17 de julio de 2018

Cuidado con los estudios científicos que dicen cosas raras, raras

Ayer vi en Twitter que alguien difundía un enlace a un estudio publicado en el American Journal of Public Health, según el cual había quedado demostrado que las políticas de austeridad habían causado un aumento de muertes en España, entre 2010 y 2015, de 500.000 personas (¡una tragedia, según destacan los propios autores, mayor que la de la guerra civil!). La mortalidad ajustada por edad (es decir, calculada para una población con una estructura de edades estable), que había venido cayendo continuadamente entre 2000 y 2010, cambió bruscamente su tendencia en 2011, y llegó a ser en 2015 un 40% más de la mortalidad esperada (esta última, por lo que parece, calculada simplemente con una tendencia lineal de lo que había pasado entre 2000 y 2010).

A mí se me encendieron todas las alarmas, porque me parecía imposible que un cambio así hubiera pasado desapercibido. Busqué el texto completo (no es de acceso libre), y encontré no solo cifras que me seguían pareciendo muy raras, sino también afirmaciones causales categóricas: que el cambio de tendencia se podía atribuir a la austeridad, y no a ninguna otra cosa. Como si, por decir algo, el aumento del paro, previo en gran parte a las políticas de austeridad, no pudiera tener nada que ver.

La curiosidad me ha llevado esta mañana a hacer cuatro comprobaciones, en un ratito, que muestran que entre 2000 y 2015 (periodo analizado en el artículo) la mortalidad ha seguido cayendo de manera continuada en España. Usando la estructura de edad de 2010, esta es la evolución de la mortalidad ajustada por la edad que obtengo:



 La mortalidad cayó aproximadamente un 22% entre 2000 y 2010 y volvió a caer un 9% entre 2010 y 2016. En tasa anual, en el primer periodo bajó un 2,2% anual, aproximadamente, y en el segundo, un 1,5% anual. Ligera reducción del ritmo de caída. No, de ninguna manera, aumento espectacular de la mortalidad, como dice el artículo publicado.

No podía comprender de dónde salía semejante discordancia, hasta que he visto una referencia a una nota de prensa de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), que remite a otro artículo publicado en la propia revista, contestando al anterior, y explicando que el INE hasta 2010 usaba, para estandarizar las tasas a una estructura de edad dada, la de España en 1999, pero desde 2011 usa, por recomendación de Eurostat, la estructura de edad de Europa facilitada por Eurostat. Y eso explica el "salto" de los datos, de 2010 a 2011, de 700 a 893 fallecidos por 100.000 habitantes (los datos son distintos a los míos, puesto que yo he usado otra estructura de población, la de julio de 2010).

Los autores del segundo artículo dicen, con educada diplomacia, que los resultados del primero deberían ser tomados "with great caution" (con gran cautela). Si fueran menos educados dirían que el artículo es un disparate y que debería ser retirado. La verdad, a mí me extraña que no lo haya hecho la propia revista, viendo la magnitud de los errores que contiene.

Pero en fin, más allá del caso concreto, la moraleja es clara: las revistas científicas también pueden publicar trolas. Los filtros de las revistas intentan evitar que esto pase, pero no hay sistema humano perfecto, y por eso a veces seguirá sucediendo. Y por ello hay que tener máxima cautela cuando un solo artículo dice algo que contradice completamente lo que sabemos previamente, por cultura general, o por cultura científica sobre el área concreta. Muchas veces, la gran revelación será falsa o errónea. Y antes de publicitar a los cuatro vientos un hallazgo asombroso, mejor preguntar un poco por ahí. Tal vez hablando con expertos, o tal vez, como en este caso, simplemente consultando las bases de datos públicas del INE. Posiblemente en este caso la nota de SESPAS ha cumplido esa función, lo que explicaría que ningún medio importante, por lo que he visto, haya divulgado los resultados del primer artículo. Lo que no impide, claro, que alguna gente lo esté difundiendo por las redes sociales. Pero esa es otra batalla.

6 comentarios:

  1. Pues una macana que no sea cierto...
    http://cassandralegacy.blogspot.com/2018/07/the-coming-population-crash-seneca-clif.html

    ResponderEliminar
  2. Y menos mal que no hablan de la gran cantidad de muertes en Andalucía, Cataluña y Madrid y las pocas muertes de La Rioja y Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jojojojo, muy sútil referencia a la Ley de los Grandes Números :-)

      Eliminar
  3. como siempre, un gran articulo.. da pena que no puedas escribir mas a menudo, porque pocos blogs aportan tanto como este... gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Josu, las tasas estandarizadas las publica el INE en causas de muerte http://www.ine.es/dynt3/inebase/es/index.htm?padre=4328&capsel=4329
    . También están publicadas en Eurostat.

    ResponderEliminar
  5. Un articulo hablando sobre el tema:
    https://elpais.com/elpais/2018/07/18/ciencia/1531909943_997080.html
    Solo que posterior a tu comentario, ¿te habrán leido?

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.