30 de abril de 2019

Gráfico del escrutinio del 28-A

Siguiendo una tradición de este blog, el domingo estuve capturando datos de diferentes momentos del escrutinio, que permiten ver que de nuevo se reprodujeron algunos patrones observados en las convocatorias anteriores, respecto a qué partidos resultan beneficiados y perjudicados por el ritmo desigual de llegada de resultados de las mesas electorales.

Como recordatorio, les adjunto los gráficos de las elecciones de 2015 y 2016, y en tercer lugar añado el gráfico de 2019.




Hay que recordar que los resultados se empiezan a hacer públicos, con un bajo porcentaje de escrutinio, a las nueve de la noche, cuando acaban de cerrar los colegios en Canarias, que en ese momento, lógicamente, tienen el 0% escrutado, y sus diputados (15) no se adjudican a ningún partido hasta que empiezan a entrar sus datos, cuando en el resto del país ya va un 30% o 40% escrutado (en los gráficos de 2016 y 2019 ese momento coincide con la "joroba" en los escaños del PSOE). También, por alguna razón, menos explicable, ya que sus colegios cierran a la vez que en la península, el escrutinio de Ceuta y Melilla suele ir más lento. Por eso durante un buen rato (hasta un 20% o 30% del escrutinio), la suma de los diputados repartidos no es 350, sino 334, o 335.

De manera que estos gráficos se podrían "corregir" restando a cada partido, en cada fase del escrutinio, no el total de escaños que tendrán al final de la noche, sino solo los escaños que tendrán en las zonas que en cada momento ya están asignando escaños. Eso haría "subir" todas las líneas en el tramo inicial, hasta que entran los datos de Canarias, de manera que los que tienen "exceso" de diputados, lo tendrían aún mayor, mientras que los que tienen defecto de diputados, lo verían recortado.

Dicho esto, los dos patrones más regulares son que el PSOE siempre tiene al principio unos ocho escaños más que al final, que va perdiendo a lo largo del recuento, y Ciudadanos empieza con doce/quince escaños menos de los que acaba teniendo, y va ganando escaños al avanzar la noche. También Podemos empieza con algunos escaños menos, pero llega rápido a un número similar al final. La trayectoria del PP es algo más errática. Y respecto a Vox, presente solo este año, es curioso que ha sido el partido con menos variación de todos a lo largo de la noche.

Recordemos que el reparto de escaños se hace a nivel provincial, de manera que estas diferencias no se deben a que unas provincias o comunidades vayan más rápido que otras en el recuento y transmisión de datos, sino más bien a que dentro de cada provincia entren más rápido unos lugares que otros. Teniendo en cuenta que las mesas que se cuentan antes, y entran antes, son las de los municipios más pequeños y/o aquellas donde hay más baja participación, mi hipótesis es que al comienzo de la noche el PSOE se beneficia de una sobrerrepresentación de municipios pequeños donde es fuerte, en particular en Andalucía. Por el contrario, Ciudadanos es más fuerte en mesas de zonas urbanas, con un número medio de censados alto, y con participación media o alta, lo que hace que sus mesas más fuertes lleguen al recuento más tarde, y vayan haciendo caer de su lado escaños antes dados a otros partidos.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por el análisis y el gráfico, es difícil encontrar algo parecido en otro sitio. Parece que has encontrado una tendencia bien definida que se repite. Estaría bien que la tuvieran en cuenta, o que al menos la mencionaran, en los programas especiales de las noches del recuento.

    ResponderEliminar
  2. Suscribo el comentario anterior. Espero que vuelvas con ALsina.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.