1 de diciembre de 2017

Malapubli

Hace mucho que no me ocupo de este tema, pero el caso me ha llamado realmente la atención. Ayer vi en la portada de El Mundo una llamada a una noticia, con foto, que hoy vuelvo a ver, en otra posición. Se trata de la "noticia" sobre el yate de Rafa Nadal que ven aquí, entre otras dos llamadas semejantes:

Foto de Rafa Nadal en un yate, con el texto "Así es el yate de lujo de Rafa Nadal, un Monte Carlo Yacht 76". Firmado como "Expansión"
No sé muy bien qué me picó la curiosidad sobre la noticia (no soy público objetivo para la compra de yates). Tal vez fue precisamente que el titular incluyera el nombre del yate lo que me chocó. No parecía algo normal en una noticia o reportaje convencional. Y efectivamente, era un indicio de que algo iba mal. Hice click, y llegué a esta página de Expansión, en lo que parece ser una sección del periódico, Nauta360, dedicada al mundo de los yates y la navegación deportiva (descubro que se definen como "Web de nicho para una comunidad de aficionados a la navegación y al mundo de la náutica muy elitista y fiel").

La "noticia" se presenta como una "entrevista" a Rafa Nadal:

Captura de pantalla de la cabecera de la noticia. Antetítulo: "Yates de Lujo. Entrevista". Título: Rafa Nadal: "El barco es mi casa". Dos destacados: "Beethoven", así es el yate de Rafa Nadal. Y Rafa Nadal, Premio Fuera de Serie de Deporte: "Nadie fracasa si intenta ganar". Sigue una foto de Nadal en su yate.

Parece un reportaje de Nadal en su yate, del tipo de los que hacen las revistas del corazón, en plan "la Marquesa de Gureneuke nos enseña su casa de verano".

Pero hay un truqui. La entrevista la firma "Federico Peruccio (Monte Carlo Yachts)" y el reportaje fotográfico también lo firma Monte Carlo Yachts, que es la empresa fabricante del yate que Rafa Nadal tan amablemente nos enseña.

Vamos, que estamos ante un publireportaje publirreportaje en toda regla. Que ni en Nauta360, ni en El Mundo se anuncian como tales. Un engaño al lector, uno más, quizá poco trascendente (al leer el texto resulta difícil no caer en la cuenta de que es publicitario, y las "víctimas" potenciales son personas de alto poder adquisitivo). Pero igualmente reprobable, y sintomático de una mala práctica, que los medios vienen utilizando, tristemente, en su desesperada búsqueda de ingresos. La cuenta, a corto plazo, imagino que compensa. Pero habría que ver si los efectos en términos de pérdida de credibilidad y confianza, y por tanto, al final, de ingresos a largo plazo, compensan.

3 comentarios:

  1. Los medios ya no saben qué hacer, qué trucos emplear ante la ruina de su negocio. Me refiero al negocio de la publicidad, que es el propio, el verdadero de los medios: las noticias como pretexto para vender publicidad.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya es la "noticia" más leída en Expansión...

    ResponderEliminar
  3. *"Publireportaje" no, "publirreportaje".
    Qué triste está la cosa, sí...

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.