22 de julio de 2014

Cómo calcular bien la pérdida salarial de los funcionarios

No sé si se acordarán de mis entradas, hace meses, en el blog (1,2, 3) y mis programas en La Brújula, sobre la pérdida salarial de los funcionarios (1,2)

Básicamente yo discutía las cifras "oficiales" de los sindicatos sobre pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos (decían que era un 30% desde el comienzo de los recortes).

La razón fundamental por la que la pérdida es menor de la que le sale a los sindicatos es que ellos solo cuentan la subida anual de los salarios aprobada cada año en los presupuestos, sin tener en cuenta otras muchas circunstancias por las que los sueldos de la mayoría de las categorías profesionales han subido más (cambios en composición de pagas extras, nuevos complementos, subidas en complementos distintas de la subida marcada para el sueldo base, entre otras cosas).

También decía, en un comentario a una de las entradas, que hacer una media de todos los funcionarios es casi imposible, pero
 hay mucho campo en el que podríamos avanzar. "Cada caso es distinto", sí, pero hay grandes categorías que cubren a muchas personas con las que podríamos hacernos ideas aproximadas mejor que lo que tenemos ahora.
Como decía yo en el programa: podría saber la trayectoria de "empleados tipo", nada más empezar, y tal vez con, pongamos, 20 años de experiencia, en diferentes categorías profesionales. Y con eso ya sabríamos mucho más que ahora.
También escribí entonces que
son precisamente los sindicatos los que si quisieran podrían contarnos esto mejor, porque ellos se saben todas esas ganancias que se han ido obteniendo, porque muchas veces las han ido negociando ellos con los gobiernos respectivos. Pero incluso ellos no podrían dar una respuesta global, sino una por grandes grupos: policías nacionales, maestros de la comunidad autónoma de Aragón, enfermeras del Galicia, y cosas así.
Pues bien, en el blog Vamos a contar verdades han hecho justamente un cálculo de ese tipo, con los sueldos de maestros y profesores de secundaria de la Comunidad Valenciana, teniendo en cuenta los sueldos y los complementos efectivamente pagados entre 2003 y 2014, que incluyen cambios basados en acuerdos entre la Generalitat y sindicatos en diferentes momentos (también enlazados en el texto).

El resultado se resume en esta tabla (en el blog hay enlaces a los datos primarios):



PRIMARIA
Mínimo
Máximo
MEDIA
2014-2003
-1,27
-5,87
-3,16
2014-2009
-13,06
-15,32
-13,81
2014-2013
-0,20
4,41
2,08




SECUNDARIA
Mínimo
Máximo
MEDIA
2014-2003
-6,40
-10,43
-8,07
2014-2009
-14,79
-16,79
-15,46
2014-2013
-0,20
3,91
1,83



Se trata de pérdidas porcentuales de poder adquisitivo, combinando la subida salarial nominal con el IPC, y comparando situaciones iguales dentro de cada categoría respecto a los complementos (0,1,2... trienios, combinados con 0,1,2 sexenios). Es decir se comparan sueldos con el mismo número de trienios y sexenios en cada fecha. La media es simplemente una media aritmética de todas las situaciones, sin ponderar por el número de personas en cada situación (dato variable y que imagino difícil de encontrar).

La pérdida salarial media entre 2009 y 2014 sería para los maestros del 13,8% y para los profesores de secundaria del 15,5%. La máxima pérdida la tendrían algunos profesores de Secundaria (profesores con 10 trienios y 5 sexenios).

Es interesante que si se ve la pérdida desde 2003, es mucho menor (porque entre 2003 y 2009 habían ganado poder adquisitivo, como se ve en algún gráfico enlazado en la entrada), y es como media del 3,2% en primaria y del 8,1% en secundaria. Siempre comparando personas con la misma situación de antigüedad al principio y al final.

[Actualización: no me había dado cuenta de que las tablas enlazadas en el texto llegan hasta 2000. Comparando las subidas de sueldos con la inflación (junio a junio) me sale que desde 2000 a 2014 la pérdida media para un maestro de primaria es del 1,1% y para un profesor de secundaria del 4,9%].

Casualmente, estos datos coinciden con mis cálculos, aproximados, de que la pérdida desde 2009 está más cerca del 15% que del 30% que decía el CSIF. Pero, claro, sólo se aplican a los docentes de la Comunidad Valenciana (no estoy seguro si sólo para funcionarios o también para interinos u otros). Sería excelente que más personas con acceso a datos similares hicieran y publicaran las correspondientes tablas, para otras CCAA o en otras grandes categorías profesionales (en sanidad, policías, guardias civiles). Así sí podríamos discutir en serio sobre los sueldos de los empleados públicos.

4 comentarios:

  1. Solo un agradecimiento por poner correctamente el nombre oficial de la Comunidad Valenciana, y no el nombre "político" del blog original que se nos intenta embutir por algunos sectores.
    Gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Para hacerte una idea. Los funcionarios no docentes de Extremadura, con 1 trienios más, cobramos menos que en el 2009.

    No se cuanto ha subido el IPC en estos 5 años, pero esa subida es perdida completa y un poco más.
    Dudo que llegue al 30% pero desde luego se nota, que la factura de la compra, no deja de subir.

    ResponderEliminar
  3. En los cálculos sobre la perdidad de poder adquisitivo de maestros y profesores no se está teniendo en cuenta un hecho fundamental. No sé en la Comunidad Valenciana, pero en la de Castilla y León desde el cusros 2011-12 los profesores de secundarias estamos trabajando 4 horas léctivas más semanales que antes. Creo que el valor en € de todas estas horas debería de tenerse en cuenta el los cálculos.

    ResponderEliminar
  4. Tengo un puesto muy alto en la administración del Estado, Mi salario bruto anual en 2009 fue de 60.000 €, me he ido a la calculadora del INE, y con subidas del IPC actualmente debería ser de 65.000€, pero es de 54.000 €, es decir, cobro un 83% de lo que cobraría si se hubiese actualizado según el IPC, así que mi perdida es de un 17%.


    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.