3 de diciembre de 2017

Cómo mejorar (aún más) la transparencia del recuento electoral

Dadas las circunstancias extraordinarias en las que se van a celebrar las próximas elecciones en Cataluña, no es demasiado extraño que circulen por las redes rumores enloquecidos alertando sobre el riesgo de un posible pucherazo en el recuento electoral, a los que lamentablemente dan pábulo algunos partidos políticos, como ERC y JxCat.

De hecho, rumores parecidos, igualmente infundados, han circulado en otras ocasiones. El caso más llamativo, recientemente, fue el de las últimas elecciones generales (junio de 2016), cuando votantes y simpatizantes de Unidos Podemos, sorprendidos por el pobre resultado de la coalición (que perdió en torno a un millón de votos, en comparación con la suma de votos en diciembre de 2015 de Podemos e Izquierda Unida), se lanzaron a especular sobre la posibilidad de que Indra, la empresa encargada de difundir los resultados provisionales en la noche electoral, hubiera manipulado los resultados.

Como expliqué entonces, un pucherazo a gran escala es imposible en España. Si me disculpan la autocita:
... en cada mesa electoral, formada, recordemos, por tres personas designadas por sorteo, y observada por apoderados e interventores de todos los partidos, los votos se cuentan de manera pública, y se hacen actas, y de ellas se da copia a todos los representantes de los partidos. De manera que todos los partidos pueden revisar las sumas que publica el Ministerio del Interior en su web, y compararlas con las que les salen a ellos a partir de las actas.

Es decir, Unidos Podemos tiene en sus manos una copia de todas las actas de todas las mesas electorales. Pueden volver a sumar los votos, por mesa, por pueblo, por provincia, y compararlos con los del Ministerio. Y si hay discrepancias las pueden alegar a la Junta Electoral Provincial que se reunirá en unos días, y que tendrá copias de las mismas actas.... 
O sea que ni el ministerio ni Indra pueden, al publicar los datos agregados, hacer ningún tipo de trampa, porque los partidos lo verían. Fin de la discusión: NO SE PUEDE HACER PUCHERAZO.
Naturalmente, esto se aplicaba a las elecciones de junio de 2016 y a todas las demás que se han celebrado en España desde 1977. No sé a quién hay que agradecer que se implantara un sistema tan transparente y garantista, pero hay que reconocer que fue un gran acierto, ya que, a pesar de todas las convulsiones vividas en nuestra democracia (recordemos los años duros del terrorismo en Euskadi, los resultados "sorpresa" de 1993, las elecciones de 2004 bajo el impacto del 11M...), nunca nadie ha dudado seriamente de la limpieza del recuento electoral, de que los votos contados eran realmente los votos emitidos, porque simplemente es imposible hacer un amaño organizado y a gran escala (y por eso en su momento escribí que lo del voto electrónico es una muy muy mala idea).


Está claro que no todos los ciudadanos saben esto, y por eso tienen éxito los rumores y las sospechas, que llevan a alguna gente a pedir cosas tan estrambóticas como que se contrate a tres empresas distintas para hacer el recuento provisional de las elecciones.

Ahora bien, ya que, por falta de conocimiento de cierta parte del público, las dudas persisten, ¿por qué no dar un paso más para eliminarlas? La ley electoral dice (art. 98) que tras el escrutinio "la Mesa hará públicos inmediatamente los resultados por medio de un acta de escrutinio que contenga los datos expresados en el artículo 97.2 y la fijará sin demora alguna en la parte exterior o en la entrada del local". Esa medida de transparencia ha quedado anticuada, y de hecho, probablemente, casi nadie consulta esas actas puestas en las puertas de los colegios electorales.

Pero el equivalente actual, mucho más eficiente, a poner una copia del acta en la puerta del colegio electoral, es publicarla online. Y con la tecnología actual no plantea ninguna dificultad que los miembros de la mesa, o el delegado de la administración en el colegio electoral (debidamente verificada su identidad, claro), enviara una fotografía del acta a una web, y que por tanto la misma noche electoral las imágenes de todas las actas estuvieran disponibles para que cualquier persona privada, o cualquier grupo de personas organizado, pudiera revisarlas, y comprobar que no ha habido errores en su volcado a los resultados provisionales. Creo que es una propuesta sencilla, de coste muy bajo, que debería incluirse en la ley electoral (o que por iniciativa propia podrían incluir en sus ofertas las empresas que concurren a las licitaciones para el recuento electoral).

Mientras esto sucede, de todos modos, cualquiera de los partidos que tienen las actas podría hacer esto por su cuenta. Es decir, si ERC, JxCat o cualquier otro partido quiere mejorar la transparencia de las elecciones del 21D, puede organizar un sistema propio de crowdsourcing de la verificación de los resultados electorales, dando indicaciones a sus interventores y apoderados para que envíen fotos de las actas a un sistema informático que permita luego hacerlas públicas. De hecho,  a nivel interno, esto ya lo hacen algunos partidos. Vean lo que decía un simpatizante de Unidos Podemos tras las elecciones de junio de 2016:
Muchos hablan de pucherazos, amaño, fraude, etc, hay que entender que hace falta evidencia sólida para impugnar unas elecciones y para eso lo que tenemos son las actas que tienen apoderados e interventores, informáticos para agilizar el proceso, ordenadores y ganas de trabajar.
Los datos se subieron relativamente rápido y cuadraron, hubo algún pitufeo en mesas (cosa que siempre pasa, desde las primeras elecciones, los cuales ya se denunciaron la mañana del lunes) pero los datos cuadraban. Cada apoderado tenía un usuario y contraseña para entrar a una pagina web, donde subía los datos (programa hecho por nosotros, no hablamos de una aplicación de INDRA) de cada mesa, de hecho se podía entrar desde el teléfono móvil... Hay muchas aplicaciones, unas más "profesionales" otras más "caseras"... En Zaragoza, creamos un grupo de Telegram, para que los interventores y apoderados enviaran las fotografías con las actas por chequearlas otra vez, fuimos una a una y terminamos a las 5 de la mañana del lunes sin dar crédito a lo que estábamos viendo, fue un palo muy duro... Incluso se de compañeros que lo repasaron con Excel porque no se fiaron de la aplicación (a ese nivel de paranoia se llegó)... Y nada... Seguía cuadrando...
Se trata sólo de cambiar ese sistema privado por uno público. Sin ser un experto sospecho que el coste es realmente bajo, al alcance de cualquier partido medianero. A ver quién se anima. Y a ver si así de una vez por todas terminamos con las leyendas urbanas y los rumores absurdos.

7 comentarios:

  1. Lo primero indicar que lo que apunto a continuación no creo que sea utilizado para alterar el resultado de elecciones, pasadas y futuras, pero si que es un añadido a una gran falta de transparencia por parte de las Juntas Electorales.

    Básicamente hace referencia a la parte de "tres personas designadas por sorteo" y de la que existe constancia documental de que no siempre es así.

    Las Juntas Electorales intentan apoyarse en una lectura parcial del articulo 80.4 para designar arbitrariamente y antes de que exista una necesidad real de ello, a miembros de las mesas electorales.

    Lamentablemente por motivos personales actualmente tengo parado continuar las reclamaciones al respecto.


    Puedo enviarte algo mas de documentación si quieres.


    Un saludo.


    Enlaces:

    https://sites.google.com/site/reclamandoalasje/respuetas/respuesta-la-junta-electoral-de-zona-de-sevilla-del-04-06-2016 (No están los escritos de la JEC )

    http://www.juntaelectoralcentral.es/cs/jec/doctrina/acuerdos?packedargs=anyosesion=2017&idacuerdoinstruccion=46461&idsesion=892&template=Doctrina%252FJEC_Detalle

    http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-desestimada-queja-constituir-voluntarios-mesas-electorales-20d-20160608171326.html

    ResponderEliminar
  2. Creo que las preocupaciones y dudas que han expresado algunos partidos son en referencia al voto desde el extranjero, ya que el 27-S-2015 hubo muchas irregularidades.

    ResponderEliminar
  3. Me añado a la preocupación de Sílvia. Hace tres años y medio que vivo en Estados Unidos y el sistema de votación desde el extranjero parecía funcionar muy bien hasta 2015. Desde las generales de 2015 no he podido votar ninguna vez, a pesar de seguir los pasos meticulosamente.

    ResponderEliminar
  4. Silvia y Kosmonaut,
    El funcionamiento del voto desde el extranjero es, desde luego, un desastre. Pero no tiene mucho que ver con lo que yo trato aquí, que es la inquietud, desinformada, de algunas personas, y malintencionada, de algunos políticos, sobre la posibilidad de que en el recuento de los votos emitidos pudiera haber irregularidades.

    ResponderEliminar
  5. Josu, algo parecido se ha hecho en varias elecciones en Venezuela. Allí es distinto, porque entre otras desgracias, tienen un sistema de recuento electrónico, pero al parecer las máquinas emiten un acta de escrutinio con los resultados. Por ejemplo, para la elección presidencial de 2013, aquí http://esdata.info/2013 se puede descargar este archivo http://esdata.info/resultados/resultados_elecc_2013-04-14-v4.xlsx donde, para cada mesa, se incluye enlace a una imagen del acta (si se encuentra disponible) http://esdata.info/actas/201304/10111032-1.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante.
      Lo importante para acabar con dudas y conspiraciones es el tema de la rapidez. Que las imágenes de las actas estuvieran online en pocas horas, para que los desconfiados del mundo puedan verificar con sus propios ojitos los resultados mesa a mesa. Y así, quien quiera hacer "auditorías ciudadanas", lo puede hacer tranquilamente.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.