18 de octubre de 2013

El Purgatorio: Anecdatos y un pequeño debate con el presidente del CSIF

Ayer intervine de nuevo en La Brújula de Onda Cero con una sección sobre los "anecdatos", un concepto muy querido en este blog, y que los lectores veteranos conocen bien. En este enlace pueden encontrar textos míos anteriores sobre el concepto.

La segunda parte de la sección la dedicamos a escuchar la intervención del presidente del CSIF, Miguel Borra, que quería defender su cálculo de que desde el inicio de la crisis hasta ahora la pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos es del 30%, dato que yo había puesto en duda en programas anteriores.

A mi juicio no consiguió hacer un argumento convincente, puesto que más allá de la inflación del 9,1% desde 2010 y de la bajada de sueldo del 5%, que son generales, no aportó ningún dato adicional, de carácter general, para saltar hasta el 30%. Mencionó cosas previas al 2009 (irrelevantes para esta discusión), y casos particulares como la bajada del 3% en Castilla-La Mancha, las pagas extras en Andalucía, Galicia o Cataluña, o los complementos perdidos por algunas profesiones. Todos ellos ya considerados por mí cuando decía que la pérdida general es del 13%, pero que con los casos adicionales podríamos llegar, de media, a algún valor entre el 15% y el 20%. Incluso con la subida del IRPF, que él cifró en algo más de un punto, para el conjunto de los asalariados, seguimos muy lejos del 30%.

Pero pueden ustedes escucharlo y juzgar por sí mismos.

8 comentarios:

  1. Precisamente por el IRPF, la perdida de poder adquisitivo quedaría mitigada, ya que a una bajada del 5% nominal le corresponde una bajada de un menor porcentaje real.

    Por otro lado, yo personalmente, el argumento de la bajada global lo he utilizado en 2012 con estas cuentas: inflación del 8%, bajada de sueldo a partir de un 5% (ese era el mínimo que aplicaba al sueldo base, ya que complementos específicos y de destino llevaban su propia tarifa) y eliminación de la paga extra por un catorceavo (7%). Al final, con productividades desaparecidas, etc. lo estimaría en más de un 20%; pero no un 30%. Claro que eso se refiere a 2012, como digo, y en 2013 no aplicaría con la recuperación de las 14 pagas.

    Por otro lado, vi tu análisis de poder adquisitivo durante 30 años, y el comentario del lector sobre los índices de Laspeyres encadenados, y me llevó a otra reflexión. ¿Se puede hablar de pérdida de poder adquisitivo durante 30 años, cuando la cohorte de funcionarios hace 30 años y la actual no tienen que ver? Muchos de los que lo eran entonces hoy son jubilados, muchos de los que lo son ahora entonces no ejercían. Los perfiles son distintos, la evolución en la carrera profesional de cada uno habrá hecho que difícilmente pierdan poder adquisitivo a tan largo plazo, etc. Creo más indicado para tan largo plazo comparar sueldos de entrada, típicos, en distintos niveles o cargos, en aquel momento y actualmente (ej.: médico en su primer año de residencia, sargento de policía nacional, etc. etc.) Lo sé, un imposible :)

    ResponderEliminar
  2. Dalet,
    Bien visto lo del IRPF: si los tipos del IRPF no cambian, cuando alguien pierde un 5% de sueldo bruto pierde menos del 5% de sueldo neto, porque el tipo marginal es más que el tipo medio. En este caso, como hubo una subida en 2012 la cosa se complica. Pero sí, para 2010-2011, el IRPF haría que la bajada de sueldo neto fuera menor que la aparente por el bruto.

    Lo de los 30 años: sí, mi intento no es comparar lo que ganaba la misma persona en los 80 y ahora (algunos quedan), sino lo que ganaba alguien con la misma situación, es decir, por ejemplo, sin trienios ni otros complementos basados en antigüedad o en evaluación, y por lo tanto, con un sueldo "de nivel entrada" como dicen en inglés. O bien, alguien con la misma antigüedad (un número arbitrario de años) entonces y ahora. Teniendo datos de nóminas reales se puede hacer. Y así es como yo calculé que el sueldo de entrada de una maestra en Madrid había ganado poder adquisitivo desde los ochenta.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, otra cosa que yo solía decir en 2012, y a lo mejor iban por ahí los tiros: el poder adquisitivo cobrado por unidad de tiempo. La jornada semanal de los funcionarios ha aumentado en un 7,1% (de 35 a 37,5 h, en algunos casos pasó de 37,5 a 40, que es un aumento menor). En algunos casos esto repercutió sólo en la prestación por hora, y en otros implicó poder reducir o eliminar un complemento por productividad (tipo horas extra) y bajar el sueldo nominal. El número de jornadas anuales también aumentó en un 1,4% o más (al eliminarse tres moscosos o más, en función de antigüedad y administración, aunque esto se aplicó en 2013 pero no 2012, así que no coincidió al final con la supresión de la extra, anunciada originalmente también para 2013). Si juntamos todo, nos sale el 30%, insisto, siempre midiendo por hora. Pero un presidente de CSIF debería haber caído por sí mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cuestión la hemos tratado ya en la radio. Me parece que es mezclar churras con merinas. Una persona pierde poder adquisitivo si su sueldo (real o nominal) baja. Si para ganar ese sueldo tiene que trabajar más horas, lo que pierde no es poder adquisitivo sino otras cosas (calidad de vida, condiciones de trabajo, lo que quieras...pero no poder adquisitivo). Hablar del "poder adquisitivo de la hora trabajada" me parece retorcer el concepto del poder adquisitivo.

      Eliminar
    2. Entiendo que en un país como España donde abundan los trabajos a jornada completa y salarios a fin de mes pueda parecer retorcer el concepto. Pero llamémoslo "hourly wages in dollars adjusted by purchasing power parity", que no es un indicador tan exótico (la OECD reporta el anual y el horario con la misma relevancia). No sería raro ver en un reportaje de Estados Unidos a un trabajador diciendo "como ahora me pagan menos por hora, tengo que trabajar más para mantener a mi familia" (o incluso "cogerme otro empleo").
      Pero de acuerdo, estamos en España. Aún así, como decía en el comentario, una consecuencia del aumento de la jornada puede significar en aquellos que ya hacían más horas, perder todo o parte de su complemento por "productividad" (que viene a significar "horas extra" en el mundo público, curioso uso del término "productividad" que viene a decir casi lo contrario de lo habitual, pero esa es otra historia). Así que antes hacías 40 horas cobrando 5 extras, pero ahora haces las mismas cobrando sólo 2,5 extras. Claro que, caso por caso, puede cambiar: gente que siga haciendo 5 de más pero ahora llegando a 42,5, gente que siga cobrando lo mismo por 2,5 que antes cobraba por 5 (la cuantía de la productividad no está vinculada directamente al número de horas).

      Eliminar
    3. En efecto, si alguien hacía horas extraordinarias, y se las pagaban, y ahora al aumentar la jornada le pagan menos horas extraordinarias, o ninguna, entonces sí, ha habido una pérdida adicional de sueldo por esa vía, que SÍ es pérdida de poder adquisitivo. Como dices, la casuística práctica puede ser enorme.

      Eliminar
  4. Bueno, al menos no se discute como pretendía Montoro, sobre si han bajado los sueldos o no ;-)

    *Les invito a leer mi último post sobre Albert Rivera y su Movimiento Ciudadano: http://yestheycan.blogspot.com/2013/10/albert-rivera-ingravido.html

    ResponderEliminar
  5. A mi juicio, el comentario del señor de CSIF se basa sobre todo en el aumento de la carga impositiva, que no cuantifica. No conozco los detalles del debate ni sus orígenes y por tanto no debería hablar pero me da la impresión de que ha podido ocurrir lo siguiente:

    - Noticia: "Los salarios han bajado un 20% en el sector privado." que en cierta forma vuelve a cargar las tintas contra los funcionarios y no contra la clase política y anejos.
    - Líder bueno o malo (que de todo habrá): "A estoy hay que contestar, ve sacando datos y sumando hasta que se demuestre que nosotros no somos sino otras víctimas e incluso más afectadas que los de la función privada"
    - Analista sindical de turno: "Sumando churras con merinas nos sale un 30%. ¿Quieres que intente sacar un 50% de bajada?"
    - Responsable sindical de turno: "No, déjalo así que, si no, va a cantar mucho"

    Bromas aparte, hace tiempo que mantengo lo siguiente. La mayoría de los funcionarios no se merece los recortes, independientemente de que sean mayores o menores que los que ha sufrido el resto de la sociedad. Otra parte, no desdeñable por cierto, de empleados públicos, semipúblicos, semiprivados, cargos de confianza, elecciones digitales y demás, lo que no se merecen es el sueldo.

    Un saludo, Domingo.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.