bien, si un gobernante obrase como dices, yo sentiría que me está tomando por tonto. No así un empresario, porque ya se espera que sea "egoísta".

      En el último párrafo estás dando por supuesto que Cospedal ha sido mal gobernante. Se viene a implicar que sólo puede volver a ganar "haciendo trampas". Desde luego, desde una perspectiva ideológica, las decisiones que están en conflicto con lo que nosotros creemos que es mejor nos parecerán malas. Por lo demás, no opino porque no tengo base para opinar: no sé si lo ha hecho bien o mal o merece ser reelegida o no. En todo caso, ha sacado más votos.

      Eliminar
    8. Miguel,

      Te parece aventurado pensar que esa reforma se ha hecho por interés particular. Yo creo que no lo es en absoluto. La razón de los 20 sueldos (que ya no se pagan, ahora solo cobran dietas) en una comunidad autónoma con decenas de miles de empleados públicos es de risa. La "demanda social" era nula (en todo caso, al contrario, las "demandas sociales", de haber alguna, que se ven en debates públicos, en redes sociales, etc... son siempre en la dirección de hacer el sistema electoral más proporcional de lo que es, no menos). De hecho, las encuestas estaban anticipando que la sociedad está votando cada vez más a pequeños partidos, distintos del PP y PSOE, como así ha sido. Entendiendo que el voto es una clara expresión de "demanda social", ¿te parece que una reforma electoral que dificulta que esos pequeños partidos lleguen al parlamento puede estar motivada realmente por el interés por el bien común? ¿Que, viendo que los partidos "pequeños" tienen más votos, reformar las leyes para que no tengan diputados busca "lo mejor para la sociedad"?

      Respecto a mi último párrafo no pretendría dar a entender que Cospedal haya sido mala gobernante. Sino que viendo las encuestas, se da cuenta de que con las reglas anteriores no puede gobernar, y las cambia para, aún teniendo menos votos, seguir gobernando. Si quieres, no como el empresario que da un producto "objetivamente malo", sino como el empresario con un producto que, por cualquier razón, él ve que no se vende. Y entonces intenta echar a sus competidores con malas artes.

      "En todo caso, ha sacado más votos". Sí: más votos que cada uno de los otros. Pero no más votos que todos los demás juntos. Y muchos menos que hace cuatro años. Y su reforma electoral pretendía justamente que sacando bastante menos votos que los demás juntos, y bastante menos que hace cuatro años, por ejemplo, 37 frente a 63, pudiera gobernar con mayoría absoluta.

      Eliminar
    9. Lo que me parece aventurado es llegar a esas certezas. Ya he dicho que no sé por qué lo ha hecho y que no me extrañaría nada que tuvieses razón. Pero creo que hay otras explicaciones razonables que excluyen la mala fe.

      Por ejemplo, que tenga poco margen de maniobra. Creo recordar un asunto con el horario de la asistencia primaria en el que se vio obligada a rectificar. Tampoco es descabellado imaginar las protestas que le montarían si quisiese reducir el número de funcionarios, por muy justificada que estuviese la medida y aunque pudiese garantizar que los servicios públicos funcionasen (peor, por supuesto, pero de manera suficiente).

      Puede haber sido una manera de escenificar la austeridad. Recuérdese la famosa lista de los 400.000 políticos o téngase en cuenta, sin ir más lejos, el concepto de "casta".

      Puede haber sido simplemente ineptitud.

      No seguí demasiado el asunto y no puedo decir qué motivos adujeron, y mucho menos si esos motivos son ciertos o no.

      Un posible motivo para la reforma es garantizar o facilitar una mayoría de gobierno. Un parlamento muy representativo pero incapaz de tomar decisiones sirve de bien poco. A fin de cuentas, un gobernante también toma decisiones para los que no votaron o votaron a partidos extraparlamentarios, es decir, para aquellos que no tienen ninguna representación en el parlamento. No digo que la estabilidad sea un valor más importante que la pluralidad, pero tampoco es baladí.

      En cuanto al resto, nuestro sistema político es parlamentario. No elegimos a los gobernantes, los escogen los concejales o parlamentarios. Por lo tanto es perfectamente legal y legítimo que el segundo y el tercero desbanquen al primero, si suman más escaños. En cierto modo, las elecciones son como preguntar a los votantes quién quieren que gobierne, pero sólo se puede dar una respuesta. No puedes decir que quieres que gobierne el partido A solo o el partido B con el C, o todos juntos. Esto queda a la interpretación y al criterio de los negociadores políticos, no de los votantes (¿no se suponía que el PSOE es "casta" y Podemos quiere deshacerse de la "casta"? ¿Por qué se supone que los votantes de Podemos han de estar de acuerdo en apoyar al PSOE?)

      Por otra parte, usar argumentos del tipo "el 63% no quiere que gobierne el 37%" lleva a justificar cualquier coalición contra cualquier partido: de todos contra el último, por ejemplo. De hecho, estaría justificando la exclusión de los partidos minoritarios que te parece tan contraria al bien común.

      Eliminar
    10. Miguel,
      Brevemente, te respondo a algunas cosas. No entiendo bien lo de "no tienen margen de maniobra". Ese tipo de argumentos se aplican cuando alguien o algo te obliga a hacer algo que no quieres. Aquí no hay nada de eso.

      Sobre garantizar la gobernabilidad: es el único argumento defendible (nunca mencionado en público, que yo sepa). Como yo también decía en una entrada anterior, y en el texto que cité más arriba, hay países donde sucede con regularidad que partidos con un 35% del voto gobiernen con mayoría absoluta, y aquí el PSOE en el 89 la tuvo con el 39,6% del voto.

      Pero la diferencia importante es quién y cuándo hace las reglas que llevan a esos resultados. No es lo mismo beneficiarte de unas reglas que están ahí antes que, desde el poder, y viendo que corres el peligro de perderlo, hacerte las reglas a tu medida para garantizar la "gobernabilidad" (que consiste en que gobiernes tú, con menos del 40% de los votos).

      Finalmente, no he dicho "el 63% no quiere que gobierne el 37%". Lo que digo es que si el mayor partido en un sistema político cualquiera (país, autonomía, municipio) tiene un 37% del voto, son falaces los argumentos del tipo "el pueblo ha decidido que gobierne", "el pueblo le ha dado la mayoría", o "tiene derecho a gobernar porque es el más votado". Los que le han votado son una minoría. La mayor de las minorías. De manera que si consigue el apoyo de otros para gobernar, estupendo. Pero si otros se ponen de acuerdo para gobernar, y tienen más votos que ese 37%, estupendo también. No hay por qué dar más valor al 37% que vota a un partido que, por decir algo, al 45% que vota a dos partidos que se ponen de acuerdo. De hecho, el sistema electoral ya premia a los primeros partidos, que suelen conseguir un % de diputados o concejales mayor que el estrictamente proporcional, mientras que los pequeños partidos lo suelen tener menor. Si aún así, los concejales de varios "pequeños" suman más que los concejales de uno grande, sin duda, si miras los votos populares, también suman más

      Eliminar
    11. Josu:

      No, no has dicho lo de que el 63 no quiere al 37. Era una idea que se ha apuntado en este foro o en otra parte y que he introducido en el argumento, porque me parecía en línea con lo que estás diciendo. En todo caso, ya he apuntado que me parece perfectamente legal y legítimo que el segundo y el tercero desbanquen al primero, así que en esto estamos de acuerdo.

      Quiero reiterar, sin embargo, que si uno vota al partido C no significa necesariamente que esté de acuerdo con que dicho partido se alíe con el partido B. Lo único que ha dicho es que prefiere a C sobre todos los demás.

      Con lo del margen de maniobra quiero decir que, si no puede "meter la tijera" en lo gordo (por sentencias judiciales en contra, limitaciones legales o una respuesta social contundente), lo acaba metiendo en lo flaco. Otro ejemplo, que cito de memoria, sería la imposibilidad legal de cerrar o privatizar las televisiones públicas autonómicas hasta que se cambió cierta ley, con lo que no se hubiese podido reducir el presupuesto cerrándola.

      Sigues atribuyéndole mala fe. Me recuerda a esos titulares que anuncian las corruptelas en términos categóricos del tipo "Fulanito robó X millones", cuando ni siquiera ha empezado la instrucción del caso. Olerá muy mal y probablemente sea cierto, pero aún no se sabe. Ya irá a la cárcel Fulanito cuando se demuestre.

      Eliminar
  5. Justicia poetica en La Mancha, me ha encantado.
    Los Molinos están temblando.
    Alonso Quijano y Sancho Panza descojonandose.
    Fuera La Cospe de Barataria.

    ResponderEliminar
  6. Hervida en su propio pucherazo

    ResponderEliminar
  7. ¿Pero la reforma ha sido buena o mala para la ciudadanía que, al final, es quien financia ese Parlamento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría saber más en este sentido ...
      ¿Algún análisis, Josu?

      Gracias.

      Eliminar
    2. No veo posible responder a esa pregunta, que es demasiado genérica.

      Eliminar
    3. Se puede empezar por ver si les ha costado menos mantener ese Parlamento en relación con el anterior, que tenía más parlamentarios. Ese sería un primer indicador muy básico.

      Eliminar
  8. La moraleja es que las reformas electorales las carga el diablo. Y que en cuanquier cambio hay que pensar en como puede beneficiar eventualmente al contrario, no solo a quien la propone.
    Otro ejemplo muy controvertido fue la reforma electoral de F. Mitterrand en Francia, que fue de gran ayuda a... el FN de Le Pen. Aun hoy se discute si la maniobra fue maquiavelica o simplemente miope. http://fr.wikipedia.org/wiki/Fran%C3%A7ois_Mitterrand_et_l%27extr%C3%AAme_droite#L.27.C3.A9tablissement_du_scrutin_proportionnel

    ResponderEliminar
  9. Pienso que cualquier cambio electoral debería ser aprobado por 2/3 y no ser de aplicación inmediata (siempre habrá gente que piense mal) sino de aplicación a partir de un par de votación después (5-8 años), donde, en principio, no se sabe qué va a pasar ni a quién va a beneficiar.

    ResponderEliminar
  10. Una vez más has hecho un gran trabajo... Es un "espectáculo gratificante" lo sucedido y se saborea aún mejor con tu excelente capacidad de análisis. Chapeau!

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.