28 de agosto de 2007

Otra vez las comisiones

Reincide hoy El Correo en el tema de las comisiones bancarias: "Las principales comisiones bancarias aumentan muy por encima de la inflación. Le dedica una página entera y abundantes gráficos comparando "la evolución de las comisiones de las entidades financieras" entre el 31 de diciembre y el 31 de julio.

Por ejemplo, la comisión media por transferencias en la propia plaza habría pasado de 2,75 a 3,01 euros (aumento del 9,45%) y en plaza distinta de 3,07 a 3,24 euros (+5,53%).

Lástima que sea todo mentira. Los datos del Banco de España no son datos de comisiones efectivamente cobradas, sino de tarifas máximas anunciadas. Lo dice bien clarito:
Los datos proceden de las tarifas que las entidades publican en sus folletos (que son las máximas que pueden aplicar), por lo que lo efectivamente cobrado podría ser inferior a las cifras reflejadas en estos cuadros.
Esto ya lo discutimos aquí hace unas semanas, con cierto revuelo y muchos comentarios. Es posible, como algunos decían, que si suben las tarifas máximas hayan subido también, más o menos lo mismo, las efectivamente cobradas. Es posible, pero no lo sabemos. También es posible que, en vista de que se quitan comisiones a mucha gente, los bancos estén subiendo las máximas, para así, a los pocos a los que se las cobran, sablearlos más. Quién sabe. Desde luego, no lo sabe el Banco de España, ni lo dice.

Lo que sí parece cierto es que los ingresos por comisiones de los bancos y cajas han subido mucho últimamente (como un 12% en el último año). Parte de ese aumento puede deberse a subidas de precios, parte al aumento del volumen de actividad (se trata de cuentas agregadas de las entidades, que incluyen también su actividad en otros países), y parte a fenómenos automáticos (si un fondo de inversión tiene una comisión anual de administración, y el valor del fondo sube, la comisión también sube; si las hipotecas medias aumentan, las comisiones de apertura también lo hacen). De nuevo, que yo sepa, nadie ha explicado bien esos componentes.

En definitiva: es posible que, en efecto, la guerra de comisiones sea más bien marketing, y el cliente medio siga pagando lo mismo, o incluso más, porque lo que se reduce por un lado se aumenta por otro. Es posible, pero por el momento no lo sabemos. Quien lo contó bastante bien (excepto quizá por el titular) es este reportaje amplio y bien elaborado de El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.