4 de junio de 2019

El fantasma de las webs electorales pasadas

(Esta entrada es sobre un asunto relativamente menor. Valiosa solo para los más aficionados a revisar  resultados electorales, o a los que trabajan con ellos.)

Al hilo del mini-escándalo de la semana pasada con las chapuzas de la web contratada por el ministerio para divulgar los resultados de las elecciones municipales, quiero contarles una cosa que he descubierto accidentalmente, sobre la "vida después de la muerte" que tienen las webs creadas por las administraciones para divulgar datos electorales.

Ya se ha contado mil veces que estas webs solo tienen carácter informativo, para la noche electoral, para que los ciudadanos curiosos podamos ver los resultados con todo detalle, pueblo a pueblo, o incluso barrio a barrio. También, y esto es importante para lo que viene luego, las empresas que crean las páginas web permiten a los medios de comunicación el acceso en tiempo real a sus bases de datos con los mismos resultados, para que los medios puedan presentarlos a su gusto, y realizar gráficos e infografías en tiempo real. Por eso en la noche electoral prácticamente se ven al mismo tiempo los datos en las webs oficiales y en los "espejos" de las mismas que organizan las páginas web de los medios de comunicación, y en las teles podemos ver al instante gráficos que cambian automáticamente cada vez que avanza el escrutinio en la página oficial. Todo está automatizado, y al final de proceso los medios de comunicación tienen en sus ordenadores una copia de la base de datos, con los datos desagregados hasta el nivel incluso de la mesa electoral (lo que les permite hacer en los días siguientes esos mapas tan chulos que hemos visto con el voto calle a calle). 

Pero como se ha explicado tantas veces, esos datos provisionales no tienen valor legal. Son solo informativos.  Los resultados legalmente válidos son los que certifican unos días después de las elecciones las juntas electorales, basándose no en lo que dicen las webs, sino en su propia suma de los datos obtenidos de las actas en papel elaboradas en cada mesa electoral. Si en el jaleo de la noche electoral los datos de alguna mesa se transmitieron mal, se dieron en alguna mesa a un partido los votos de otro, se tecleó mal un número, no tiene ninguna importancia porque lo que cuenta de verdad es la revisión de todas las actas en papel emitidas por las mesas electorales, que hace la junta electoral, con presencia de los partidos políticos.

Pero ojo, incluso si no hay error ninguno los resultados oficiales finales, proclamados por las juntas electorales son siempre diferentes a los provisionales, porque ese día se suman los (pocos) votos emitidos desde el extranjero, que no se llevan el día de las elecciones a cada mesa electoral (como los votos por correo emitidos desde España) sino que directamente se cuentan en la junta electoral (la excepción a esto son las elecciones municipales, donde desde hace unos años los españoles residentes en el extranjero no tienen derecho al voto).

Normalmente ni la corrección de errores ni los votos desde el extranjero alteran la adjudicación de cargos electos, y solo cambia, muy ligeramente, el número y el porcentaje de votos de cada partido. Pero en ocasiones, esos pequeños cambios sí producen alguna diferencia en el reparto de cargos electos, como vimos la semana pasada con los errores que hacían cambiar concejalías.


Las webs de resultados creadas para la noche electoral no se modifican cuando se proclaman los resultados oficiales. Por eso, en la web del 28A, sigue constando que en Salamanca y Segovia se eligieron tres senadores del PP y uno del PSOE, cuando el resultado oficial final fue, en ambas provincias, de dos senadores para cada partido. Esto tiene cierta lógica, porque estas webs se han creado precisamente para dar una información no oficial, y provisional, y no tendría además demasiada importancia porque estas webs  suelen deja de estar disponibles al cabo de unas semanas o meses. Si hoy quiere usted ver los resultados de las generales de 2015, por ejemplo, no puede visitar la web que creó entonces el gobierno para la noche electoral. Para ver esos resultados tiene que ir a la web del Ministerio del Interior con los resultados históricos de todas las elecciones, donde están ya solo los datos oficiales, sin errores y con el voto de los residentes en el extranjero.

¿Todo bien, entonces? No del todo, porque estas webs de la noche electoral tienen una vida después de la muerte: al menos en algunos casos los medios de comunicación se quedan las bases de datos obtenidas en la noche electoral, las mantienen en sus páginas web y las reutilizan, para efectos comparativos, en las elecciones futuras. Por ejemplo, en la web de RTVE que informa de los resultados de las elecciones generales de abril, se presentan, para comparar, los datos de las elecciones generales de 2016, que no son iguales a los que tiene el Ministerio del Interior en su página web, sino que corresponden a los que estuvieron disponibles en la web de la noche electoral (coinciden con una captura de pantalla que hice aquella noche). Lo mismo pasa en la web de El País. Y seguramente en algunas otras, aunque también las hay, como la de Abc, que han actualizado sus datos de 2016 con los resultados oficiales.

Esta imprecisión es casi irrelevante cuando la diferencia entre los resultados provisionales y finales no afecta al reparto de escaños. Por ejemplo, la web de RTVE dice que el PP tuvo en 2016 7.906.185 votos, un 33,03% del voto válido, cuando según los resultados oficiales consiguió 7.941.236 votos y un 33,01%. Un diferencia de dos centésimas de punto porcentual no va a ningún sitio.

Ahora bien, como hemos visto, a veces entre los resultados provisionales y finales hay cambios en los escaños. Esto es lo que pasó en 2015 en las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha: según los resultados provisionales Podemos iba a conseguir un diputado por Albacete, pero con el recuento de los votos de los residentes en el extranjero lo perdió, en favor del PSOE. El resultado en el conjunto de la región pasó así, entre los resultados provisionales y los finales, de ser 14-3 para PSOE-Podemos a ser 15-2.

Y aquí es cuando se comprueba que el fantasma de la web de la noche electoral de 2015 sigue rondándonos. Vean cómo presentan en sus páginas web diferentes medios, ahora mismo, los resultados de las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha en 2015:

El País:



El Mundo:


Abc: 


La Vanguardia:


El Periódico:


RTVE:



La Sexta:




Literalmente todas las páginas web que he consultado tienen mal el resultado de 2015 en Castilla-La Mancha, y le dan a Podemos tres diputados, cuando en realidad tuvo dos, y 14 al PSOE, que en realidad tuvo 15. El error se repite, claro, si van a ver los resultados de la provincia de Albacete, donde dan dos diputados al PSOE y uno a Podemos, cuando en realidad fueron tres para el primero y ninguno para el segundo. 

Parece que todos estos medios han guardado la base de datos de la noche electoral de 2015 y la han recuperado ahora como elemento de comparación, tomando solo de la web oficial los resultados de las elecciones actuales, aunque en ella estaban también los resultados de 2015 oficiales y finales, con la asignación correcta de diputados. No sé si habrá alguna complicación técnica que impida o dificulte tomar de la web oficial también los resultados de elecciones pasadas, pero lo cierto es que ninguno de estos medios lo ha hecho.

Tampoco sé en qué medida esto sucede con otras autonomías, u otras elecciones, pero habría que buscar la manera de resolverlo. No vaya a ser que en 2023 aún aparezcan en todos los medios los datos de esta noche electoral, repartiendo mal los concejales en Ibiza, León, o Torrelavega.

Actualización (4-junio): Me avisa Raúl Sánchez, de Eldiario.es, que ellos sí lo han hecho bien, como puede verse en esta captura:

Por lo que le entiendo, ellos hicieron antes de las elecciones una actualización de los datos de 2015, usando repositorios del Ministerio y de las diferentes comunidades autónomas, e incluso avisaron a la empresa que iba a a dar los resultados de CLM de que tenían los datos equivocados (los provisionales). Así que ¡se puede hacer bien!

8 comentarios:

  1. La explicación me suena, pensando mal, a que es para dejar peor los resultados que les interesan. Que no es lo mismo pasar de 0 a 0 que de 1 a 0. Y si se van sumando fallos, se agrava el supuesto batacazo electoral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que sugieres supone que en mitad del lío de dar los resultados electorales, en tiempo real, en cada una de esas empresas, hay alguien que anda decidiendo si para cada ayuntamiento o comunidad, se dan unos datos u otros para 2015, dependiendo de cómo quede su partido favorito o su partido menos querido.

      Es demasiado complicado. Seguro que todo es más simple y sistémico.

      Eliminar
  2. El tema es que los gráficos de las elecciones pasadas se hacen unos días antes de las elecciones, y las webs oficiales de las elecciones se suelen activar el mismo día. Obviamente, se podría repasar todo en el mismo día, pero casi nadie es consciente de tu observación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se podrían sacar los datos desde el principio de webs oficiales de parlamentos, etc., pero claro, es que nadie es consciente de este fallo.

      Eliminar
    2. Hay otro problema: las webs de la noche electoral dan todos los datos desagregados a nivel municipal. Los datos oficiales disponibles en webs de parlamentos autonómicos no tienen ese nivel de desagregación.

      Eliminar
  3. ¿Qué ocurre en las elecciones autonómicas? ¿Puede un español estar viviendo en el extranjero y, además, estar empadronado en una comunidad autónoma? ¿Qué dicen sobre ello las leyes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los españoles residentes en el extranjero no tienen un distrito electoral propio. Su voto, en elecciones generales y autonómicas, se tiene que adjudicar a alguno de los distritos electorales españoles (normalmente, menos en alguna autonómica, las provincias). Para los migrantes se usa su última residencia en España. Para los nacidos en el extranjero que no hayan vivido en España, la verdad es que no sé cómo se decide cual es el distrito en el que se cuentan.

      Eliminar
    2. Artículo 4 de la Orden EHA/642/2011, de 25 de marzo, por la que se dictan normas técnicas para la actualización mensual del Censo Electoral, Boletín Oficial del Estado: 26 de marzo de 2011, núm. 73)

      1.a) Para quienes hayan residido en España, el municipio de su última residencia.
      1.b) Para los que no hayan residido en España, el municipio de mayor arraigo, propio o de alguno de los ascendientes.
      2. Los electores que soliciten la inscripción en un municipio distinto al de su última residencia en España deberán presentar una declaración explicativa de su elección aportando los documentos que lo justifiquen.
      3. En su defecto el municipio de inscripción en España a efectos electorales lo determinará de oficio la oficina consular con los datos que disponga.
      4. El municipio de inscripción en España a efectos electorales así determinado permanecerá inalterable salvo que se modifiquen las circunstancias que lo motivaron o salvo que se haya determinado de oficio por las oficinas consulares.

      Eliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.