22 de septiembre de 2016

Cuando un periódico económico no sabe contar hasta tres, tenemos un problema

Esta mañana he visto en Elmundo.es esta llamada a una noticia de Expansión:

El pasaporte español, el 2º más poderoso del mundo

Intrigado por qué significaría eso del pasaporte poderoso, he accedido a la noticia de Expansión, y me he encontrado esto:

Ranking de pasaportes publicado en Expansión, por número de países a los que se puede acceder sin visado. España, con otros 5 países, ocupa el "nivel 2". Pero en el nivel 1 hay dos países.

Parece que el "pasaporte más poderoso" es el que da acceso a más países "sin necesidad de un visado especial". En realidad, si visitamos la página en la que se aloja el índice (el Passport Index) veremos que no es exactamente así. Se cuentan, para cada pasaporte, los países a los que se puede viajar sin visado, o con un visado que se obtiene al llegar al país, sin trámites previos, También se incluyen los países, como Estados Unidos o Canadá, a los que en ciertas condiciones se puede viajar sin visado, pero hay que tramitar antes del viaje una autorización electrónica.

Bien, no parece que sea disparatado llamar "pasaporte más poderoso" al que da entrada, sin trámites previos, a más países.

Pero, como se ve en la imagen, en ese ranking hay un primer nivel, con acceso a 158 países, que sólo tienen dos pasaportes, el sueco y el alemán. Y otro nivel, con acceso a 157 países, ocupado por cinco pasaportes, entre ellos el español.

Pero eso no se puede resumir, de ninguna de las maneras, como que el pasaporte español es "el segundo más poderoso". Será, en todo caso, "uno de los seis del segundo grupo más poderoso", o "el tercero más poderoso, empatado con otros cinco".

Pero nunca, nunca, puede ser que el que va por detrás de otros dos sea "el segundo". Señores de Expansión, se perdieron ustedes uno de los primeros episodios de Barrio Sésamo.

Más allá de la exageración grandilocuente, este es un nuevo ejemplo de la falacia del medallero: analizar las estadísticas sociales, económicas o políticas como si fueran resultados deportivos, dando más importancia a la posición en el ranking que al valor en el que se basa la clasificación, y en el que pequeñas diferencias tienen muy poca importancia. Que el pasaporte de España dé acceso a 157 países y nos coloque en el "segundo nivel" (o empatados en tercera posición) frente al de Portugal, que con 155 países les coloca en el "cuarto nivel" (o en la posición decimocuarta, empatados con otros cuatro países) es básicamente irrelevante. Una curiosidad, una anécdota.

La información con cierto valor es que el pasaporte español está, como el de los países europeos cercanos, entre los que da acceso a más países en el mundo. Uno más, uno menos, realmente no significa gran cosa, aunque ponga tan contentos a los señores de Expansión que se les vaya la mano.

2 comentarios:

  1. Gracias por la indagación. Vi la noticia esta mañana y pensé "aquí algo no cuadra", pero no miré más por falta de tiempo. Al menos me quedo tranquilo: mi "nopuedeserómetro" funciona.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor de esa noticia fue ver como ponían a bajar de un burro en los comentarios a la gente que comentaba el error y se intentaba dejarlos en ridiculo .Lo más fino era decirles que seguro que habían sido los últimos de su clase,cazurros y similares hasta cosas que me niego a reproducir.Lamentable como muchos comentaristas intentaban justificar que sí que era el segundo con argumentos que te tumba un niño de 4 años.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.